if you want to remove an article from website contact us from top.

    nancy fraser, citada por el disertante en sesión para explicar la igualdad como no subordinación, propone 2 posibles soluciones a los problemas de injusticias que aquejan a ciertos grupos sociales con problemas complejos de desigualdad, ¿cuáles son?

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga nancy fraser, citada por el disertante en sesión para explicar la igualdad como no subordinación, propone 2 posibles soluciones a los problemas de injusticias que aquejan a ciertos grupos sociales con problemas complejos de desigualdad, ¿cuáles son? de este sitio.

    La teoría de la justicia de Nancy Fraser como contribución al análisis

    Este artículo busca la presentación de la formulación de la justicia social designada por la filósofa política estadounidense Nancy Fraser

    Educación

    La teoría de la justicia de Nancy Fraser como contribución al análisis de las políticas de acción afirmativa en la educación superior brasileña

    Matheus de Oliveira Guimarães

    06/11/2019 SEM COMENTÁRIOS

    DOI: 10.32749/nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/teoria-justicia

    5/5 - (1 voto)

    CONTEÚDO

    ARTÍCULO ORIGINAL

    GUIMARÃES, Matheus De Oliveira [1]

    GUIMARÃES, Matheus De Oliveira. La teoría de la justicia de Nancy Fraser como una contribución al análisis de las políticas de acción afirmativa en la educación superior brasileña. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. año 04, Ed. 11, Vol. 01, págs. 22-38. Noviembre de 2019. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/teoria-justicia

    RESUMEN

    Este artículo busca la presentación de la formulación de la justicia social designada por la filósofa política estadounidense Nancy Fraser a través de la cual ella interpreta el escenario social hoy a partir del reconocimiento-redistribución binomial. Presentaremos argumentos teóricos que pueden ser de interesante valor para el análisis, interpretación y evaluación de las políticas educativas brasileñas directamente relacionadas con el tema de las políticas de acción afirmativa. A partir de la presentación de la teoría de Frasean sobre justicia social y reconocimiento, buscamos relacionar este pensamiento, de manera panorámica, con las acciones afirmativas dirigidas a la educación superior implementadas en Brasil, especialmente desde la década de 1990. Con este fin, se demuestran los principales argumentos de Nancy Fraser, para los que la justicia exige hoy tanto la redistribución de los bienes sociales y la riqueza como el reconocimiento cultural-valorativo de las diferencias. Por último, se establece la relación teórica entre las acciones afirmativas y la teoría fraseana.

    Palabras clave: acciones afirmativas, educación superior, justicia social, Nancy Fraser, raza, redistribución-reconocimiento.

    1. INTRODUCCIÓN

    La Constitución brasileña de 1988, en su artículo 206, punto I, y la Ley de Directrices y Bases de Educación de Brasil de 1996, en el artículo 3, punto I, establecen que la enseñanza debe ser provisión respetando el principio de igualdad de condiciones. En consonancia con este precepto constitucional, las políticas educativas comenzaron a formularse e implementarse con el propósito de reducir las desigualdades sociales que han prevalecido en la historia de Brasil, discriminando a diversos segmentos de la sociedad.

    En las últimas dos décadas, con respecto al tratamiento del tema racial en Brasil, se han producido cambios significativos en el país que han estado produciendo intensas transformaciones en la sociedad. En este contexto, se incluyen acciones afirmativas, entendidas como iniciativas para promover la inclusión social y, al mismo tiempo, se valoran aspectos singulares de grupos e individuos.

    La conexión entre las discusiones de Educación, Derecho y Ciencias Políticas con temas relacionados con temas relacionados con cuestiones de redistribución y reconocimiento – y específicamente con respecto a la raza – se basa significativamente en su énfasis incuestionable en el comprender y hacer frente a las desigualdades en el contexto social, tanto en las relaciones de poder como en el conocimiento, inelutably interconectados (APPLE; BOLA; GANDIN, 2013; GILLBORN; LADSON-BILLINGS, 2013; APPLE, 2017). A pesar de la comprensión de muchos de un supuesto carácter epifenomena de lo que eventualmente se referiría a las discusiones sobre la clase y el capitalismo, es esencial entender la fuerza relativamente autónoma de las cuestiones de raza y la importancia de las particularidades de la vida cotidiana de quienes viven tales situaciones (APPLE, 2017).

    En este sentido, con la necesidad de proporcionar acceso (y permanencia) a la educación superior a quienes han descuidado sus posibilidades de educación educativa, las políticas públicas brasileñas han estado buscando una universalización tardía de la educación superior y, posiblemente a pesar de lo previsto, terminan en línea con la pérdida de la calidad de la enseñanza sin democratizar efectivamente el acceso. Aunque en las últimas dos décadas los indicadores educativos han mejorado para todos los rangos de enseñanza y en todos los grupos sociales, todavía se observan graves desigualdades raciales, especialmente en las primeras etapas (HEILBORN; ARA-JO; BARRETO, 2010).

    A pesar del debate sobre las políticas de acción afirmativa se ha centrado, especialmente desde la última década, en el sistema de cuotas para las universidades públicas, las acciones del Estado implican acciones que van más allá de las cuotas, con características y alcance diferenciado.

    Aunque es posible afirmar que en el gobierno Fernando Henrique Cardoso ya había iniciativas federales dirigidas a la población negra, el análisis de los documentos de la época revela que la estrategia discursiva y la política de dicho gobierno era promover el reconocimiento sin inversiones en el aspecto redistributivo, aunque la desigualdad fue la principal justificación de las políticas de valoración de la población negra (LIMA, 2010).

    El comienzo de la administración de Lula en 2003 marca un cambio denso en las políticas con una perspectiva racial. Como Lima (2010) afirma, hasta entonces la relación del estado con el Movimiento Negro era de exterioridad, constituyendo básicamente actores sociales como demandantes y con poca inserción en el aparato gubernamental. En el gobierno de Lula, esta relación se convierte en la incorporación, en sus marcos, de los representantes negros (dando mayor visibilidad a las demandas del movimiento).

    fuente : www.nucleodoconhecimento.com.br

    Capacidades, reconocimiento y representación: las contribuciones de Nancy Fraser, Iris Marion Young y Amartya Sen a la teoría de la justicia de John Rawls

    La Teoría de la Justicia de John Rawls reavivó el debate en la filosofía política en torno al liberalismo. Desde entonces, diferentes autores plantearon dive...

    Presentación

    La Teoría de la Justicia de John Rawls vigorizó la discusión de la filosofía al recuperar de nueva cuenta la discusión del liberalismo. Su intención, como él mismo menciona, fue la de elevar la teoría del contrato social en la escala de abstracción y superar el utilitarismo tradicional. Para Rawls, el problema era que la teoría del utilitarismo, impulsada por Hume, Mills y Bentham, había venido dominando gran parte del pensamiento político, sin haber tomado en cuenta la ausencia de un dispositivo moral que permitiera la regulación de la conducta colectiva.

    Para Rawls, una sociedad justa se basa en un pacto en el cual se establecen las reglas para la repartición de los incentivos y ganancias de los individuos que la componen. Desde entonces, diversos pensadores han aportado grandes contribuciones y críticas a su trabajo. Las críticas más severas giran en torno a que la Justicia como imparcialidad no es compatible con las condiciones actuales de la sociedad global. Por ello, Rawls, en su obra Liberalismo político, llevó a cabo una reformulación parcial de la Teoría de la Justicia en la cual buscó una concepción política de la justicia, que fuera adecuada a las sociedades pluralistas de los sistemas democráticos.

    Algunos pensadores han venido a ofrecer una nueva discusión sobre la Justicia con el fin de enfrentar el tema de la distribución de recursos, el reconocimiento y la representación de los grupos desaventajados de la población.

    Amartya Sen, desde la economía, ha señalado que una Teoría de la Justicia no debe centrarse en las instituciones, sino en garantizar el ejercicio de capacidades, como la educación, la salud y el ingreso mínimo, los cuales permiten a los individuos un piso de igualdad para el desarrollo.

    Por su parte, dos integrantes del feminismo llaman la atención en el reconocimiento y la representación como los mecanismos esenciales hacia una sociedad justa. Iris Marion Young advierte que el problema se encuentra en concebir una sociedad igualitaria sin reconocer las diferencias culturales o de grupo. Ello, en su punto de vista, provoca que las Teorías de la Justicia resulten ser más de la Injusticia al propiciar la explotación y dominación, por lo que reconocer las diferencias es un imperativo de una sociedad justa. En este sentido, Nancy Fraser afirma que una vez superada la discusión de la redistribución y el reconocimiento, se debe arribar a garantizar la representación de los grupos desaventajados. Para Fraser es indispensable que estos grupos cuenten con mecanismos que garanticen la representación política con el fin de que se encuentren en condiciones de defender sus derechos.

    Este trabajo tiene como objetivo exponer la Teoría de la Justicia de John Rawls, los trabajos de Nancy Fraser, Iris Marion Young y Amartya Sen, como aportación en la búsqueda de un ideal de Justicia para las sociedades plurales en la era de la globalización.

    La Teoría de la Justicia de John Rawls

    Sobre la justicia como imparcialidad

    Para John Rawls (2006), la primera virtud de las instituciones es y debe ser la justicia; en caso contrario, éstas deben ser cambiadas. De esta forma, los derechos que se establecen bajo este principio, son definitivos e intercambiables; “en una sociedad justa, las libertades de la igualdad de ciudadanía se dan por establecidas definitivamente; los derechos asegurados por la justicia no están sujetos a regateos políticos ni al cálculo de intereses sociales” (Rawls, 2006: 17).

    Para Rawls, dentro de la cooperación social es necesario establecer una serie de principios que permitan definir cómo serán repartidos los frutos de aquella cooperación; por ello, afirma que es necesario “un conjunto de principios para escoger entre las diferentes disposiciones sociales que determinan esta división de ventajas y para suscribir un convenio sobre las participaciones distributivas correctas”. A esto le llamó “los principios de la justicia social”, que es la manera en la que se puede asignar la participación y el disfrute de las obligaciones y derechos dentro de las instituciones básicas de la sociedad. Cuando una sociedad se organiza de esta manera, se dan por aceptados los principios de justicia por todos los miembros de ésta y, en lo general, las instituciones los satisfacen. Por ello, compartir y aceptar la misma idea de la justicia posibilita el desarrollo armonioso de una sociedad (Rawls, 2006: 18).

    Cuando no existe un acuerdo sobre lo que es justo o injusto, los individuos no logran coordinar sus intereses para que se conserve el resultado beneficioso de la cooperación. Por ello, es necesario “determinar las porciones distributivas apropiadas, la manera en que una concepción lo hace, tiene que afectar los problemas de eficiencia, coordinación y estabilidad”, que son algunos de los problemas relacionados al momento de definir en una sociedad el significado de justicia. “Una concepción de justicia es preferible a otra cuando sus consecuencias generales son más deseables” (Rawls, 2006: 20).

    Como se ha mencionado, ordenar la estructura básica de la sociedad es la función primordial de la Justicia a partir de la asignación de derechos y beneficios por parte de las instituciones. Para Rawls, las instituciones son la Constitución y las Leyes que regulan la actividad económica y social; por ello, “la protección jurídica de la libertad de pensamiento y de conciencia, la competencia mercantil, la propiedad privada de los medios de producción y la familia monógama, son ejemplos de las grandes instituciones sociales” (Rawls, 2006: 20) y que en gran medida definen las expectativas de vida de los individuos. De esta forma, es posible explicar por qué personas nacidas en diferentes estratos sociales cuentan con expectativas de vida distintas:

    fuente : www.redalyc.org

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 4 month ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder