if you want to remove an article from website contact us from top.

    qué motivó a los tlaxcaltecas para que se unieran a los españoles y ayudaran a la conquista?

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga qué motivó a los tlaxcaltecas para que se unieran a los españoles y ayudaran a la conquista? de este sitio.

    6. ¿Por qué formaron una alianza con los españoles?

    6. ¿Por qué formaron una alianza con los españoles?

    La imagen que representa la alianza entre españoles y quauhquecholtecas en el Lienzo.

    ‹ ›

    ¿Por qué se aliaron los quauhquecholtecas a los españoles, quienes se suponía eran sus enemigos?

    Hasta la llegada de los españoles, en 1519, Quauhquechollan fue escenario de agitadas guerras, hasta que finalmente fue conquistada por el Imperio mexica. La incorporación al Imperio mexica significaba la pérdida de sus riquezas y del estatus de sus nobles.

    Cuando los señores de Quauhquechollan se aliaron a los españoles en 1520, ellos estaban a la espera de una ocasión para progresar. Era la oportunidad de lograr dos metas:

    mejorar su situación social y política en la región, al aliarse con un ejército exitoso

    liberarse de la opresión de los odiados mexicas (cuya capital era Tenochtitlan, hoy ciudad de México)

    fuente : lienzo.ufm.edu

    El Lienzo de Tlaxcala; los tlaxcaltecas y su labor en la conquista

    Este documento que da cuenta de un pueblo que se pensaba conquistador al igual que los españoles.

    El Lienzo de Tlaxcala; los tlaxcaltecas y su labor en la conquista

    El Lienzo de Tlaxcala; los tlaxcaltecas y su labor en la conquista Este documento que da cuenta de un pueblo que se pensaba conquistador al igual que los españoles.

    Secretaría de Cultura | 04 de septiembre de 2019

    Lienzo de Tlaxcala

    La empresa liderada por Hernán Cortés para conquistar Tenochtitlan tuvo como importante estrategia la búsqueda de una alianza bélica con Tlaxcala, pueblo que poseía una larga historia de enemistad con el imperio mexica. Esta animadversión fue una oportunidad para los españoles, quienes buscaban un aliado eficaz en su proyecto de ocupación, no solo de Tenochtitlan sino de otros territorios.

    La coalición entre los tlaxcaltecas y los españoles fue determinante en la derrota del imperio mexica; y aun después de la caída de éste, los soldados tlaxcaltecas continuaron colaborando con los españoles conquistadores en diferentes afrentas. Los beneficios obtenidos con este pacto no solo fueron para Cortés y sus hombres, sino que los tlaxcaltecas tuvieron como recompensa la caída de su principal enemigo, la obtención de una serie de privilegios en la época virreinal y el mantenimiento de una alianza que perduraría por varios siglos.

    La constancia de la estrecha colaboración bélica entre Tlaxcala y los españoles ha sido registrada en múltiples documentos, tal es el caso del denominado Lienzo de Tlaxcala, el cual fue elaborado a mediados del siglo XVI y reúne imágenes sobre la participación de los tlaxcaltecas en la conquista como aliados de los españoles.

    La pictografía del documento presenta elementos tanto de origen prehispánico como europeo y retrata las cuatro cabeceras con sus respectivas insignias (Quiyahuiztlan, Tepeticpac, Ocotelolco, Tizatlan), sus palacios y principales (Citlalpopocatzin, TIehuexolotzin, Maxiscatzin, Xicohténcatl).

    En el centro de la lámina se encuentra representado un cerro que en su interior tiene una iglesia que ostenta en su fachada la imagen de la virgen María; debajo de esta iglesia y arriba de una cruz está plasmado el escudo de la Casa de Habsburgo. También aparecen representadas diversas autoridades españolas, como gobernantes y funcionarios posteriores a Hernán Cortés, figura con la que inicialmente se estableció la alianza.

    Adicionalmente el lienzo cuenta con más de 80 escenas que abordan, entre otros sucesos, el arribo de los españoles, el pacto rumbo a la derrota de los mexicas, la conquista en sus diferentes fases, la matanza de Cholula y la caída de Cuauhtémoc.

    El Lienzo de Tlaxcala fue realizado a petición del Cabildo de Tlaxcala y del virrey Luis de Velasco en 1552 con la intención de comunicar a la corona española la colaboración de los tlaxcaltecas en la conquista. El objetivo de este documento era demostrar a la corona que, debido a su papel en la conquista, Tlaxcala era merecedora de ciertos privilegios, como la disminución o indulgencia del pago de tributos que las autoridades virreinales imponían a las provincias.

    Se cree que en un inicio fueron elaborados tres documentos originales cuyos destinos eran España, Ciudad de México y el Cabildo de Tlaxcala. Sin embargo, se desconoce el paradero de todos estos documentos.

    Del lienzo original que se encontraba en el Cabildo de Tlaxcala fue elaborada una copia por Manuel Yllañes, esta réplica es una de las más conocidas y difundidas y se encuentra bajo resguardo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH); a su vez existen por lo menos tres copias de este documento que se encuentran en diversas instituciones, como la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, Estados Unidos.

    Existen una serie de documentos que fueron realizados posteriormente al Lienzo de Tlaxcala y que guardan una estrecha relación con él, pues comparten representaciones pictográficas y glosas en náhuatl, tal es el caso del denominado Códice Tlaxcala, nombre que se le da a los documentos pictográficos de la obra “Descripción de la ciudad y de la provincia de Tlaxcala de la Nueva España e Indias del mar Océano para el buen gobierno y ennoblecimiento de ellas”, realizado hacia 1585 y autoría del historiador Diego Muñoz Camargo; actualmente este documento es conocido como Manuscrito de Glasgow.

    También destaca la serie de cuatro fragmentos que se localizan en la Universidad de Texas y que son conocidos comúnmente como los Fragmentos de Texas. Estas láminas corresponden a diversas escenas del Códice de Tlaxcala y el Lienzo de Tlaxcala.

    El Lienzo de Tlaxcala es considerado una pieza fundamental en el conocimiento de las estratagemas para el éxito de la conquista, así como un documento que da cuenta de un pueblo que se pensaba conquistador al igual que los españoles.

    DOL

    fuente : www.gob.mx

    El papel de los tlaxcaltecas en la Conquista

    Cortés forjó una alianza con Tlaxcala y marchó hacia Tenochtitlan con un gran ejército a su lado.

    Cortés y los señores tlaxcaltecas, encabezados por Xicoténcatl, arreglan su alianza y Malintzin traduce. Lienzo de Tlaxcala, copia, Museo de la Memoria de Tlaxcala, 2003. Foto: S. Wood.

    Hernán Cortés saluda a Xicoténcatl. Lienzo de Tlaxcala. Mediados del siglo XVI. Benson Latin American Collection, Universidad de Texas, Austin, Estados Unidos. Tomado de: Smith.Edu/Vistas/Vistas_Web/ Gallery/Detail/Tlaxcala_Det.Htm

    Cortés y los señores tlaxcaltecas, encabezados por Xicoténcatl, arreglan su alianza y Malintzin traduce. Lienzo de Tlaxcala, copia, Museo de la Memoria de Tlaxcala, 2003. Foto: S. Wood.

    Hernán Cortés saluda a Xicoténcatl. Lienzo de Tlaxcala. Mediados del siglo XVI. Benson Latin American Collection, Universidad de Texas, Austin, Estados Unidos. Tomado de: Smith.Edu/Vistas/Vistas_Web/ Gallery/Detail/Tlaxcala_Det.Htm

    MÉXICO ANTIGUO

    EL PAPEL DE LOS TLAXCALTECAS EN LA CONQUISTA

    FLORINE ASSELBERGS

    Cuando los españoles llegaron a territorio tlaxcalteca, los señores tlaxcaltecas hicieron una elección esencial para el resultado de la conquista española: fraguaron una alianza. Capitanes y soldados tlaxcaltecas se distinguieron subsecuentemente en muchas conquistas españolas proveyendo lo que era necesario para la victoria. A cambio, los tlaxcaltecas fueron recompensados con títulos, tierras y privilegios en una alianza estratégica que continuaría hasta bien entrado el siglo XVIII.

    Cuando Hernán Cortés se propuso conquistar Tenochtitlan, estratégicamente viajó vía Tlaxcala con la esperanza de sacar provecho de una enemistad de siglos entre Tlaxcala y el imperio azteca. Su táctica rindió frutos. Se forjó una alianza y pronto marcharía Cortés hacia Tenochtitlan con un gran ejército tlaxcalteca a su lado.

    Después de que su enemigo común fue derrotado, capitanes y soldados tlaxcaltecas continuaron activos en el ejército de Cortés, entre otras ocasiones en 1522, cuando partieron a Pánuco. Durante las campañas de conquista en Guatemala, entre 1524 y 1527, Pedro y Jorge de Alvarado tuvieron también en sus filas a un crecido número de tlaxcaltecas, y estos últimos viajarían con los españoles tan al sur que llegaron a Nicaragua.

    Entretanto, en 1530, Nuño de Guzmán aprovechó los servicios de tlaxcaltecas en el noroeste de México, y más tarde soldados tlaxcaltecas marcharían a la región del Mixtón (1540-1541) y a la Guerra Chichimeca en Nueva Galicia (1550-1590). La mayor parte de los conquistadores tlaxcaltecas nunca volvieron a su tierra. Si no murieron, se asentaron en áreas recientemente conquistadas para vencer la resistencia local y ayudar a pacificar la región.

    Aunque los tlaxcaltecas no fueron los únicos aliados indígenas de los españoles, se contaron entre los primeros y su papel está relativamente bien documentado. Figuran de manera prominente en las relaciones de conquistadores y cronistas españoles –sin que se les aprecie del todo. Cuentan también su propia historia en peticiones, cartas y probanzas de méritos (a menudo inéditas) dirigidas al rey español, así como en documentos pictóricos hechos por los tlacuiloque (escritores-pintores) tlaxcaltecas, como el famoso Lienzo de Tlaxcala.

    Llegada de los españoles

    Los españoles arribaron a tierras tlaxcaltecas en septiembre de 1519. En ese tiempo, Tlaxcala era una de las más fuertes entidades políticas del Centro de México, a pesar de hallarse también económicamente aislada y en guerra continua con el poderoso imperio azteca. Aunque los mexicas nunca conquistaron Tlaxcala, numerosos hombres y jóvenes tlaxcaltecas perdieron la vida combatiendo o, si eran capturados, sacrificados en los altares de Tenochtitlan. Cortés había llegado a Tlaxcala, por tanto, en busca de un fuerte aliado.

    Los historiadores ofrecen informes contradictorios respecto al establecimiento de la alianza hispano- tlaxcalteca. Una narración sostiene que los señores tlaxcaltecas recibieron a los españoles amistosamente, ansiosos de aliarse con ellos. Otra asevera que enviaron al principio grandes ejércitos para derrotar a Cortés, y que “la consternación acerca del arribo de los españoles en Tlaxcala fue tal que sólo los guerreros habían permanecido en la ciudad, y que el resto de la población había huido a esconderse en las cuevas de la montaña Matlalcueyes”. Esto produjo que los señores tlaxcaltecas se dividieran. Unos votaron por la resistencia militar, de aquí la hostil recepción inicial. Otros votaron por la negociación. Sólo después de tres ataques militares infructuosos contra el ejército de Cortés, la voz de los últimos prevaleció.

    Animados por Xicoténcatl, el jefe tlaxcalteca de Tizatlan, los señores mudaron su estrategia y decidieron hablar con el hombre que decía que “venía en nombre de un gran señor que se llamaba el emperador D. Carlos”. En esta reunión, Cortés les dijo a los señores que venía a “visitar y ayudar en lo que se ofreciese y a castigar a Moctheuzoma”, al que incluyó estratégicamente como “su capital enemigo”. Pronto, después de las cortesías habituales, ritos de entrega de regalos y negociaciones, la alianza fue un hecho. Para consolidar la nueva alianza, los señores tlaxcaltecas entregaron sus hijas a los capitanes españoles, algunas de las cuales servirían más tarde como enlaces cruciales entre los capitanes españoles y sus amigos tlaxcaltecas.

    fuente : arqueologiamexicana.mx

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 8 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder