if you want to remove an article from website contact us from top.

    son el conjunto de ideas, creencias y expectativas arraigadas en la conciencia social, mediante las cuales se atribuyen características y comportamientos a las personas, dependiendo de su sexo.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga son el conjunto de ideas, creencias y expectativas arraigadas en la conciencia social, mediante las cuales se atribuyen características y comportamientos a las personas, dependiendo de su sexo. de este sitio.

    Revista Comunicar

    Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás

    Revista Comunicar 12: Estereotipos en los medios: educar para el sentido crítico (Vol. 6 - 1998)

    Los estereotipos como factor de socialización de género

    https://doi.org/10.3916/C12-1999-12

    Blanca González-Gabaldón

    Abstract

    La autora parte de un detallado estudio sobre las distintas funciones asignadas a los estereotipos desde diferentes plataformas, para acabar adentrándose en el estudio de un estereotipo concreto: el de género, cuya denominación social es aún hoy día indiscutible. En el análisis de este estereotipo se profundiza en los motivos que pudieran haber llevado a la creación de este dualismo genérico cuya influencia sobre nuestra vida cotidiana es innegable. Se termina este trabajo depositando una confiada esperanza en el fin de la discriminación que este estereotipo genera.

    Keywords

    Archivo PDF español

    1. Definición y funciones

    Este trabajo pretende aclarar el concepto de estereotipo a causa de la decisiva importancia que tiene su transmisión en todos los procesos educativos y socializadores. Como se ha podido comprobar en numerosas investigaciones, los estereotipos cubren una amplia zona de las creencias sociales y tienen una función de primer orden en la construcción de la identidad social.

    El concepto de estereotipo es uno de los más controvertidos y en revisión actualmente a causa de su vinculación con los prejuicios y la discriminación. Entendemos por «estereotipo », aceptando la propuesta de Mackie (1973), aquellas creencias populares sobre los atributos que caracterizan a un grupo social (por ejemplo, los alemanes, los gitanos, las mujeres), y sobre las que hay un acuerdo básico.

    La relación entre los conceptos «estereotipo », «prejuicio» y «discriminación» es muy estrecha. Este modo de abordar la relación existente entre estos términos parte de una concepción clave: la consideración de que están íntimamente unidos al concepto de actitud como un fenómeno compuesto por tres componentes: cognitivo (lo que sé del asunto), afectivo (las emociones que me suscita) y conductual (la conducta que, como consecuencia, desarrollo).

    Definimos el «prejuicio» como el conjunto de juicios y creencias de «carácter negativo» con relación a un grupo social. Son considerados como fenómenos compuestos de conocimientos, juicios y creencias, y como tales constituidos por «estereotipos»; es decir, el estereotipo sería el componente cognitivo (juicio, creencia) de los prejuicios (que son siempre de carácter negativo). Es evidente que aunque existe una íntima conexión entre estereotipos negativos y prejuicios, existen multitud de estereotipos que no van asociados a prejuicios. Por ejemplo, los estereotipos positivos de multitud de grupos (se pueden citar la dulzura y sensibilidad atribuidas a las mujeres o la abnegación que se supone a padres y madres al cuidar a sus hijos). Sin embargo, también es preciso señalar que en ocasiones un estereotipo positivo sobre una categoría social va a conllevar un reconocimiento prejuicioso y dañino; acabamos de citar el caso de las mujeres, consideradas delicadas, sensibles, débiles... a causa de lo cual la sociedad reacciona negándoles derechos y oportunidades, como el de acceder a trabajos considerados rudos tradicionalmente. Ello en el fondo encierra un trato discriminatorio y un intento de mantener y dar justificación a los sentimientos de superioridad y autoafirmación de un grupo sexual (varones) frente a otro (mujeres). Algo semejante puede suceder entre el mundo adulto y la infancia, o entre personas cultas e incultas. Se trata de una situación social muy habitual que se debe a una circunstancia relacionada con el componente conductual asociado al prejuicio. Es lo que conocemos como «discriminación»; la conducta de falta de igualdad en el tratamiento otorgado a las personas en virtud de su pertenencia al grupo o categoría social en cuestión sobre el que existe un cierto prejuicio (León Rubio, 1996). Por todo esto, hemos de volver a insistir en la necesidad de que los docentes conozcan estos mecanismos que tanto pueden definir la personalidad de su alumnado.

    Tradicionalmente se han estudiado los estereotipos desde dos perspectivas teóricas, la «psicoanalítica» y la «sociocultural». En fechas recientes se les ha unido una nueva orientación, la «sociocognitiva». Para el enfoque psicoanalítico desempeñan una función defensiva, de desplazamiento y de satisfacción de necesidades inconscientes. Para la perspectiva sociocultural surgen del medio social y su función es ayudar al individuo a ajustarse a unas normas sociales. Desde el planteamiento sociocognitivo no son más que asociaciones entre unos atributos determinados y unos grupos también determinados.

    Entre las funciones que desempeñan los estereotipos la más importante (Tajfel, 1984) es su valor funcional y adaptativo, pues nos ayudan a comprender el mundo de manera simplificada, ordenada, coherente, e incluso nos facilitan datos para una determinada posibilidad de predicción de acontecimientos venideros. Es, en definitiva, un claro servicio que supone un ahorro de esfuerzos analíticos y sobre todo del tiempo y las preocupaciones que nos supondría el tener que enfrentarnos a un medio social siempre desconocido y novedoso, desordenado y caótico y tener que buscar en él los datos que nos ayuden a dominarlo y adaptarnos.

    El fenómeno de la estereotipia se puede entender dentro del amplio contexto de la categorización. Respondiendo a una necesidad de simplificación, de ordenación de nuestro medio, el ser humano, en situación social, tiende a categorizar, a recurrir a generalidades que le faciliten el conocimiento del mundo y una comprensión más coherente del mismo. En esa tarea simplificadora buscamos uniformidades en el ambiente que supongan una formade economía y un ahorro de análisis y de esfuerzos en nuestras percepciones e incluso nos ayuden a predecir un posible evento.

    fuente : www.revistacomunicar.com

    Roles de Género

    El término explica el conjunto de conductas y expectativas, que deben regir la forma de ser, sentir y actuar de las mujeres y los hombres. A pesar de la persistencia de estos roles asignados a unas y...

    ROLES DE GÉNERO

    El término explica el conjunto de conductas y expectativas, que deben regir la forma de ser, sentir y actuar de las mujeres y los hombres. A pesar de la persistencia de estos roles asignados a unas y otros a partir de estereotipos de género, en muchas culturas y sociedades actuales aún prevalecen en las relaciones familiares, sociales o laborales.

    Los roles de género establecen socialmente las tareas y responsabilidades asignadas a los sexos, algunos ejemplos pueden ser:

    Rol productivo: son aquellas actividades que desarrollan mujeres y hombres en el ámbito público con el fin de producir bienes y servicios, y que generan ingresos y reconocimiento.

    Rol reproductivo: son actividades de reproducción social que garantizan el bienestar y la supervivencia de la familia, incluye las actividades domésticas y de cuidados. Estas tareas son realizadas especialmente por mujeres.

    Rol de gestión comunitaria: son actividades que aseguran la provisión y mantenimiento de recursos escasos para el consumo colectivo, como agua y educación. Lo realizan principalmente mujeres a nivel comunitario.

    Rol de política comunitaria: es un rol de liderazgo a nivel comunitario, realizado particularmente por hombres, puede ser remunerado y con ello generar poder o estatus.

    Triple rol: refiere a la realización simultánea de actividades correspondientes al rol productivo, reproductivo y comunitario, lo que implica el alargamiento y fragmentación de los horarios de trabajo de las mujeres.

    En virtud de que estos roles son papeles construidos y aprendidas en la sociedad, pueden modificarse a partir del respeto a los derechos humanos de las personas y al despliegue de sus libertades y capacidades.

    Esta noción ha jugado un papel muy importante no sólo en los estudios feministas y de género, también en los anuarios estadísticos oficiales, en diagnósticos, evaluaciones o formulaciones de políticas públicas que implican visualizar el rol de las mujeres en determinados contextos y proyectos, el impacto de la intervención en éstos y en las relaciones de género.

    Roles de Género

    Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres

    Segregación Ocupacional

    fuente : campusgenero.inmujeres.gob.mx

    Conceptos para la Gestión de la Igualdad de Género en las Organizaciones

    Para producir cualquier cambio en nuestro entorno que mejore nuestras condiciones de vida, es fundamental iniciar un proceso de sensibilización en igualdad de género. Iniciar este camino conlleva un proceso de cambio de perspectiva.

    Inicio › Actualidad › Noticias › Conceptos para la Gestión de la Igualdad de Género en las Organizaciones

    Conceptos para la Gestión de la Igualdad de Género en las Organizaciones

    Conceptos para la Gestión de la Igualdad de Género en las Organizaciones Conceptos para la Gestión de la Igualdad de Género en las Organizaciones

    Para producir cualquier cambio en nuestro entorno que mejore nuestras condiciones de vida, es fundamental iniciar un proceso de sensibilización en igualdad de género. Iniciar este camino conlleva un proceso de cambio de perspectiva.

    AddThis Sharing Buttons

    Share to LinkedIn Share to Facebook Share to Twitter Share to WhatsApp Share to Correo 20 Noviembre 2020

    GestiónAmbiente Laboral Derechos humanos Gestión del cambio IgualdadGlobal

    Redacción

    Debemos ser conscientes de la existencia de estereotipos, creencias y valores que asignan diferentes papeles, actitudes y comportamientos a mujeres y hombres, y que estos, conllevan consecuencias que afectan al proyecto vital individual y colectivo de las personas, así como a la conformación de nuestra sociedad. Por ello, transformar estos estereotipos, estas creencias y valores, resulta esencial para generar cambios justos y duraderos.

    Es cierto que han ocurrido numerosos cambios en las últimas décadas que han venido de la mano de la participación e incorporación de las mujeres al mercado laboral, pero esta incorporación no ha ido acompañada de cambios ni en la estructura social, ni en la organización de la vida dentro del espacio doméstico y el privado, ni en la visión que se tiene todavía del desempeño de las mujeres en el ámbito productivo.

    ¿Cuál es el resultado? Mujeres que renuncian a trabajar fuera del hogar para cuidar de otras personas (hijos/as, dependientes,…), mujeres con medias jornadas laborales y por lo tanto con menor cotización e ingresos y oportunidades de promoción, y mujeres que siguen desarrollando las tareas domésticas y de cuidado, realizando doble o triple jornada laboral.

    La Socialización diferencial

    La socialización diferencial es un factor clave en el fomento de las desigualdades de género. Por eso resulta vital saber qué es y cómo nos perjudica como personas esta forma de socializar.

    Atendiendo a autores como Anthony Giddens, las personas interiorizan actitudes, valores, expectativas y comportamientos característicos de la sociedad en la que han crecido.

    Gracias a este proceso los personas aprenden a desenvolverse. Al seguir las pautas socialmente aceptadas, una persona se verá recompensada o castigada según su comportamiento. Esta realidad está totalmente interiorizada.

    La socialización diferencial implica estilos cognitivos, conductuales y de actitud, así como códigos morales diferentes según el género del individuo. Un proceso que conduce a la creación de normas estereotipadas asignadas a la conducta de cada persona en referencia a su género.

    Para hablar de socialización diferencial debemos hablar del Sistema Sexo-Género. Es necesario recordar qué entendemos por sexo y por género ya que existe confusión terminológica  respecto a ambos:

    Cuando hablamos de sexo nos referimos a los elementos que constituyen las diferencias entre machos o hembras. En las personas se refiere a las diferencias biológicas, es decir, anatómicas y fisiológicas, entre mujeres y hombres, que hacen posible la reproducción

    Sin embargo, cuando hablamos de género, nos referimos a la construcción cultural que hace una sociedad a partir de las diferencias biológicas.

    El Género

    Indica las diferencias entre hombres y mujeres desde un punto de vista social y cultural.

    Es una construcción socio-cultural que define diferentes características emocionales, intelectuales y de comportamiento por el hecho de ser hembras o machos (el sexo biológico).

    Es un conjunto de ideas, creencias, representaciones y atribuciones construidas en cada cultura, tomando como base la diferencia sexual.

    Mediante esta construcción se adscriben cultural y socialmente aptitudes, roles sociales y actitudes diferenciadas para los hombres y las mujeres atribuidas por el sexo biológico.

    El género se basa en estereotipos

    A partir de la teoría del género, se puede entender cómo en las sociedades patriarcales, con el fin de mantener la hegemonía de los hombres en los órganos de poder, y así preservar las situaciones de dependencia de las mujeres respecto de los hombres, se atribuye a hombres y mujeres papeles distintos, en función de su sexo.

    Pero lo “femenino” y lo “masculino” no son hechos naturales o biológicos, sino construcciones culturales (el género). Hablamos de funciones, de tareas a realizar, de responsabilidades que asumir y todo ello llega incluso a determinar que mujeres y hombres no tengan las mismas oportunidades de ejercer los derechos que les corresponden.

    fuente : www.prevencionintegral.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 9 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder