if you want to remove an article from website contact us from top.

    una mujer embarazada y con vih puede transmitir el virus a su bebé en cualquier momento del embarazo, durante el parto, al contacto con las secreciones vaginales o durante la lactancia. ¿qué nombre recibe esta forma de transmisión?

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga una mujer embarazada y con vih puede transmitir el virus a su bebé en cualquier momento del embarazo, durante el parto, al contacto con las secreciones vaginales o durante la lactancia. ¿qué nombre recibe esta forma de transmisión? de este sitio.

    VIH, sida y el embarazo: MedlinePlus en español

    Existen varios tratamientos que pueden prevenir que el VIH pase de una madre infectada a su bebé. Entérese aquí sobre el VIH, el sida y el embarazo.

    VIH, sida y el embarazo

    En esta página

    Entérese

    Introducción Comience aquí

    Prevención y factores de riesgo

    Tratamientos y terapias

    Para saber más

    Información no disponible

    Para ver, jugar y aprender

    Información no disponible

    Investigaciones

    Información no disponible

    Recursos

    Información de referencia

    Especialistas

    Para usted

    Información no disponible

    Introducción

    Si tengo VIH, ¿puedo transmitirlo a mi bebé durante el embarazo?

    Si está embarazada y tiene VIH o el sida, existe el riesgo de transmitir el VIH a su bebé. Puede suceder de tres formas:

    Durante el embarazo

    Durante el parto, especialmente si es un parto vaginal. En algunos casos, su médico puede sugerirle hacer una cesárea para disminuir el riesgo durante el parto

    Durante la lactancia

    ¿Cómo puedo evitar transmitirle el VIH a mi bebé?

    Usted puede reducir enormemente el riesgo tomando medicinas para el VIH y el sida. Estos medicamentos también ayudarán a proteger su salud. La mayoría de los medicamentos contra el VIH son seguros de usar durante el embarazo. En general, no aumentan el riesgo de defectos de nacimiento. Pero es importante hablar con su profesional de la salud sobre los riesgos y beneficios de los diferentes medicamentos. Juntos pueden decidir qué medicamentos son adecuados para usted. Luego, debe asegurarse de tomar sus medicamentos con regularidad.

    Su bebé recibirá medicamentos contra el VIH y sida lo antes posible después del nacimiento. Los medicamentos protegen a su bebé de la infección por el VIH que le haya transmitido durante el parto. El medicamento que reciba su bebé depende de varios factores. Estos incluyen la cantidad de virus presente en su sangre (llamada carga viral). Su bebé necesitará tomar medicamentos durante 4 a 6 semanas. Le realizarán varias pruebas para detectar el VIH durante los primeros meses.

    La leche materna puede contener el VIH. En los Estados Unidos, la fórmula infantil es segura y está fácilmente disponible. Por ello, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Academia Americana de Pediatría recomiendan que las mujeres estadounidenses que tienen VIH usen fórmula en lugar de amamantar a sus bebés.

    Algunas mujeres embarazadas con VIH y/o sida pueden no saber que lo tienen. Es importante que todas las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas se realicen la prueba del VIH lo antes posible.

    ¿Qué pasa si quiero quedar embarazada y mi pareja tiene VIH?

    Si está intentando quedar embarazada y su pareja no sabe si tiene VIH, debería hacerse la prueba.

    Si su pareja tiene VIH y usted no, hable con su médico sobre la posibilidad de tomar PrEP. PrEP significa profilaxis previa a la exposición y son medicamentos para prevenir el VIH. La PrEP ayuda a protegerlos a usted y a su bebé del VIH.

    Comience aquí

    Prevención y factores de riesgo

    Tratamientos y terapias

    Información de referencia

    Especialistas

    Comience aquí Prevención y factores de riesgo Tratamientos y terapias Información de referencia Especialistas Tema Imagen

    Conéctese con nosotros

    Conéctese con nosotros Temas de salud relacionados

    Medicinas para el VIH y el sida

    VIH, sida y las infecciones

    VIH y el sida en mujeres

    VIH y sida

    Viviendo con VIH y sida

    Institutos Nacionales de la Salud

    El organismo de los NIH principalmente responsable por realizar investigaciones científicas sobre VIH, sida y el embarazo es el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas

    Exenciones

    MedlinePlus en español contiene enlaces a documentos con información de salud de los Institutos Nacionales de la Salud y otras agencias del gobierno federal de los EE. UU. MedlinePlus en español también contiene enlaces a sitios web no gubernamentales. Visite nuestras cláusulas de exención de responsabilidad sobre enlaces externos y nuestros criterios de selección.

    fuente : medlineplus.gov

    La transmisión de ITS de madre a hijo

    Guía completa sobre ITS y embarazo

    Un proyecto elaborado junto a

    . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

    La transmisión de ITS de madre a hijo

    Tiempo de lectura: 7 min

    Las mujeres embarazadas se pueden infectar de una infección de transmisión sexual (ITS) del mismo modo que las mujeres no embarazadas, pero con el agravante de que algunas de estas infecciones, si no se tratan en el momento adecuado, se pueden transmitir e infectar al feto o al recién nacido. Por tanto, es importante que durante todo el embarazo se mantengan las medidas preventivas que se exponen en el apartado anterior. La falsa seguridad que da el no tener que protegerse de un embarazo no deseado puede disminuir la percepción de riesgo, tanto por parte de la propia embarazada como de su pareja sexual y relajar la utilización del preservativo.

    Dependiendo del tipo de ITS, la infección se puede transmitir durante el embarazo a través de la placenta, en el momento del parto al entrar el feto en contacto con las secreciones vaginales, o incluso después del parto a través de la lactancia materna como puede pasar con el VIH.

    En el recién nacido infectado algunas de estas infecciones pueden producir síntomas específicos como conjuntivitis (clamidia y gonococo), otras pueden producir una infección neonatal grave (herpes genital), otras pueden pasar desapercibidas al nacimiento y convertirse en una infección crónica (VIH, hepatitis B y C) y, algunas si no se diagnostican y tratan, pueden ocasionar secuelas físicas y mentales permanentes en el bebé (sífilis). Afortunadamente, si la infección se diagnostica en la gestante y el tratamiento se administra de forma adecuada, se  puede prevenir la infección en el feto y el recién nacido en la mayoría de los casos.

    En general, los síntomas de las ITS no son distintos de las mujeres no embarazadas, aunque, ocasionalmente, los síntomas pueden ser más aparentes. Las infecciones con mayor riesgo serán aquellas que no den síntomas. Por este motivo, durante el embarazo está indicado realizar el estudio de algunas ITS con riesgo de transmisión al bebé que podrían pasar desapercibidas.

    Por el doble riesgo materno y fetal es especialmente importante que las ITS se traten durante el embarazo. Para no perjudicar al feto, los tratamientos pueden ser distintos a los que se dan fuera del embarazo y, por tanto, es importante evitar la automedicación.

    Embarazo y Parto

    Infección con repercusión fetal o neonatal

    VIH. Toda mujer debe realizarse un test del VIH durante el embarazo. La infección por el VIH puede transmitirse al recién nacido durante el embarazo, en el parto, o a través de la leche materna. Actualmente, se dispone de medidas de prevención muy eficaces para evitar que el bebé se infecte. Se recomienda que cualquier embarazada infectada por el VIH realice tratamiento antirretroviral combinado y se mantenga con un nivel de virus no detectable en sangre el máximo tiempo posible. Si el control de la infección es óptimo, el parto puede ser vaginal, aunque en determinadas situaciones se recomienda la realización de cesárea. La lactancia materna está contraindicada en nuestro medio en todos los casos. El embarazo en una mujer infectada por el VIH puede tener un mayor riesgo de complicaciones, por lo que debe controlarse en una unidad especializada, y de forma coordinada con el médico que controla la infección por el VIH.Hepatitis B y C. La infección por Hepatitis B debe ser estudiada en el embarazo en todas las mujeres. La infección por Hepatitis B puede transmitirse al recién nacido, principalmente, durante el parto, aunque en algunos casos también durante el embarazo. Debe administrarse un tratamiento y la primera dosis de la vacuna al recién nacido en las primeras horas de vida para evitar que se infecte. Además, algunas mujeres pueden necesitar tratamiento durante el tercer trimestre del embarazo para prevenir la infección del bebé o por su propia salud. Se recomienda descartar la infección por Hepatitis C en el embarazo si tiene determinados factores de riesgo (ser portadora de un tatuaje o piercing, uso de drogas, haber recibido una transfusión o trasplante hace años, pareja con Hepatitis C, alteración del hígado). La Hepatitis C puede trasmitirse al bebé en aproximadamente un 3% de los casos. Existen tratamientos para poder curar la infección que se pueden administrar después del parto.Sífilis. El test de sífilis debe realizarse al menos una vez durante el embarazo en todas las mujeres, y en los casos de mayor riesgo se repite en cada trimestre. La sífilis, además de afectar a la mujer, también puede transmitirse al bebé durante el embarazo, produciendo la sífilis congénita. La sífilis congénita puede provocar un aborto o muerte fetal, o determinadas malformaciones y discapacidad intelectual en el recién nacido. Los casos de sífilis más activa tendrán mayor riesgo de afectar al bebé. Existe un tratamiento muy efectivo tanto para la madre como para el feto, que previene o cura la sífilis congénita. Cualquier gestante con test de sífilis positivo que no haya sido tratada antes debe realizar tratamiento durante el embarazo. Se recomienda el uso de preservativo y el estudio de la sífilis en las parejas sexuales, para evitar volver a infectarse.Herpes genital. Si existe el antecedente de infección por herpes genital es frecuente que reaparezca algún episodio durante el embarazo (recurrencia).  Durante el parto el virus se puede transmitir al recién nacido, sobre todo, en los casos con un primer episodio de herpes en el momento del parto o en las semanas previas. La infección del neonato puede ser muy grave y aparecer después de unos días del nacimiento, produciendo lesiones en la piel, los ojos o el sistema nervioso central. La cesárea puede proteger de la transmisión al recién nacido y, por este motivo, se recomienda si existen lesiones de herpes en el momento del parto y en los casos con una primera infección en las últimas semanas del embarazo. Se recomienda que las embarazadas con algún episodio de herpes genital durante el embarazo (primer episodio o recurrencia) reciban tratamiento las últimas semanas del embarazo hasta el parto para prevenir episodios de herpes en el momento del parto y poder tener así un parto vaginal con seguridad.

    fuente : www.clinicbarcelona.org

    ¿Qué es el VIH? / información básica

    Por sus siglas en inglés significa: Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Este virus afecta a las células de defensa de nuestro cuerpo, l...

    ¿Qué es el VIH? / información básica

    ¿Qué es el VIH? / información básica Por sus siglas en inglés significa: Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Este virus afecta a las células de defensa de nuestro cuerpo, llamadas linfocitos T CD4. Si la infección no es controlada evoluciona con mayor rapidez a lo que llamamos SIDA.

    Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el sida | 29 de julio de 2020

    El Virus de la Inmunodeficiencia Humana - VIH

    Este virus se encuentra en la sangre, en los fluidos de los órganos sexuales (líquido preeyaculatorio, semen, secreción vaginal) y en la leche materna.

    Una vez que el VIH se encuentra dentro de las células de nuestro cuerpo, las utiliza para replicarse sin causar molestias, a esta etapa se le llama asintomática.

    ¿Cómo se transmite el VIH?

    Existen tres vías de transmisión:

    Sexual

    Por contacto sexual no protegido (pene-ano, pene-vagina pene-boca) con una persona con VIH.

    Sanguínea

    Por transfusiones de sangre o sus derivados (plasma, plaquetas) que tienen virus.

    Por trasplante de órganos con VIH.

    Por compartir agujas/jeringas en personas usuarias de drogas inyectables (UDI).

    Perinatal

    Una mujer embarazada con VIH puede transmitir el virus al bebé en cualquier momento del embarazo.

    Durante el parto, a través del canal vaginal por el contacto del bebé con las secreciones vaginales potencialmente infectadas.

    Por medio de la leche materna (lactancia).

    ¿Quién puede adquirir el VIH?

    Mujeres, hombres, jóvenes y niños que se expongan a cualquiera de las formas de transmisión (sexual, sanguínea y perinatal) no importando raza, orientación sexual, nivel socioeconómico ni religión.

    ¿Cómo saber si tengo el VIH?

    La única forma de saberlo es mediante una prueba de laboratorio que detecta anticuerpos contra el virus en sangre o saliva.

    ¿Qué tipos de pruebas hay para detectar el virus?Hay 2 pruebas de detección: indirectas y directasLas indirectas, detectan la presencia de anticuerpos anti-VIH y son:

    De tamizaje o presuntivas, como ELISA, SERODIA y pruebas rápidas.

    Confirmatorias, como Western blot.

    Toda prueba indirecta positiva (ELISA o RÁPIDA) debe ser confirmada por Western blot. Estas pruebas son las utilizadas por el sector salud.

    Las directas, detectan la presencia del virus en el organismo y son:

    Cultivo viral.

    Confirmatorias, como Western blot.

    Toda prueba indirecta positiva (ELISA o RÁPIDA) debe ser confirmada por Western blot. Estas pruebas son las utilizadas por el sector salud.

    fuente : www.gob.mx

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 12 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder