if you want to remove an article from website contact us from top.

    porción del intestino delgado formado por pliegues circulares y vellosidades que permiten la absorción de agua y sustancias nutritivas.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga porción del intestino delgado formado por pliegues circulares y vellosidades que permiten la absorción de agua y sustancias nutritivas. de este sitio.

    Intestino delgado

    Intestino delgado

    Ir a la navegación Ir a la búsqueda Intestino delgado

    Intestino delgado.

    Nombre y clasificación

    Latín A05.6.01.001 Gray pág.1168

    Información anatómica

    Región cavidad abdominal

    Sistema Digestivo

    Arteria Arteria mesentérica superior

    Vena Vena porta hepática

    Nervio Ganglios celíacos, nervio vago1​

    Linfa Troncos linfáticos intestinales

    Aviso médico 

    [editar datos en Wikidata]

    El intestino delgado es la sección del aparato digestivo que conecta el estómago con el intestino grueso. Se dividen en tres partes: duodeno, yeyuno e íleon.2​

    Intestino delgado.

    Cumple las funciones de digestión, absorción, barrera y además inmunidad.

    Es uno de los órganos con mayor número de recambio de células de todo el organismo, ya que toda su superficie interna se renueva cada cinco días.3​

    Índice

    1 Función del intestino delgado

    2 Forma y relaciones del intestino delgado

    3 Irrigación arterial

    4 Drenaje venoso

    5 Sistema nervioso entérico

    6 Histología del intestino delgado

    7 Enfermedades

    7.1 Enfermedades vasculares

    7.2 Tumores 7.3 Celiaquía

    7.4 La enfermedad de Crohn

    7.5 Otras afectaciones

    8 Bibliografía 9 Referencias 10 Véase también

    Función del intestino delgado[editar]

    Esquema del epitelio del intestino delgado. Se observan los enterocitos cilíndricos, estrechamente unidos entre sí, formando una barrera entre el ambiente intestinal y el medio interno.

    El intestino delgado absorbe los nutrientes necesarios para el cuerpo con ayuda de las bacterias simbiontes o flora intestinal. Se localiza entre dos esfínteres: el pilórico, y el ileocecal, que lo comunica con el intestino grueso. Constituye la mayor superficie mucosa del organismo.4​ Su longitud oscila entre 3 y 7 metros (m), dependiendo de numerosas variables como la talla del individuo.5​ En el cadáver, como consecuencia de la hipotonía del músculo liso, su longitud aumenta.6​

    Posee en su interior una capa de células que forman una barrera. Su misión es, además de digerir sustancias, actuar defendiendo al organismo del enemigo exterior del ambiente (sustancias que ingerimos y microorganismos presentes en el intestino). Esto lo logra manteniendo cerradas las uniones estrechas intercelulares, para impedir el acceso descontrolado de sustancias, toxinas, químicos, microorganismos y macromoléculas, que de lo contrario podrían pasar al torrente sanguíneo. Actualmente, se sabe que las uniones estrechas, anteriormente consideradas como estructuras estáticas, son en realidad dinámicas y se adaptan fácilmente a diversas circunstancias, tanto fisiológicas como patológicas. Existe un complejo sistema regulador que orquesta el estado de ensamblaje de la red de proteínas de las uniones estrechas intercelulares.

    Esquema de la pared del intestino con permeabilidad intestinal aumentada. Los dos factores más potentes que la provocan son ciertas bacterias intestinales y la gliadina4​ (principal fracción tóxica del gluten), independientemente de la predisposición genética, es decir, tanto en celíacos como en no celíacos.7​ 8​ Esto permite el paso sin control de sustancias al torrente sanguíneo, con el consiguiente posible desarrollo de enfermedades autoinmunes, inflamatorias, infecciones, alergias o cánceres, tanto intestinales como en otros órganos.4​

    Cuando no funcionan bien las entradas entre las células (las uniones estrechas intercelulares) y en lugar de estar cerradas o prácticamente cerradas, como deberían estar, están abiertas sin control, se produce un aumento de la permeabilidad intestinal. Esta apertura provoca que entren sustancias en el cuerpo y que, dependiendo de la predisposición genética de la persona, puedan desarrollarse enfermedades autoinmunes, inflamatorias, infecciones, alergias o cánceres, tanto intestinales como en otros órganos.4​

    El quimo que se crea en el estómago, formado por el bolo alimenticio mezclado con el ácido clorhídrico, pepsinógeno y otras sustancias a partir de movimientos peristálticos, se mezcla a su vez con las secreciones biliar y pancreática (además de la propia duodenal) para no romper las capas del intestino delgado (ya que este tiene un pH altamente ácido) y es llevado al duodeno. El tránsito alimenticio continúa por este tubo a lo largo del cual se completa el proceso de la digestión, el quimo se transforma en quilo y se efectúa la absorción de las sustancias útiles.

    El fenómeno de la digestión y de la absorción depende en gran medida del contacto del alimento con las paredes intestinales, por lo que cuanto mayor sea este y en una superficie más amplia, tanto mejor será la digestión y absorción de los alimentos. Esto nos da una de las características morfológicas más importantes del intestino delgado que son la presencia de numerosos pliegues que amplifican la superficie de absorción como:

    fuente : es.wikipedia.org

    Intestino delgado

    Intestino delgado y Trastornos gastrointestinales - Aprenda de los Manuales MSD, versión para público general.

    Intestino delgado

    Por

    Michael Bartel

    , MD, PhD, Fox Chase Cancer Center, Temple University

    Revisado médicamente oct. 2022

    VER VERSIÓN PROFESIONAL

    DATOS CLAVE

    El duodeno es el primer segmento del intestino delgado, y el estómago vierte el alimento en su interior. El alimento entra en el duodeno a través del esfínter pilórico en cantidades que el intestino delgado pueda digerir. Cuando se llena, el duodeno envía una señal al estómago para detener la evacuación.

    El intestino delgado

    VIDEO

    (Véase también Introducción al aparato digestivo.)

    El duodeno recibe enzimas pancreáticas del páncreas, y bilis del hígado y de la vesícula biliar. Estos líquidos, que entran en el duodeno a través de una abertura denominada ampolla de Vater y que contiene el esfínter de Oddi, son importantes para ayudar a la digestión y la absorción. Las ondas de contracciones musculares rítmicas (denominadas peristaltismo) también contribuyen a la digestión y a la absorción removiendo los alimentos y mezclándolos con las secreciones intestinales.

    Ubicar el estómago

    Los centímetros iniciales del revestimiento duodenal son lisos, pero el resto presenta pliegues, pequeños salientes (vellosidades) e incluso salientes aún más pequeños (microvellosidades). Estas vellosidades y microvellosidades incrementan el área de la superficie de revestimiento del duodeno, permitiendo así una mayor absorción de nutrientes.

    Digestión

    VIDEO

    El resto del intestino delgado está formado por el yeyuno y el íleon, que están situados por debajo del duodeno. Estas partes del intestino delgado son en gran medida responsables de la absorción de grasas y otros nutrientes. Los movimientos de batido facilitan la absorción. La absorción también se incrementa debido a la extensa superficie formada por los pliegues, vellosidades y microvellosidades. La pared intestinal está muy irrigada por vasos sanguíneos que conducen los nutrientes absorbidos hacia el hígado a través de la vena porta. La pared intestinal libera moco que lubrica el contenido intestinal y agua que ayuda a disolver los fragmentos digeridos. También se liberan pequeñas cantidades de enzimas que digieren las proteínas, los azúcares y las grasas.

    La consistencia del contenido intestinal cambia gradualmente a medida que este avanza por el intestino delgado. En el duodeno, el alimento es diluido con enzimas pancreáticas y bilis, que disminuyen la acidez estomacal. El contenido continúa su paso por el intestino delgado, haciéndose más líquido a medida que se mezcla con agua, moco, bilis y enzimas pancreáticas. Finalmente, el intestino delgado absorbe la mayor parte de los nutrientes y casi todo el líquido (a excepción de aproximadamente un litro) antes de pasarlo al intestino grueso.

    Intestino delgado

    3D MODEL:

    Intestino delgado: sección de espesor total

    3D MODEL:

    fuente : www.msdmanuals.com

    Vellosidades intestinales: ¿qué son? ¿qué función cumplen?

    Las vellosidades intestinales se encargan de absorber nutrientes y son fundamentales para tener un estado de salud óptimo.

    Vellosidades intestinales: ¿qué son? ¿qué función cumplen?

    por Celicidad | 10 Comentarios

    Las vellosidades intestinales son la parte del intestino que resulta más dañada cuando un celiaco ingiere gluten. El estado en el que se encuentran las mismas viene determinado por la escala Marsh y de ese estado se derivan una gran cantidad de consecuencias para nuestra salud.

    Las vellosidades intestinales son una especie de filamentos en forma de dedos que sobresalen de las paredes del intestino, en concreto del duodeno. Miden entre 0,5 y 1 mm de largo aproximadamente y cuentan con gran cantidad de microvellosidades. A pesar de que son muy pequeñas, cumplen un papel esencial en el proceso de la digestión y absorción de los nutrientes, por eso cuando están dañadas dan lugar a una gran cantidad de consecuencias para nuestro organismo.

    En el individuo sano las paredes del intestino están recubiertas por las vellosidades intestinales y sus microvellosidades que contribuyen a aumentar la superficie de absorción de los nutrientes que ingerimos y a conducirlos al torrente sanguíneo para que llegue a los órganos en función de sus necesidades. De ahí que cuando están lesionadas, la absorción no se produzca de manera óptima y se produzcan déficits. El más habitual es el de hierro, que da lugar a una anemia ferropénica que puede llegar a ser crónica, como indica la guía 0 Gluten. Cuando se presenta una anemia y no se produce una recuperación de los niveles de hierro después de haber recurrido a suplementos, hay que pensar en un origen diferente, y la celiaquía es muchas veces este origen. 

    En las personas con celiaquía las vellosidades intestinales son las primeras en sufrir daño con la ingesta de gluten, debido a una reacción inmunológica de nuestro organismo. Éste confunde esta proteína (inocua en principio), con una partícula dañina y reacciona poniendo en marcha mecanismos de defensa que acaban dañando distintas partes del cuerpo, entre ellas las vellosidades intestinales.

    Por eso la biopsia intestinal es tan importante, porque determinará si hay lesión en las vellosidades intestinales y cuál es el grado de la lesión (no confundir con grado de celiaquía, que no existe). El grado de lesión viene determinado por la Clasificación Marsh, creada por el patólogo británico del mismo nombre.

    La estructura de las vellosidades intestinales es realmente compleja a pesar de su mínimo tamaño, pero la función que cumplen es primordial para una salud óptima. Las células del sistema inmunológico situadas en el intestino son los denominados linfocitos intraepiteliales. Cuando éstas células se confunden y reaccionan de manera inadecuada pueden producir trastornos inflamatorios, tanto en el intestino delgado como en el intestino grueso. Entre esas enfermedades destaca tanto la Enfermedad de Crohn como la enfermedad celiaca.

    Escucha la entrevista con la pediatra experta en celiaquía, la Dra. María Jesús Pascual.

    La celiaquía, como explicamos en la guía 0 Gluten, es la enfermedad en la que está mejor documentada la existencia de alteraciones en las poblaciones de linfocitos intraepiteliales intestinales. Estas alteraciones se concretan en un aumento del número total de linfocitos, y éste número es el que se utiliza para determinar si hay lesión y cuál es el grado de la misma, según la clasificación Marsh. También se estudian otros elementos de la estructura de las vellosidades intestinales.

    Clasificación Marsh

    El estado en el que se encuentran las vellosidades marca el grado de avance de la Enfermedad Celiaca, y estos grados de lesión fueron definidos por el patólogo inglés Michael N. Marsh, tal y como recoge la guía 0 Gluten. La clasificación de Marsh indica tres grados de lesión: grado 1 infiltrativa, grado 2 infiltrativa-hiperplástica, grado 3 destructiva plana, de menor a mayor gravedad.

    Por tanto, cuando hablamos de grados de celiaquía, nos referimos única y exclusivamente al grado de lesión del intestino. Esto significa que ningún celiaco es más celiaco que otro, y la más mínima cantidad de gluten provoca daño interno a nivel intestinal independientemente de que haya o no síntomas externos.

    Los grados que describe Marsh en su clasificación tienen las siguientes características:

    -Grado de lesión 1. La estructura de las vellosidades no está alterada pero el número de linfocitos intraepiteliales (IELs) es superior al 25%. Es la más habitual en celiacos adultos, pero el grado Marsh 1, no siempre indica una enfermedad celiaca, sino que también puede ser originada por otras enfermedades.-Grado de lesión 2. La estructura de las vellosidades es normal, pero contiene criptas hiperplásicas (situadas en la base de las vellosidades), así como linfocitosis intraepiteliales en un número superior.-Grado de lesión 3. Presenta un aumento del número de IELs, la hiperplasia de las criptas y atrofia de vellosidades. Esta se subdivide para distinguir el grado de atrofia en las vellosidades en parcial (3a), subtotal (3b) y total (3c).

    Escucha al Dr. Montoro, experto en celiaquía y Presidente de la Sociedad Española de Enfermedad Celiaca. Nos habla de las pruebas para el correcto diagnóstico de la celiaquía.

    fuente : celicidad.net

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 8 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder