if you want to remove an article from website contact us from top.

    menciona cinco acciones sustentables que realizarías para un consumo responsable.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga menciona cinco acciones sustentables que realizarías para un consumo responsable. de este sitio.

    Consejos para un consumo responsable

    Compartimos recomendaciones para un consumo responsable y sostenible, reflexivo, saludable, crítico y respetuoso con el entorno medioambiental

    Consejos y recomendaciones para un consumo responsable y sostenible

    En la actualidad, existe una creciente concienciación de consumir bienes de manera responsable y sostenible. A continuación se ofrecen algunas pautas de consumo responsable y sostenible, así como un listado de recomendaciones sobre consumo responsable y sostenible, reflexivo, saludable, crítico y respetuoso con el medio ambiente.

    Etiquetas:

    consumo responsable

    Si quiere realizar un consumo responsable le ofrecemos una serie de pautas a seguir:

    Huya del consumir por consumir y de la cultura del usar y tirar.

    Haga un consumo responsable en los supermercados y comercios de proximidad:

    Compre alimentos locales y de temporada.

    Elija productos frescos en lugar de procesados.

    Evite los productos con un embalaje excesivo.

    Seleccione los productos con certificación de calidad o con la "A" de consumo energético eficiente.

    Escoja productos biodegradables o con el distintivo de respetuoso con el medio ambiente.

    Ahorre energía y utilícela de forma eficiente:

    Apague luces y aparatos eléctricos que no se estén utilizando.

    Utilice bombillas de bajo consumo, aproveche todas las horas de luz natural.

    Coloque placas térmicas o solares para calentar el agua de casa.

    Revise los cerramientos de puertas y ventanas para conservar el calor.

    Si desa conocer cuál es la huella de carbono derivada del consumo de electricidad y gas en su hogar existen varias herramientas en internet, como la que pone a disposición el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

    Haga un uso racional del agua:

    Mantenga en buen estado las instalaciones para que no haya fugas.

    Ahorre gastos innecesarios con gestos sencillos como poner el lavavajillas o la lavadora solo cuando estén llenos.

    Cierre el grifo mientras se lava los dientes, se afeita o friega los platos.

    Camine en lugar de coger el coche; utilice la bicicleta y los transportes públicos.

    Si va en coche, realice una conducción eficiente:

    Utilice las marchas largas para ahorrar combustible,

    Circule con una velocidad uniforme,

    Evite los frenazos, los acelerones o los cambios de marcha innecesarios.

    Apague el motor si va a parar durante más de un minuto.

    Emplee la llamada banca ética. Económicamente es tan segura como la tradicional pero sus rendimientos se emplean en usos sociales y/o solidarios.

    Compre productos de comercio justo. De esta forma estará pagando el margen necesario para que las personas que los producen trabajen en condiciones dignas.

    Reutilice los productos que todavía tengan vida útil. Llévealos a comercios de segunda mano, regálelos a organismos sociales como albergues o asociaciones benéficas, alquile lo que precises si es una necesidad puntual, o pídalo prestado a algún conocido.

    Recicle. Deposita sus residuos en su contenedor correspondiente y no tire nunca por el desagüe aceites o sustancias tóxicas.

    Actúe de forma ecológicamente sostenible, aplicando la regla de las "r" (reducir, reutilizar, reciclar):

    Reducir implica que se eviten productos con exceso de embalaje, que se consuma la energía justa o que se reduzca el consumo de productos tóxicos y contaminantes como las pilas.

    Reutilizar significa volver a usar los productos que todavía tienen vida útil. Cuantos más productos se pueda volver a utilizar, menos recursos se tendrán que explotar.

    Reciclar se refiere a la transformación de los materiales que ya hayan sido utilizados en nuevos productos destinados al consumo. Es importante que recuerde que para poder llevar a cabo un adecuado reciclaje se debe separar cada material en casa.

    A través del siguiente listado podrá acceder a una serie de aspectos y consejos sobre diversos temas que se conectan con un consumo responsable y sostenible.

    El desperdicio de alimentos

    Los residuos domésticos

    Juego responsable y juego seguro

    Consumo responsable en Navidad

    Las cooperativas de consumo

    Agricultura ecológica

    Comercio justo

    Vacaciones sostenibles

    Banca ética

    Finanzas sostenibles y compra pública ética

    Software libre

    Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico [email protected], así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

    Plantea tus dudas

    Comparte el artículo Facebook Twitter Delicious

    Valora el artículo: Imprimir

    Contenidos relacionados

    ¿Qué es el consumo responsable?

    La agricultura ecológica

    Las cooperativas de consumo

    Recomendaciones sobre consumo colaborativo

    Comercio justo

    Vacaciones y turismo sostenibles

    Banca ética

    Finanzas sostenibles y compra pública ética

    Software libre

    fuente : www.consumoresponde.es

    10 acciones que los consumidores pueden hacer por el medio ambiente

    Los consumidores pueden hacer mucho más por el medio ambiente de lo que se piensa. Contratar energía renovable, evitar el derroche de alimentos, utilizar el transporte público en vez del privado o reciclar son algunas de las medidas que pueden reducir el impacto ambiental y, de paso, ahorrar dinero. Este artículo señala 10 acciones que […]

    10 acciones que los consumidores pueden hacer por el medio ambiente

    Los ciudadanos responsables con el medio ambiente mejoran su entorno y ahorran dinero con acciones de consumo sencillas

    Por Alex Fernández Muerza 26 de enero de 2015

    Imagen: Robert Couse-Baker

    Los consumidores pueden hacer mucho más por el medio ambiente de lo que se piensa. Contratar energía renovable, evitar el derroche de alimentos, utilizar el transporte público en vez del privado o reciclar son algunas de las medidas que pueden reducir el impacto ambiental y, de paso, ahorrar dinero. Este artículo señala 10 acciones que los ciudadanos pueden hacer por el medio ambiente en sus consumos.

    1. Contratar energía renovable

    El consumo de energías fósiles, sobre todo petróleo, carbón y gas, conlleva un elevado impacto ambiental: destrucción de espacios naturales, contaminación, aumento del cambio climático, etc. Una forma de reducir su dependencia es mediante la contratación de propuestas que producen y comercializan energía renovable. Según sus responsables, los ciudadanos pueden contratar tarifas incluso más baratas que las de compañías convencionales y el origen de la electricidad «verde» se garantiza de forma transparente y oficial.

    2. Utilizar aparatos y sistemas de alta eficiencia energética

    Gracias al uso eficiente de la energía se consume menor cantidad de recursos y de dinero

    Gracias al uso eficiente de la energía se consume menor cantidad de recursos y de dinero, se mantiene o incluso mejora la calidad de vida, se contamina menos y se prolonga la vida de los recursos. Cuantos más aparatos y sistemas de alta eficiencia energética utilicen los consumidores, más se lo agradecerán el medio ambiente y su bolsillo. El etiquetado de letras y colores, cada vez más común en electrodomésticos, neumáticos o viviendas, es un buen criterio de compra para conocer la eficiencia energética de un producto.

    3. Evitar el derroche de alimentos

    Unos 179 kilos de alimentos en buen estado se desperdician por persona al año y hasta el 50% de los productos aptos para el consumo que se desechan se convierten en residuos a lo largo de la cadena alimentaria, según fuentes europeas. Evitar, o al menos reducir, en lo posible el derroche de alimentos disminuye el impacto ambiental y, de paso, ahorra dinero. Los ciudadanos pueden conseguirlo con diversos consejos: organizar bien las compras, guardar en la nevera y el congelador los diferentes alimentos o no desechar alimentos por su aspecto aun cuando estén en buen estado.

    4. Hacer una compra crítica

    Imagen: Jordan Fischer

    Los consumidores tienen una gran variedad de productos y servicios a su alcance. Comparar, informarse sobre cuáles tienen menor impacto ambiental, incluso criticar y denunciar de forma pública a las empresas con un mal comportamiento ambiental, concienciarse uno mismo y a los demás por las ventajas de productos respetuosos con el medio ambiente nos convierte en ciudadanos críticos, responsables y libres de culpa.

    5. Ir en transporte público, bicicleta o a pie

    El coche privado es el principal causante de la contaminación del aire urbano, además de hacer de las ciudades lugares más inhóspitos. Siempre que se pueda es mejor utilizar el transporte público, la bicicleta (tanto para hacer deporte como para ir a trabajar) o ir a pie. De esta manera, además de mejorar el medio ambiente, nuestra salud y la economía doméstica lo agradecerán.

    6. Reciclar, pero sobre todo reducir y reutilizar

    Los consumidores que reciclan evitan llenar los vertederos y la extracción de nuevas materias primas, reducen el gasto de energía y contribuyen a luchar contra el cambio climático. Separar los residuos y depositarlos en su contenedor es, por tanto, una acción ambiental importante, pero lo es aún más reducir el consumo innecesario y reutilizar los productos y recursos para darles la máxima vida útil posible.

    7. Decantarse por lo local y ecológico

    Los productos elaborados cerca de los consumidores son más frescos, conservan más sus propiedades, evitan el impacto ambiental del transporte y fortalecen la economía local. Y si además están producidos de acuerdo con las normas de certificación ecológica, se hace un esfuerzo añadido por intentar preservar el entorno.

    8. Tener en cuenta la huella virtual del agua

    El agua virtual recuerda la cantidad necesaria de este recurso para producir bienes o servicios. Los ciudadanos, por tanto, no solo emplean este líquido cuando beben, se duchan o riegan su jardín, sino también cuando comen o se visten. Por ejemplo, una camiseta de algodón tiene una huella de 4.100 litros de agua virtual, una hamburguesa 2.400 litros y una taza de café 140 litros. Intentar reducir el consumo de los productos con mayor huella virtual contribuirá a mantener este preciado elemento.

    9. Aprovechar las ventajas del consumo colaborativo

    Frente a la compra para poseer o el usar y tirar, el consumo colaborativo defiende compartir, redistribuir o reutilizar los productos. De esta manera, el impacto ambiental se reduce y, de paso, se ahorra dinero. Las iniciativas de esta economía colaborativa son cada vez más diversas y promueven desde compartir o intercambiar coche, vivienda, hasta comida o lugar de trabajo.

    fuente : www.consumer.es

    50 Ejemplos de Consumo Responsable y Sostenible ♻️

    Si te preguntas cómo apoyar el consumo responsable, aquí puedes encontrar algunos consejos prácticos. ¿Cuándo un consumo es responsable con la sociedad? ¿Cómo

    50 Ejemplos de Consumo Responsable y Sostenible

    Si te preguntas cómo apoyar el consumo responsable, aquí puedes encontrar algunos consejos prácticos. ¿Cuándo un consumo es responsable con la sociedad? ¿Cómo reducir nuestra huella ecológica? ¿Por qué nos beneficia consumir productos de bajo impacto? ¿Cómo puedes aplicarlo en tu vida cotidiana? Conviértete en una persona informada y consciente de tus actos de consumo. Cuantas más decisiones de consumo positivas tengamos hoy, menos problemas ambientales deberemos revertir mañana.

    Índice [ocultar]

    1 Definición: Consumo Responsable, ¿Qué es?

    2 El Consumismo Sostenible es Responsabilidad de Todos

    3 Consejos para ser un Consumidor Responsable y Respetuoso con el Medio Ambiente

    4 Consumo Sostenible del Agua

    5 Hábitos para Disminuir los Residuos

    6 Hábitos para Ahorrar Energía

    7 Sistemas de Transporte Amigables

    8 Hábitos para Ahorrar Alimentos

    9 Consumo Ético: Compra Responsable y Solidaria

    10 Consumo Crítico del consumidor consciente

    11 Apuesta por el Turismo Sostenible

    12 La Banca Ética i Sostenible

    13 Más Ejemplos de Producción y Consumo Consciente

    14 Ejemplos de consumismo irresponsable

    15 15 de Marzo día Mundial del Consumo Responsable

    16 Libros recomendados sobre consumo responsable

    Definición: Consumo Responsable, ¿Qué es?

    El consumo responsable es una forma de producir y consumir bienes o servicios de acuerdo a nuestras necesidades reales, optando por opciones que favorezcan la sostenibilidad, la conservación del medio ambiente y la equidad social. Trata de fomentar el uso eficiente de los recursos, evitar la contaminación y mejorar la calidad de vida de las personas, gracias a un consumo consciente.

    El Consumismo Sostenible es Responsabilidad de Todos

    Para cumplir con la Agenda 2030, hay que avanzar en los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Precisamente, el objetivo número 12, trata de mejorar y difundir los modelos de producción y consumo responsables.

    Desde los gobiernos y las instituciones se debe sensibilizar a la industria y a los consumidores. Es necesario invertir en ciencia y tecnología, dar ejemplo con una compra pública sustentable y promover una movilidad ecológica. Las empresas deben transformar su forma de producir, hacia un modelo más ético, justo y sostenible.

    Ya que somos una sociedad de consumo y no podemos dejar de consumir, hagámoslo de forma sostenible. Todos debemos hacer un uso eficiente de los recursos naturales y gestionar de forma ecológica los residuos.

    Nuestras decisiones como consumidores tienen impactos positivos o negativos. Si conocemos la importancia y beneficios de reducir el consumismo, es más fácil no caer en malas tentaciones.

    Sé consciente de lo que necesitas. El consumo compulsivo es perjudicial. No compres por inercia. ¿Qué esconden los productos excesivamente baratos? Comprar tiene consecuencias. Es como un voto. Toma el control y elige sólo productos o servicios con atributos sociales y ambientales. Escoge alternativas de consumo con impactos positivos.

    Consejos para ser un Consumidor Responsable y Respetuoso con el Medio Ambiente

    No compres productos o servicios de empresas que durante su producción, contaminen excesivamente y tengan impactos nocivos con el entorno.

    Consumo Sostenible del Agua

    No malgastes agua innecesariamente. Mucha agua se desperdicia sin ser consumida ni aprovechada.

    Cierra el grifo durante el tiempo de cepillado dental.

    Dúchate: La ducha consume menos agua que la bañera.

    Reduce la capacidad de tu cisterna. Quizás con menos agua es suficiente.

    Usa aireadores en tus grifos.

    No contribuyas en empresas que malgasten o contaminen agua.

    Hábitos para Disminuir los Residuos

    Reutiliza, repara, recicla y separa tus residuos.

    Evita usar bolsas de plástico. Lleva contigo una bolsa reutilizable siempre.

    Compra a granel. No compres productos que generen residuos innecesarios. Aprende a ser cero residuo.

    Hábitos para Ahorrar Energía

    Usa bombillas de bajo consumo. Apaga las luces si no son necesarias.

    Cuando tengas que encender el horno para cocinar, organízate para aprovechar el horno con otras elaboraciones.

    Evita consumir combustibles fósiles. Pásate a la energía renovable.

    Abre las persianas durante el día para que entre la luz solar.

    Cierra la calefacción de habitaciones que no utilizas.

    Regula la temperatura del agua de tu caldera. Baja la temperatura del agua sin pasar frío.

    No compres productos que para ser producidos precisen de un derroche de recursos.

    Sistemas de Transporte Amigables

    Si puedes ir a pie, es la forma más saludable.

    Desplázate en bicicleta cuándo no es posible ir a pie.

    Utiliza el transporte público si no puedes ir en bicicleta. O busca más opciones de movilidad sostenible.

    Hábitos para Ahorrar Alimentos

    Deja de improvisar y planifica tus compras.

    Come de forma sana.

    fuente : sostenibleosustentable.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 8 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder