if you want to remove an article from website contact us from top.

    proceso que se produce durante la formación de orina por el cual el agua y la mayor parte de los solutos se movilizan a través de la pared de los capilares glomerulares hacia la capsula de bowman y luego hacia el tubo renal.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga proceso que se produce durante la formación de orina por el cual el agua y la mayor parte de los solutos se movilizan a través de la pared de los capilares glomerulares hacia la capsula de bowman y luego hacia el tubo renal. de este sitio.

    G367: Tema 2. Filtración glomerular

    Tema 2. Filtración glomerular

    La filtración glomerular es el paso de líquidos desde el capilar glomerular a la nefrona por procedimientos exclusivamente físicos. La energía necesaria para llevar a cabo la filtración es proporcionada por el corazón y no por los riñones.

    2.1 Membrana glomerular

    En los capilares glomerulares la sangre, que llega con una presión de aproximadamente un 60% de la presión arterial media, se ve expuesta a una membrana de filtración de 1 m2 que separa el plasma del espacio de Bowman.

    © Pearson Education, Inc., publishing as Benjamin Cummings, 2007.

    Los capilares glomerulares son fenestrados, la membrana basal tiene un espesor de 0,2-0,3 micras, las células epiteliales (podocitos) contactan con la membrana basal y en el intersticio se encuentran células mesangiales que ajustan el flujo sanguíneo capilar y por lo tanto la filtración glomerular.

    @ Benjamin Cummings, an imprint of Addison Wesley Longman, Inc., 2001.

    Así la mayor barrera la forma la membrana basal. Los solutos con un Pm inferior a 10.000 atraviesan libremente; e iones y metabolitos se encuentran en igual concentración en el plasma que en el espacio de Bowman. Las moléculas mayores presentan una difusión restringida, que cesa cuando la molécula alcanza un Pm 70.000-100.000.

    Debido a la acción de la alta presión hidrostática existente en los capilares, un ultrafiltrado atraviesa esta barrera 100 veces más rápido que en los capilares tisulares normales.

    2.2 Tasa de filtración glomerular (TFG) o velocidad de filtración glomerular (VFG)

    La tasa de filtración glomerular (GFR: ) es el flujo neto de ultrafiltrado que pasa a través de la membrana en la unidad de tiempo.

    GFR = Area · Kf (coeficiente de filtración). Presión eficaz de filtración.Presión eficaz de filtración (PFG) = Presiones a favor de la filtración – Presiones en contra.

    • Presiones a favor = Presión arterial (Presión hidrostática capilar) + Presión coloidosmótica en el espacio de Bowman.

    • Presiones en contra = Presión hidrostática en el espacio de Bowman + Presión coloidosmótica capilar.

    Presión hidrostática capilar o presión arterial: 60 mm Hg (~constante).

    Presión hidrostática en la cápsula de Bowman: 15 mm. Hg.

    Presión coloidosmótica capilar : 28 mm. Hg.

    Presión coloidosmótica capilar : 40 mm. Hg.

    Presión coloidosmótica en el espacio de Bowman: 0 mm. Hg.

    Realizado el sumatorio, en el extremo aferente del capilar glomerular, la presión eficaz o neta de filtración es de 17 mm Hg. y en el extremo eferente de 5 mm Hg. Lo que supone que en esta red capilar el único movimiento de agua y solutos es hacia fuera del capilar.

    2.2.1  Medida de la tasa de filtración glomerularConsiderando un soluto que presente las siguientes características:

    Libremente filtrable a nivel glomerular.

    Ni reabsorbible, ni secretable.

    No metabolizable. Sin toxicidad.

    Fácilmente medible en orina y plasma.

    Y conociendo:

    Su concentración plasmática [P].

    Su concentración urinaria [U] (medidas ambas en las mismas unidades).

    El flujo urinario o volumen de orina por minuto V.

    La cantidad de dicho soluto en orina por minuto (U · V) debe ser la misma que entra al espacio de Bowman por minuto procedente del plasma (o lo que es lo mismo la cantidad filtrada por minuto a través del glomérulo).

    Ya que el soluto es libremente filtrable:

    La concentración en el espacio de Bowman = concentración en plasma (P), y por tanto,

    La cantidad filtrada por minuto en el glomérulo será GFR · P

    y consecuentemente: U · V = GFR · P Despejando GFR, GFR = (U · V) / P

    Clásicamente se usa la inulina (un polisacárido de fructosa, Pm = 5.000); clínicamente se utiliza la creatinina un producto metabólico de desecho del propio organismo.

    Un valor medio de la GFR en adultos es de 125 ml/min ó 180 l/día, es decir unas 50 veces el volumen plasmático corporal. Si se referencia a una única nefrona la GFR es de 60 nl/min o 90 microl/día.

    2.2.2  Carga filtradaSi se conoce la tasa de filtración glomerular un procedimiento sencillo para conocer la cantidad de un soluto que es filtrado por minuto es:

    Carga filtrada = GFR · [plasmática]

    2.2.3  Fracción de filtraciónA través de los riñones fluyen unos 650 ml de plasma por minuto, de esta cantidad aproximadamente 1/5 parte se filtra y los restantes 4/5 pasan a los capilares peritubulares. La relación GFR/FPR (flujo plasmático renal) o la fracción de filtración es de 0,20.2.2.4  Variaciones en la GFREn condiciones normales la autorregulación del flujo sanguíneo renal garantiza la constancia de la filtración glomerular, sin embargo si la presión arterial cae por debajo de 60 mm Hg., la GFR disminuye pudiendo cesar la filtración y entrando el individuo en anuria.

    2.3 Aclaramiento (Clearance)

    El cálculo U.V/P puede realizarse para cualquier soluto y es denominado aclaramiento plasmático renal o simplemente aclaramiento (medido por unidades de volumen por unidad de tiempo). Proporciona información acerca del manejo renal de una determinada sustancia. Podría definirse como el volumen de plasma que es aclarado o "limpiado" de una sustancia en la unidad de tiempo.

    fuente : ocw.unican.es

    Producción de orina

    Hay tres pasos principales en la formación de orina: filtración glomerular, reabsorción y secreción. Esos procesos garantizan que solo los residuos y el exceso de agua se eliminen del cuerpo.

    Filtración, reabsorción, secreción: Los tres pasos de la formación de la orina

    Los riñones filtran sustancias no deseadas de la sangre y producen orina para excretarlas. Hay tres pasos principales en la formación de orina: filtración glomerular, reabsorción y secreción. Esos procesos garantizan que solo los residuos y el exceso de agua se eliminen del cuerpo.

    1. El glomérulo filtra el agua y otras sustancias del torrente sanguíneo

    Cada riñón contiene más de 1 millón de estructuras diminutas llamadas nefronas. Cada nefrona tiene un glomérulo, el sitio de filtración de la sangre. El glomérulo es una red de capilares rodeada por una estructura en forma de copa, la cápsula glomerular (o cápsula de Bowman). A medida que la sangre fluye por el glomérulo, la presión arterial empuja el agua y los solutos de los capilares hacia la cápsula a través de una membrana de filtración. Esta filtración glomerular comienza el proceso de formación de la orina.

    2. La membrana de filtración mantiene las células sanguíneas y las proteínas grandes en el torrente sanguíneo

    En el interior del glomérulo, la presión arterial empuja el líquido de los capilares hacia la cápsula glomerular a través de una capa especializada de células. Esa capa, la membrana de filtración, permite el paso de agua y solutos pequeños, pero no permite el paso de las células sanguíneas y las proteínas grandes. Esos componentes permanecen en el torrente sanguíneo. El filtrado (el líquido que pasó por la membrana) fluye de la cápsula glomerular e ingresa a la nefrona.

    3. La reabsorción moviliza los nutrientes y el agua de nuevo hacia el torrente sanguíneo

    El glomérulo filtra el agua y solutos pequeños del torrente sanguíneo. El filtrado que se obtiene contiene residuos, pero también otras sustancias que el cuerpo necesita: iones esenciales, glucosa, aminoácidos y proteínas más pequeñas. Cuando el filtrado sale del glomérulo, fluye por un conducto de la nefrona llamado túbulo renal. A medida que se desplaza, las sustancias necesarias y parte del agua se reabsorben por la pared del túbulo a los capilares adyacentes. Esa reabsorción de nutrientes vitales del filtrado es el segundo paso de la formación de orina.

    4. Los iones residuales y los iones de hidrógeno secretados de la sangre completan la formación de la orina

    El filtrado absorbido en el glomérulo fluye por el túbulo renal, donde los nutrientes y el agua se reabsorben por los capilares. Al mismo tiempo, iones residuales e iones de hidrógeno pasan de los capilares al túbulo renal. Ese proceso se llama secreción. Los iones secretados se combinan con el resto del filtrado y se transforman en orina. La orina sale del túbulo de la nefrona a un conducto colector. La orina sale de los riñones por la pelvis renal, pasa a los uréteres y luego a la vejiga.

    5. El 95% de la orina es agua

    Las nefronas de los riñones procesan la sangre y producen orina mediante un proceso de filtración, reabsorción y secreción. La orina se compone de aproximadamente 95% de agua y 5% de residuos. Los residuos nitrogenados excretados en la orina incluyen urea, creatinina, amoníaco y ácido úrico. También se excretan iones como sodio, potasio, hidrógeno y calcio.

    ¡Vea más de la biblioteca de libros electrónicos de Visible Body!

    Recursos externos

    "¿Qué hay en la orina?" de Popular Science.

    Imagen cadavérica de la arteria renal y el riñón de la Facultad de Medicina de Stony Brook University. The Body Online

    Anatomy & Physiology de Visible Body proporciona una cobertura profunda de cada sistema corporal mediante una presentación guiada, visualmente impresionante.

    fuente : www.visiblebody.com

    Fisiología Renal

    Bibliografía recomendada

    Renal Pathophysiology. The Essentials. 5ª Edición WOLTERS KLUWER

    Rennke, H. - Denker, B. ISBN-13: 9781975109592

    Fisiología Humana. Un Enfoque Integrado 8ª Edición. Editorial Medica Panamericana S.A.Silverthorn, D ISBN-13: 9786078546220

    Ganong Fisiología Médica. 26ª Edición LANGE MCGRAW HILL

    Barrett, K. - Barman, N. - Brooks, H. - Yuan, J.

    Medical Physiology. Principles for Clinical Medicine 5ª Edición WOLTERS KLUWER

    Rhoades, R. - Bell, D. ISBN-13: 9781496388186

    ÍNDICE

    1. GENERALIDADES SOBRE LA FUNCIÓN RENAL

    2. CARACTERISTICAS MORFO-FUNCIONALES DE LOS RIÑONES. LA NEFRONA

    3. FISIOLOGÍA RENAL Y MANTENIMIENTO DEL AMBIENTE INTERNO.

    4. FORMACIÓN DE LA ORINA. FILTRADO GLOMERULAR

    4.1 Proceso de filtración

    4.2 Presiones que afectan al filtrado glomerular.

    4.3 Regulación del filtrado glomerular

    4.4 Tasa de filtración glomerular

    5. FORMACIÓN DE LA ORINA. INTERCAMBIO TUBULAR

    5.1 Mecanismos de reabsorción y secreción tubulares.

    5.2 Transporte en el túbulo contorneado distal y conducto colector

    5.3 Secreción de substancias en la formación de la orina

    6. FUNCION ENDOCRINA DEL RIÑON

    6.1 Eritropoyetina y hematopoyesis

    6.2 Producción de renina, regulación de la presión sanguínea y el pH

    6.3 Hormona paratiroidea y calcitriol

    6.4 Otros mediadores asociados a la actividad renal con función vascular y/o presora

    6.5 Otras funciones endocrinas del riñón

    7. REFLEXIÓN SOBRE LA FISIOLOGÍA RENAL

    1. GENERALIDADES DE LA FUNCIÓN RENAL

    Los riñones son órganos esenciales que, además de actuar a modo de filtro eliminando productos metabólicos y toxinas de la sangre, participan en el control integrado del líquido extracelular, del equilibrio electrolítico y del equilibrio acido-básico. Producen hormonas como el calcitriol o la eritropoyetina, y en ellos se activan metabolitos como la enzima renina. Por ello, al describir la fisiología renal, hay que recordar que va mucho más allá del estudio del órgano que regula la excreción de productos de desecho (Tabla 1). Esto es especialmente relevante en el ámbito de la Nefrología, donde en ocasiones, la valoración de mantener, aunque solo sea de forma parcial esta funcionalidad renal, alcanza una gran importancia.

    Como ocurre con el resto de nuestro organismo, la fisiología renal está ligada a la estructura del aparato excretor renal, diseñada para mantener un flujo unidireccional. Este flujo hará que la orina, que inicia su formación en los riñones, órganos principales del sistema, pase a través de los uréteres a la vejiga urinaria para su almacenamiento, para que posteriormente pueda ser eliminada a través de la uretra. Para que esta actividad se lleve a cabo, los riñones cuentan con una vascularización muy significativa, que facilita que, a pesar de su pequeño tamaño, reciban aproximadamente un 20% del gasto cardiaco. Además, una destacada inervación por fibras nerviosas simpáticas, regula entre otras actividades la liberación de renina, el flujo sanguíneo renal o la reabsorción de Na+ en las células tubulares.

    2. CARACTERISTICAS MORFO-FUNCIONALES DE LOS RIÑONES. LA NEFRONA

    Desde un punto de vista macroscópico (Figura 1), los riñones son dos órganos ovalados con una indentación medial. Miden aproximadamente 11 x 7 x 3 cm y pesan unos 150 g, siendo normalmente el riñón izquierdo algo mayor que el derecho. Los riñones se localizan en la zona retroperitoneal, en la pared posterior del abdomen a ambos lados de la columna vertebral, desde la altura de la última vértebra dorsal hasta por encima de la tercera vértebra lumbar. El riñón derecho suele estar algo más bajo que el izquierdo, debido a la ocupación del espacio derecho por otros órganos abdominales, como el hígado. La cara medial de cada riñón contiene una región con una muesca, llamada hilio, por la que pasan la arteria y la vena renales, los vasos linfáticos, la inervación y el uréter.

    En un corte sagital del riñón pueden observarse las estructuras que conforman el órgano y que clásicamente se conocen como corteza externa y regiones internas de la médula. La médula se divide en 8-10 masas de tejido en forma de cono llamadas pirámides renales. La base de cada pirámide se origina en el borde entre la corteza y termina en la papila, que se proyecta en el espacio de la pelvis renal. El borde externo de la pelvis renal se divide en los cálices mayores, que se extienden hacia abajo y se dividen en los cálices menores, que recogen la orina de los túbulos de cada papila.

    A nivel microscópico, se establece una unidad funcional renal, la nefrona (Figura 2). Cada riñón humano contiene alrededor de 800.000 a 1.000.000 nefronas, cada una de las cuales es capaz de formar orina. A lo largo del envejecimiento renal normal, por lesión o por enfermedad, el número de nefronas se puede reducir gradualmente debido a que no se pueden regenerar. Sin embargo, la pérdida de nefronas no suele comprometer la función renal porque se producen cambios adaptativos que suplen la funcionalidad en el resto del sistema.

    Cada nefrona está formada por un agrupamiento de vasos capilares llamado glomérulo (Figura 3), por el que se filtran grandes cantidades de líquido desde la sangre, y por un túbulo largo en el que el líquido filtrado se convierte en orina en su trayecto hacia la pelvis renal.

    Los capilares glomerulares se ramifican y anastomosan y, comparados con otros capilares de otros sistemas, tienen una presión hidrostática elevada (alrededor de 60 mmHg). Todo el glomérulo está cubierto por la denominada cápsula de Bowman. El líquido filtrado desde los capilares glomerulares circula hacia la cápsula de Bowman y después al túbulo proximal. Estas estructuras de la nefrona se encuentran en la corteza del riñón. Desde el túbulo proximal, el líquido filtrado discurre hacia el asa de Henle, que desciende hasta la médula renal. El asa de Henle está constituida por una rama descendente y otra ascendente. Las paredes de la rama descendente y el segmento inferior de la rama ascendente del asa de Henle son muy finas, y se llaman segmento fino del asa de Henle. Una vez la rama ascendente del asa de Henle vuelve a la corteza renal, la pared se engruesa denominándose segmento grueso del asa ascendente. En la zona final del segmento grueso de la rama ascendente del asa de Henle, se localiza una placa de células epiteliales especializadas que es la mácula densa, cuya función es fundamental como veremos más adelante. A continuación del asa de Henle, el líquido llega al túbulo distal que se localiza en la corteza renal.

    fuente : nefrologiaaldia.org

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 6 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder