if you want to remove an article from website contact us from top.

    porque españa francia y estados unidos intervinieron nuestro país

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga porque españa francia y estados unidos intervinieron nuestro país de este sitio.

    Segunda intervención francesa en México

    ¡Participa en un concurso abierto para encontrar el sonido de todo el conocimiento humano! — un logo sonoro para todos los proyectos de Wikimedia.

    [¡Ayúdanos con las traducciones!]

    Segunda intervención francesa en México

    Ir a la navegación Ir a la búsqueda

    Segunda Intervención Francesa en México

    De izquierda a derecha:

    1. Batalla de Puebla.

    2. Batalla de San Pablo del Monte.

    3. Fusilamiento de Maximiliano I de México.

    Fecha 8 de diciembre de 1861 a 21 de junio de 1867

    Lugar México

    Resultado Victoria mexicana republicana, retirada de los franceses

    Fin del Segundo Imperio Mexicano

    Beligerantes

    República Federal de México

    Republicanos liberales

    Apoyados por:

    Estados Unidos (desde 1865) Segundo Imperio Francés

    Segundo Imperio Mexicano

    Conservadores Mexicanos

    Con el apoyo inicial de:

    España (hasta 1862)

    Reino Unido (hasta 1862)

    mostrar Tropas voluntarias: Comandantes

    Benito Juárez

    Ignacio Zaragoza Miguel Negrete Luis Terrazas Ignacio Comonfort † Servando Canales Felipe Berriozábal Porfirio Díaz Mariano Escobedo Juan Cortina Luis Ghilardi Juan N. Méndez

    Juan Crisóstomo Bonilla

    Juan Francisco Lucas

    José María Chávez Alonso

    Jesús González Ortega

    Tomas O'Horan (1862-1865)

    Ramón Corona Pedro José Méndez † Nicolás Régules Andrés S. Viesca Nicolás Romero Antonio Rosales † Ignacio Pesqueira

    Vicente Riva Palacio

    Eulogio Parra

    José María Arteaga Magallanes

    Carlos Salazar Ruiz Ignacio Mejía Próspero Cahuantzi Miguel Brizuela Donato Guerra Jerónimo Treviño Francisco Naranjo Sóstenes Rocha Félix Díaz Mori Manuel González

    Trinidad García de la Cadena

    Francisco Otalora Arce

    Ángel Martínez

    Miguel María de Echegaray

    António Rojas † Pedro Ogazón Julio García

    José María Jesús Carbajal

    Victoriano Cepeda Napoleón III

    Charles Ferdinand Latrille

    François Achille Bazaine

    Elias Federico Forey

    Alfredo Berthelin Gaston de Galliffet

    Auguste Henri Brincourt

    Edmond L'Heriller

    Charles-Louis Du Pin

    Edmond Jurien de la Gravière

    Xavier de Laumiere †

    Pierre Jean Joseph Jeanningros

    Félix Charles Douay

    Armand Alexandre de Castagny

    Constant Tydgadt †

    Alfred van der Smissen

    Maximiliano de Habsburgo

    Carl Von Khevenhüller-Metsch

    Alphons Von Kodolich

    Juan Almonte José Mariano Salas Refugio Tánori Emilio Lanberg † Joaquín Miramón Miguel Miramón Leonardo Márquez Tomás Mejía

    Tomas O'Horan (1865-1867)

    Ramón Méndez Bajas

    32 000 muertos 20 000 muertos

    8000 muertos 3000 muertos 63 000 muertos1​

    [editar datos en Wikidata]

    [ocultar]

    Segunda Intervención Francesa en México

    1862-1867

    Fortín - Las Cumbres - Atlixco - Puebla - Barranca Seca - Cerro del Borrego - Jonuta - San Pablo del Monte - Sitio de Puebla - San Lorenzo de Almecatla - Tampico - Camarón - Ciudad de México - Chiapa de Corzo - Morelia - Guanajuato - Guadalajara - El Jahuactal - Campeche - San Juan Bautista (Villahermosa) - Mazatlán - Acapulco - Durango - Nanahuatipam - Majoma - Monterrey - Matamoros - Totoapan - Colima - Jiquilpan - San Pedro - Cuauhtémoc - El Rosario - Tacámbaro - Loma - Parral - Chihuahua - Álamos - Ixmiquilpan - Bagdad - Santa Isabel - Chihuahua - Jonuta - Santa Gertrudis - Miahuatlán - Juchitán - Carbonera - Guayabo - Toma de Guadalajara - Villa de Álvarez - San Jacinto - Monterrey - 2 de abril (Toma de Puebla) - Lomas de San Lorenzo - Querétaro - Toma de la Ciudad de México

    La segunda intervención francesa en México fue un conflicto armado entre México y Francia entre los años 1862 y 1867. Tuvo lugar después de que el Gobierno mexicano, encabezado por Benito Juárez, anunciara la suspensión de los pagos de la deuda externa en 1861. Como respuesta, Francia, Reino Unido y España formaron una alianza llamada Convención de Londres y anunciaron su intención de enviar tropas a México. El Gobierno mexicano derogó la Ley de Suspensión de Pagos, pero la alianza continuó con su plan. Las tropas de la alianza llegaron a Veracruz en 1862 y entraron en negociaciones con el Gobierno de México. Los dirigentes de las misiones británica y española decidieron volver, pero los franceses anunciaron que ocuparían México.

    Tras sufrir un revés en Puebla el 5 de mayo de 1862, los franceses continuaron la expedición que los llevó a ocupar la Ciudad de México el 10 de junio de 1863. El Gobierno de la República comenzó desde entonces un peregrinar por varios puntos del país, mientras los franceses seguían ocupando la capital. Las tropas francesas comenzaron a retirarse gracias a los ataques mexicanos a partir de 1866, ante la inminencia de una guerra entre Francia y Prusia y la derrota de los confederados en la guerra de Secesión estadounidense en 1865, que respaldaron en todo momento a Napoleón III.

    fuente : es.wikipedia.org

    La ayuda secreta de España y Francia a EEUU que decidió la Guerra de Independencia

    Un magnífico ensayo indaga en la determinante ayuda diplomática, militar y financiera que ambos países proporcionaron a las tropas de Washington.

    'Gálvez en América', un cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau.

    Historia Alianza contra Gran Bretaña

    La ayuda secreta de España y Francia a EEUU que decidió la Guerra de Independencia

    La ayuda secreta de España y Francia a EEUU que decidió la Guerra de Independencia Un magnífico ensayo indaga en la determinante ayuda diplomática, militar y financiera que ambos países proporcionaron a las tropas de Washington.

    24 noviembre, 2019 00:41

    David Barreira @davidbr94

    Noticias relacionadas

    La mujer que combatió 17 meses en el ejército de George Washington disfrazada de hombre

    La tumba de Tutankamón (y su maldición) llegan a España: así es la minuciosa reconstrucción

    "Y en apoyo de de esta Declaración, con una firme confianza en la protección de la divina Providencia, comprometemos todos nuestras Vidas, nuestras Fortunas y nuestro sagrado Honor". Con esa sentencia concluye el documento, firmado el 4 de julio de 1776 y redactado por Thomas Jefferson, que supuso la génesis de Estados Unidos como país. Un pequeño pasaje que, entre líneas, estaba mandando una petición de ayuda a dos naciones potencialmente aliadas en la guerra contra Gran Bretaña: Francia y España.

    Los rebeldes, para convertirse en un territorio independiente y con gobierno propio, necesitaban establecer una alianza militar con dos países europeos que ya desde antes del estallido de la contienda habían permitido el flujo de aprovisionamiento clandestino. Su Marina era inexistente, el desorganizado Ejército carecía de algo tan básico como la pólvora y también la artillería escaseaba. Un enemigo fácil de aplastar para las profesionalizadas tropas británicas y sus navíos de guerra.

    En ese contexto, los delegados de las Trece Colonias reunidos en el Segundo Congreso Continental lanzaron, con la Declaración de Independencia, una solemne invitación de auxilio a Versalles y al Palacio de Buen Retiro, a Luis XVI y Carlos III. Ese documento, que a priori estaba dirigido al rey Jorge III de Inglaterra para explicarle las razones de la rebelión, se convirtió, en cierto modo, en una "Declaración de que dependemos de Francia (y también de España)".

    Esa es la hipótesis con la que arranca Hermanos de armas (Desperta Ferro), un delicioso ensayo del historiador estadounidense Larrie D. Ferreiro que aborda la Guerra de Independencia (1775-1783) como un conflicto global, desarrollado más allá de los límites y los mares del continente americano, en el que España y Francia jugaron un papel determinante —y bastante olvidado—. Es decir: el Ejército Continental, liderado por George Washington, nunca se hubiera alzado con la victoria de no ser por la intervención de sus dos aliados del otro lado del Atlántico.

    El autor reconstruye gracias a numerosas fuentes primarias —documentos de archivos, correspondencia sellada por los mandamases de ambos bandos, memorias de los soldados que participaron en la principales batallas, etcétera— una compleja partida de ajedrez que se jugó durante casi una década y que terminó modificando la política y la diplomacia en el continente europeo. Una historia de cómo se orquestó y resolvió entre bastidores un conflicto que comenzó siendo local y pronto adquirió una dimensión internacional.

    'Batalla del Cabo de San Vicente', un cuadro de Francis Holman.

    Con la victoria británica en la Guerra de los Siete Años todavía reciente, España y sobre todo Francia hallaron en la causa de los estadounidenses la manera de solventar rencillas del pasado: "Lo que acabó por poner el foco en aquel conflicto fue la comprensión de que no se trataba de un peligro para las naciones borbónicas, sino de una oportunidad para contener a la mayor amenaza potencial de ambas, Gran Bretaña: aquello llevó a una reanudación de facto de la estrategia, soslayada durante unos años, de revancha contra la nación isleña", escribe Ferreiro.

    Los países de Luis XVI y Carlos III proporcionaron a los rebeldes cerca de 30 billones de dólares al precio de hoy y el 90% de todas las armas utilizadas por los soldados de Washington —se llegaron a crear empresas fantasma para el transporte de provisiones como Roderigue Hortalez y Compañía, organizada por el comerciante y dramaturgo Beaumarchais—. Asimismo, se enviaron miles de militares que se batieron por el triunfo de la independencia de las Trece Colonias. "En lugar del mito de la heroica autosuficiencia, la verdad es que la nación estadounidense nació como la pieza central de una coalición internacional", resume el historiador.

    "Yo solo"

    Hermanos de armas, finalista del Premio Pulitzer en la categoría de Historia, sigue las negociaciones de los delegados continentales en París y Madrid —Benjamin Franklin y Silas Deane fueron los más destacados— para recabar apoyos; las cavilaciones de ministros como Grimaldi, Choiseul o el conde de Vergennes sobre los beneficios e inconvenientes de declarar la guerra al enemigo de siempre, Gran Bretaña; y las acometidas militares de generales como Lafayette o Rochambeau, quienes certificaron el triunfo en el asedio de Yorktown, la batalla que decantó la contienda.

    fuente : www.elespanol.com

    La ayuda de España a la independencia de los Estados Unidos — Google Arts & Culture

    Google Arts & Culture incluye contenido de más de 2000 museos y archivos destacados que han colaborado con Google Cultural Institute para conseguir que los tesoros del mundo estén disponibles online.

    "La contribución de España a la Independencia de Estados Unidos"

    España ayudó a los ciudadanos de las trece Colonias  con dinero, armas, munición, mantas y vestuario, y finalmente con ayuda militar directa. Tal como reconoció el propio George Washington, sin la ayuda de España no hubiera sido posible su triunfo.

    Es poco conocida la decisiva ayuda española a favor de la Independencia de los Estados Unidos. Para evitar un enfrentamiento abierto y directo con  la Corona de Inglaterra, la España de Carlos III y su ministro Floridablanca diseñaron un discreto plan de ayuda que interesaba la estrategia en diversos frentes: libertad para los navíos americanos que hostigaban a los barcos ingleses recalaran libremente en los puertos del Misisipi controlados por España; envió de fuertes remesas de dinero para la causa independentista de las Trece Colonias; y envió de armas, pertrechos, mantas y vestuario con destino al ejercito  comandado por George Washington, quien consideró indispensable la ayuda de la flota española y de sus posiciones en Norteamérica, que incluían el control de La Florida, La Louisiana y el Misisipi.

    Estatua Diego Gardoqui, Sanguino, De la colección de:

    La Herencia Española en los Estados Unidos de America

    Estatua de Diego de Gardoqui, quien canalizó la ayuda financiera española a los Estados Unidos

    Cuando finalmente España declaró la guerra a Inglaterra (21 de junio de 1779), forzó la división de sus fuerzas a dividir sus frentes de lucha obligando a retirar tropas y recursos bélicos de Norteamérica, España se enfrentó a Gran Bretaña en tres zonas: el entorno de la Península Ibérica, Centroamérica y la propia América del Norte, donde destacó el joven gobernador de La Louisiana española, el malagueño Bernardo de Gálvez.

    "La campaña de Bernardo de Gálvez"

    Las victorias de Bernardo de Gálvez contra los ingleses supusieron la liberación del Misisipi y el Golfo de México para la causa independentista norteamericana.

    Cuando Bernardo de Gálvez  recibió de Carlos III la orden de entrar en acción contra Inglaterra apoyando la Independencia norteamericana, planeó una estrategia reconocida y admirada en círculos militares. En una rápida y audaz campaña consiguió tomar los fuertes ingleses de Bute de Manchac, Baton Rouge, y Panmura de Natchez, que protegían las riberas del Misisipi: se liberaba y franqueaba toda la cuenca de la más importante vía fluvial de comunicación, lo que sería fundamental para controlar una zona estratégica que propiciaría la victoria final de los independentistas norteamericanos.

    Su victoria en la batalla del Fuerte Charlotte (febrero, 1780) que protegía la estratégica ciudad de Mobile resultó determinante para la seguridad de Nueva Orleans, entonces el más importante bastión español en la zona, y al mismo tiempo posibilitó el posterior ataque contra Pensacola (marzo, 1781), último emplazamiento británico en el Golfo de Méjico.

    Estatua de Bernardo de Gálvez (Nueva Orleans), Borja Cardelús photography, De la colección de:

    La Herencia Española en los Estados Unidos de America

    Hay varias estatuas en  Estados Unidos, que recuerdan a Bernardo de Gálvez, como las de Nueva Orléans y Wáshington

    Pensacola se creía inexpugnable gracias a la formidable batería de cañones de Barrancas Coloradas, que cerraban el estrecho acceso a la ciudad. En una arriesgada acción, Bernardo de Gálvez consiguió introducir su flota, capitaneada por José Calvo de Irazábal, en la bahía sin que la artillería inglesa lograra alcanzarlos. Fue el propio Galvez quien a bordo del bergantín Galveztown en una de las más audaces maniobras en la historia naval guió a los otros tres navíos liderando el ataque. Tras ser herido tomó el mando José de Ezpeleta... Su arriesgada hazaña fue recompensada al incorporar a su escudo de armas el lema “Yo Solo”, en tributo a su decisión de cruzar a solas el peligroso estrecho para acceder a la bahía. La ciudad de Galveston en Tejas debe su nombre al legendario y mítico personaje español.

    Barco Galveztown cañoneado, Juan Carlos Arbex (provided by Borja Cardelús), De la colección de:

    La Herencia Española en los Estados Unidos de America

    Para arrebatar Pensacola a Inglaterra, Bernardo de Gálvez penetró en solitario en la bahía, soportando el intenso fuego de la artillería inglesa.

    La batalla y posterior toma de Pensacola se considera la acción militar más importante de cuantas emprendió́ España apoyando la independencia de los Estados Unidos. George Washington reconoció esta aportación haciéndose acompañar, a su lado, en el desfile de celebración de la independencia por Diego Gardoqui, primer embajador de la corona española en Estados Unidos; ese histórico día el único buque extranjero fondeado en la bahía era el “Galveztown”.

    Rótulo de Bernardo de Gálvez (Natchez), Borja Cardelús photography, De la colección de:

    La Herencia Española en los Estados Unidos de America

    Placa en recuerdo de la toma del fuerte de Baton Rouge por Bernardo de Gálvez, una de las posiciones inglesas en el Misisipi.

    Cañón en Barrancas Coloradas, Borja Cardelús, De la colección de:

    La Herencia Española en los Estados Unidos de America

    Los potentes cañones de Barrancas Coloradas no pudieron acertar al “Galveztown”, donde había embarcado Bernardo de Gálvez

    Cuartel de Barrancas Coloradas con bandera americana, Borja Cardelús, De la colección de:

    fuente : artsandculture.google.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 19 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder