if you want to remove an article from website contact us from top.

    para que sirve la tamsulosina en mujeres

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga para que sirve la tamsulosina en mujeres de este sitio.

    PROSPECTO TAMSULOSINA SANDOZ 0,4 mg CAPSULAS DE LIBERACION MODIFICADA EFG

    Introducción

    Prospecto: información para el pacienteTamsulosina Sandoz 0,4 mg cápsulas duras de liberación modificada EFG

    Tamsulosina hidrocloruro

    Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

    -              Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.

    -              Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.

    -              Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.

    -              Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

    Contenido del prospecto

    1.   Qué es Tamsulosina Sandoz y para qué se utiliza

    2.   Qué necesita saber antes de empezar a tomar Tamsulosina Sandoz

    3.   Cómo tomar Tamsulosina Sandoz

    4.   Posibles efectos adversos

    5.   Conservación de Tamsulosina Sandoz

    6.   Contenido del envase e información adicional

    1. Qué es Tamsulosina Sandoz y para qué se utiliza

    Tamsulosina se utiliza para el tratamiento de los síntomas al orinar causados por la hiperplasia benigna de próstata (HBP - próstata agrandada).

    El principio activo que contiene las cápsulas se denomina bloqueante alfa 1A, el cual reduce la contracción muscular en la próstata y en la uretra. Esta acción facilita el flujo de la orina a través de la uretra y ayuda a orinar.

    2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Tamsulosina Sandoz

    No tome Tamsulosina Sandoz

    si es alérgico a tamsulosina hidrocloruro o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6). La hipersensibilidad o alergia a tamsulosina se puede expresar como una repentina hinchazón de manos y pies, hinchazón de labios, lengua o garganta causando dificultad para respirar y/o prurito y picor (angioedema),

    si ha tenido mareo o se ha desmayado por una disminución de la presión arterial (por ejemplo cuando se sienta o levanta rápidamente),

    si ha tenido problemas hepáticos graves.

    Advertencias y precauciones

    Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Tamsulosina Sandoz:

    si ha tenido problemas renales graves,

    si tiene mareos o desmayos durante el uso de tamsulosina. Se debe sentar o tumbar hasta que los síntomas hayan desaparecido,

    si experimenta una repentina hinchazón de manos o pies, labios, lengua o garganta causando dificultad para respirar y/o picor y prurito, causado por una reacción alérgica (angioedema) durante el uso de tamsulosina,

    si va a ser sometido o tiene programada una operación quirúrgica ocular debido a opacidad del cristalino (cataratas) o incremento de la presión ocular (glaucoma).

    Informe a su oculista si ha tomado, está tomando o planea tomar tamsulosina. El especialista puede tomar medidas de precaución necesarias a cerca de la medicación y la técnica quirúrgica a usar. Pregunte a su médico si debe o no posponer o interrumpir su tratamiento con este medicamento cuando vaya a ser sometido a una operación debido a opacidad del cristalino o incremento de la presión ocular.

    Antes de iniciar el tratamiento con tamsulosina, deberá ser examinado por su médico para descartar la presencia de otras patologías que puedan originar síntomas similares a los de la próstata agrandada (hiperplasia benigna de próstata). Se debe llevar a cabo un tipo de exploración (tacto rectal). En caso de ser necesario, se debe llevar a cabo la determinación del antígeno específico prostático (PSA) en su sangre antes del tratamiento y, posteriormente, a intervalos regulares.

    Niños y adolescentes

    Este medicamento no se debe administrar a niños o adolescentes menores de 18 años ya que no tiene efecto en esta población.

    Toma de Tamsulosina Sandoz con otros medicamentos:

    Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento.

    En concreto, consulte con su médico o farmacéutico si está tomando:

    medicamentos para disminuir la presión arterial tales como verapamilo y diltiazem,

    medicamentos para tratar el VIH tales como ritonavir o indinavir,

    medicamentos para tratar infecciones fúngicas tales como ketoconazol o itraconazol,

    otros alfa bloqueantes tales como doxazosina, indoramina, prazosina o alfuzosina,

    eritromicina o claritromicina, antibióticos  usados para tratar infecciones,

    ciclosporina, un inmunosupresor usado p.ej. tras un trasplante de órganos.

    Tamsulosina puede provocar una bajada de la presión arterial cuando se administra con otro alfa1A-bloqueante.

    Algunos pacientes sometidos a terapia con alfa-bloqueantes para el tratamiento de presión sanguínea alta o próstata agrandada pueden experimentar mareos o desvanecimientos, que pueden ser causados por presión sanguínea baja al sentarse o ponerse de pie rápidamente. Algunos pacientes han experimentado esos síntomas tras la toma de medicamentos usados para la disfunción eréctil (impotencia) con alfa-bloqueantes. Para reducir la posibilidad de que aparezcan estos síntomas, debería regular la dosis diaria de sus alfa-bloqueantes antes de comenzar su tratamiento para la disfunción eréctil.

    fuente : cima.aemps.es

    Tamsulosina: MedlinePlus medicinas

    Tamsulosina: Infórmate sobre efectos secundarios, dosis, precauciones y más en MedlinePlus

    Tamsulosina

    Tamsulosina ¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    ¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento? ha sido extendido.

    La tamsulosina se usa en hombres para tratar los síntomas del agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o BPH, por su sigla en inglés), que incluye dificultad para orinar (intermitencia, goteo, debilidad en la flujo de orina y vaciado incompleto de la vejiga), dolor al orinar y necesidad de orinar con más frecuencia y urgencia. La tamsulosina pertenece a una clase de medicamentos llamados bloqueadores alfa. Funciona al relajar los músculos de la próstata y de la vejiga para permitir que la orina fluya más fácilmente.

    ¿Cómo se debe usar este medicamento?

    ¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

    ¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

    ¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

    ¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

    ¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

    ¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

    ¿Qué otra información de importancia debería saber?

    ¿Cómo se debe usar este medicamento? ¿Qué otro uso se le da a este medicamento? ¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir? ¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis? ¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento? ¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento? ¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis? ¿Qué otra información de importancia debería saber? Marcas comerciales de producto combinados

    Documento actualizado - 15/01/2018

    Hojee las páginas sobre medicinas

    fuente : medlineplus.gov

    Tamsulosina y mujer

    Según el estudio poblacional más grande realizado hasta la fecha, los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) afectan aproximadamente al 66,6% de las mujeres, con una mayor prevalencia en aquellas ≥ 60 años. A medida que la población mundial envejece, se espera que aumente la prevalencia de STUI y, por lo tanto, los molestos síntomas

    15 SEP TAMSULOSINA Y MUJER

    Publicado en 18:56h en Ginecología por adminecuador

    0Likes Share

    Tiempo de lectura: 5 minutos

    Según el estudio poblacional más grande realizado hasta la fecha, los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) afectan aproximadamente al 66,6% de las mujeres, con una mayor prevalencia en aquellas ≥ 60 años. A medida que la población mundial envejece, se espera que aumente la prevalencia de STUI y, por lo tanto, los molestos síntomas urinarios y el estigma asociado continuarán afectando la calidad de vida de muchas mujeres, además de conducir a un aumento de la carga económica.1

    Aunque la prevalencia general de los STUI es similar entre hombres y mujeres, existen diferencias en las diversas categorías de síntomas. Según la Sociedad Internacional de Continencia, los STUI pueden clasificarse en síntomas de almacenamiento, evacuación y post-miccional.

    ·Síntomas de almacenamiento: ocurren durante la fase de almacenamiento de la vejiga e incluyen aumento de la frecuencia urinaria diurna, nicturia, urgencia e incontinencia.

    · Síntomas de micción: ocurren durante la fase de vaciado de la vejiga e incluyen signos de flujo urinario lento o intermitente, vacilación, esfuerzo y goteo terminal.

    · Síntomas posteriores a la micción: incluyen una sensación de vaciado incompleto y pérdida involuntaria de orina después de orinar.

    Las mujeres experimentan síntomas de almacenamiento con más frecuencia que los hombres (mujeres 59,2%; hombres 51,3%) y, a su vez, experimentan síntomas menos frecuentes tanto de evacuación (hombres 25,7%; mujeres 19,5%) como post-miccionales (hombres 16,9%; mujeres 14,2%). A pesar de estas pequeñas diferencias, es evidente que tanto hombres como mujeres experimentan síntomas de almacenamiento y evacuación con una frecuencia elevada, lo que podría ser indicativo de una etiología subyacente similar a nivel del receptor.1

    Los STUI a menudo se pasan por alto y se sub-diagnostican en las mujeres y se estima que la prevalencia general llega al 19%. Específicamente, los síntomas de micción, principalmente obstrucción de la salida de la vejiga, incluyen flujo urinario débil o intermitente, esfuerzo, vacilación, goteo terminal y vaciado incompleto. Los síntomas de almacenamiento incluyen incontinencia urinaria de urgencia y vejiga hiperactiva caracterizada por urgencia, frecuencia, incontinencia de urgencia y nicturia. El principal síntoma post-miccional es el goteo post-miccional, que es común y molesto.2

    Para las mujeres con síntomas predominantemente miccionales, pocos tratamientos se han estudiado adecuadamente y, por lo tanto, no se ha identificado un estándar de oro para la disfunción miccional femenina.1

    Sin embargo, a Tamsulosina se ha utilizado sin ser una indicación aprobada, para el tratamiento de STUI en mujeres. En los últimos años, varios ensayos controlados aleatorios (RCT) han informado la eficacia clínica y la seguridad de la Tamsulosina para los STUI en mujeres, lo que puede resolver algunas de las controversias actuales sobre el uso del fármaco y proporcionar evidencia más confiable acerca de su uso.2

    Uno de estos estudios tuvo por objetivo realizar un metaanálisis para evaluar la seguridad y eficacia de la Tamsulosina en el tratamiento de los STUI en mujeres. Se realizó una revisión de la literatura para identificar todos los RCT publicados de Tamsulosina para el tratamiento de STUI en mujeres. Se incluyeron en el análisis seis estudios con 764 mujeres participantes. Cuatro de los seis RCT compararon Tamsulosina con placebo, un RCT comparó Tamsulosina con Prazosina y el otro estudio comparó Tamsulosina con Tamsulosina combinada con Tolterodina. La Tamsulosina mejoró la puntuación del Cuestionario de vejiga hiperactiva en comparación con el placebo en solo un RCT. En cuanto a los parámetros urodinámicos, la Tamsulosina mejoró la tasa de flujo promedio y el volumen residual post-miccional en comparación con Prazosina y Tolterodina combinadas con Tamsulosina, respectivamente. Más allá de eso, los otros parámetros no mostraron diferencias significativas entre los grupos de tratamiento combinado y control con monoterapia con Tamsulosina. Sobre la base de la evidencia actual, la Tamsulosina es un tratamiento eficaz para el alivio de los STUI en las mujeres en comparación con el placebo. Sin embargo, se requieren ensayos bien realizados que examinen los resultados a largo plazo.2

    La retención urinaria postoperatoria (RUPO) tiene un impacto negativo significativo en la recuperación después de la cirugía. En términos generales, se ha informado que la incidencia de RUPO en pacientes sometidos a cualquier procedimiento quirúrgico oscila entre el 14% y el 16%, con una gran cantidad de factores de riesgo potenciales. La probabilidad es considerablemente mayor en pacientes que se someten a cirugía reconstructiva pélvica femenina (CRPF), con tasas informadas que oscilan entre el 21% y el 50%. La retención urinaria posoperatoria se asocia con un mayor riesgo de infección del tracto urinario, mayores costos de atención médica y de manera significativa disminución de la satisfacción del paciente.3

    fuente : ec.vertismed.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 3 month ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder