if you want to remove an article from website contact us from top.

    patrones de cambio social asociados con el crecimiento demográfico y envejecimiento poblacional

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga patrones de cambio social asociados con el crecimiento demográfico y envejecimiento poblacional de este sitio.

    Demografía y cambio social

    Los cambios en la demografía mundial conllevarán retos y oportunidades para sociedades y empresas. Analizamos las consecuencias del cambio demográfico y social.

    Demografía y cambio social

    "Ya hay más personas mayores de 65 años en Asia que población en los Estados Unidos. De hecho, para 2042, en tan solo un cuarto de siglo, las personas mayores de 65 años de Asia superarán en número a las poblaciones de la eurozona y Norteamérica juntas."

    FUENTE: DELOITTE1 El impacto

    La visión de mercado

    Cuatro ejemplos que demuestran el cambio demográfico y social.

    Los cambios demográficos en todo el mundo (población mundial, densidad, etnia, nivel de educación y otros aspectos de la población humana) darán lugar a cambios sociales significativos, y por ende, a retos y oportunidades, tanto para los gobiernos como para las empresas.

    Esta megatendencia respalda otros cambios estructurales, como el desarrollo tecnológico y los cambios en el poder económico. Si bien los cambios variarán de región a región, tendrán un profundo efecto en los mercados y sociedades locales y globales.

    1. Habrá muchas más personas en el mundo

    Según la ONU, se pronostica que la población mundial aumentará en más de mil millones para 20302, y la mayor parte de este crecimiento estará protagonizado por los mercados emergentes. Para el año 2050, la ONU estima que el 80% de la población mundial mayor de 60 años2 se encontrará en países que actualmente se consideran "menos desarrollados"

    Cambio demográfico y social

    2. Envejecimiento de la población

    Japón es el único país del mundo en el que el 30% de la población tiene más de 60 años. El último informe demográfico de la ONU pronostica que, para 2050, este será el caso en 55 países.2 Las personas vivirán más tiempo tras la jubilación, lo que resultará en la necesidad de cambios a gran escala en las políticas gubernamentales. Esto también creará tensión en los servicios y proveedores del cuidado de la salud, y muchas naciones tendrán que desarrollar leyes para garantizar que las personas mayores reciban el cuidado adecuado.

    @[email protected]#=img=#

    3. Una brecha global en los ahorros para la jubilación

    Según el análisis del Foro Económico Mundial 3, la brecha en los ahorros para la jubilación de ocho grandes economías está creciendo en 28 mil millones de USD cada 24 horas y podría alcanzar los 400 billones de USD en 2050, alrededor de cinco veces el tamaño de la economía global actual.

    4. Descenso de la natalidad

    Estamos teniendo menos hijos, especialmente en sectores de la sociedad más ricos y educados. Esto tiene posibles consecuencias de gran alcance para las empresas, incluida una menor productividad, menos participación de la fuerza de trabajo y un menor crecimiento al inversionista. Las generaciones más jóvenes estarán cada vez más presionadas por la expectativa de cuidar a los ancianos, lo que a su vez podría reducir aún más la productividad.

    ¿Cómo podrías invertir en la demografía y cambio social?

    RENTA VARIABLE AGED

    iShares Ageing Population UCITS ETF

    5.89

    Net Asset Value (USD)

    -21.32 Total Returns (%) RENTA VARIABLE OPEN

    iShares Refinitiv Inclusion and Diversity UCITS ETF

    5.83

    Net Asset Value (USD)

    -18.92 Total Returns (%) RENTA VARIABLE HEAL

    iShares Healthcare Innovation UCITS ETF

    6.63

    Net Asset Value (USD)

    -30.94 Total Returns (%) RENTA VARIABLE IDNA

    iShares Genomics Immunology and Healthcare ETF

    26.28

    Net Asset Value (USD)

    -39.74 Total Returns (%)

    ¡Descubre más en nuestras otras páginas de megatendencias!

    Avances tecnológicos

    Cambio climático y escasez de recursos

    Surgimiento de la riqueza global

    Rápida urbanización

    fuente : www.blackrock.com

    Aspectos sociales del envejecimiento demográfico y los cuidados

    5

    Aspectos sociales del envejecimiento demográfico y los cuidados

    Elsa López, Liliana Findling, Paula Lehner y Silvia Mario

    Elsa López, Liliana Findling, Paula Lehner y Silvia Mario Envejecimiento de la población argentina: evolución y situación actual

    Los demó­gra­fos se refie­ren al enve­je­ci­mien­to demo­grá­fi­co cuan­do el por­cen­ta­je de per­so­nas de 65 años o más alcan­za o supera al 7% del total de la pobla­ción; es un pro­ce­so iné­di­to del que no exis­ten pre­ce­den­tes his­tó­ri­cos (Uni­ted Nations, 1956). A dife­ren­cia del enve­je­ci­mien­to de las per­so­nas, que nacen, cre­cen, madu­ran, enve­je­cen y mue­ren, las pobla­cio­nes pue­den enve­je­cer o reju­ve­ne­cer median­te cam­bios en su diná­mi­ca de cre­ci­mien­to, sea a tra­vés de la nata­li­dad, la mor­ta­li­dad o la migra­ción. El fac­tor más rele­van­te para el enve­je­ci­mien­to demo­grá­fi­co es el des­cen­so de la nata­li­dad. Si ésta aumen­ta, la pobla­ción va a ten­der al reju­ve­ne­ci­mien­to, que tam­bién puede lograr­se por el apor­te de per­so­nas jóve­nes pro­ve­nien­tes de los pro­ce­sos migra­to­rios. A la inver­sa, la emi­gra­ción de per­so­nas en eda­des jóve­nes con­tri­bu­ye de mane­ra impor­tan­te al enve­je­ci­mien­to de la pobla­ción y afec­ta las posi­bi­li­da­des de for­ma­ción de hoga­res y fami­lias y el per­fil del mer­ca­do de trabajo.

    Las trans­for­ma­cio­nes demo­grá­fi­cas tie­nen con­se­cuen­cias que plan­tean desa­fíos socia­les y polí­ti­cos. El enve­je­ci­mien­to de la pobla­ción es un cam­bio que tiene reper­cu­sio­nes en la vida coti­dia­na a nivel indi­vi­dual, fami­liar y social. En lo eco­nó­mi­co cam­bian las rela­cio­nes entre el aho­rro, las inver­sio­nes y el con­su­mo, se modi­fi­can los mer­ca­dos de tra­ba­jo y se impo­ne un redi­men­sio­na­mien­to de las pen­sio­nes y las trans­fe­ren­cias inter­ge­ne­ra­cio­na­les. A nivel fami­liar e indi­vi­dual esos cam­bios se mani­fies­tan en la com­po­si­ción de la fami­lia y las moda­li­da­des de con­vi­ven­cia, afec­tan­do las rela­cio­nes de inter­cam­bio y reci­pro­ci­dad entre sus miem­bros. No menos impor­tan­te es la deman­da espe­cí­fi­ca que se plan­tea en rela­ción a los ser­vi­cios de cui­da­do y de aten­ción de la salud (Uni­ted Nations, 1988; Las­lett, 1989 y 1995).

    El Censo Nacio­nal de Pobla­ción de 1970 marcó el inicio del enve­je­ci­mien­to de la pobla­ción argen­ti­na, que actual­men­te es uno de los cua­tro paí­ses más enve­je­ci­dos de Amé­ri­ca lati­na, junto con Cuba, Chile y Uru­guay (CEPAL/CELA­DE, 2011), en el cual el incre­men­to abso­lu­to de las per­so­nas mayo­res se acom­pa­ña de un aumen­to del peso rela­ti­vo de ese grupo res­pec­to del total de la población.

    El pro­ce­so de enve­je­ci­mien­to es el resul­ta­do del pro­nun­cia­do des­cen­so de la fecun­di­dad, la dis­mi­nu­ción de la mor­ta­li­dad y el aumen­to de la espe­ran­za de vida. La tasa glo­bal de fecun­di­dad de nues­tro país bajó desde 5.3 hijos por mujer en 1914 a 2.2 en 2010 (un des­cen­so del 58%), valor ape­nas por enci­ma del nivel del reem­pla­zo demo­grá­fi­co. En el mismo perio­do, la espe­ran­za de vida al nacer aumen­tó casi 27 años y el por­cen­ta­je de pobla­ción de 65 años y más se quin­tu­pli­có (Cua­dro 1 en Anexo).

    El des­cen­so de la fecun­di­dad ha sido el fac­tor más impor­tan­te para dar cuen­ta de la actual situa­ción del enve­je­ci­mien­to de la pobla­ción en la Argen­ti­na. De acuer­do con Pan­te­li­des y Moreno (2009), si el nivel de la fecun­di­dad no hubie­ra des­cen­di­do como lo hizo, la pobla­ción del país en el año 2000 habría sido casi tan joven como lo fue en 1900 aun­que la mor­ta­li­dad y la migra­ción se hubie­ran com­por­ta­do como lo hicieron.

    La diná­mi­ca y los cam­bios en la fecun­di­dad no son los úni­cos fac­to­res que expli­can el enve­je­ci­mien­to de la pobla­ción; en él inter­vie­ne tam­bién el sos­te­ni­do aumen­to de la espe­ran­za de vida al nacer, fenó­meno obser­va­ble entre los extre­mos del perío­do con­si­de­ra­do que reve­la una ganan­cia de más de un cuar­to de siglo de vida. El peso rela­ti­vo de la pobla­ción de 65 años y más es el pro­duc­to de la mayor sobre­vi­ven­cia de los que alcan­zan esa edad y de la dis­mi­nu­ción por­cen­tual de las per­so­nas en las eda­des más jóvenes.

    Lo expues­to hasta aquí es váli­do para un diag­nós­ti­co a nivel nacio­nal. Sin embar­go, hay que seña­lar la dis­pa­ri­dad exis­ten­te en diver­sas juris­dic­cio­nes del país, pre­sen­tán­do­se el enve­je­ci­mien­to como un fenó­meno más acen­tua­do en la región pam­pea­na. La Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires (CABA) es la juris­dic­ción más enve­je­ci­da del país, con el 16% de su pobla­ción en eda­des de 65 años o más (aun­que hay comu­nas de la ciu­dad, como la de Reco­le­ta, donde las per­so­nas de esas eda­des cons­ti­tu­yen el 20% de la pobla­ción). A CABA le siguen un con­jun­to de pro­vin­cias con el 10% de su pobla­ción en esas eda­des (Santa Fe, Cór­do­ba, La Pampa, Entre Ríos y Men­do­za). El resto de las pro­vin­cias fluc­túa entre el 8 y el 6%; Tie­rra del Fuego es la que pre­sen­ta menor peso rela­ti­vo de pobla­ción de 65 años y más (3.8%), como con­se­cuen­cia del fuer­te flujo migra­to­rio de los años 1980, que reju­ve­ne­ció la pobla­ción (Cua­dro 2).

    Una carac­te­rís­ti­ca dis­tin­ti­va del enve­je­ci­mien­to es su espe­ci­fi­ci­dad de géne­ro; en gene­ral, a medi­da que aumen­ta la edad de una pobla­ción se acre­cien­ta la pro­por­ción de muje­res, rasgo que se ori­gi­na en la mor­ta­li­dad dife­ren­cial por sexo y que redun­da en una mayor espe­ran­za de vida para las muje­res. En pro­me­dio, las muje­res argen­ti­nas viven seis años más que los hom­bres y, a medi­da que aumen­ta la edad de la pobla­ción, el peso rela­ti­vo de las muje­res aumen­ta. En la Ciu­dad de Bue­nos Aires, el 34% de las muje­res de 65 años o más tiene 80 años o más, mien­tras que el 26% de los varo­nes está en esa situa­ción (Cua­dro 3).

    fuente : www.teseopress.com

    fuente : chromewebdata

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 2 month ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder