if you want to remove an article from website contact us from top.

    los protooncogenes ayudan a la célula a crecer y dividirse, es decir, regulan la proliferación y/o crecimiento celular.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga los protooncogenes ayudan a la célula a crecer y dividirse, es decir, regulan la proliferación y/o crecimiento celular. de este sitio.

    Oncogén

    Un oncogén es un gen que sufrió una mutación y que tiene el potencial de causar cáncer.

    ​Oncogén

    updated: January 9, 2023

    Definición

    Un oncogén es un gen que sufrió una mutación y que tiene el potencial de causar cáncer. Antes de que un oncogén sufra la mutación se denomina protooncogén, y juega un papel en la regulación de la división celular normal. El cáncer puede ocurrir cuando un protooncogén sufre una mutación, que lo convierte en un oncogén y hace que las células se dividan y multipliquen en forma descontrolada. Algunos oncogenes funcionan como el pedal del acelerador de un auto, instando a las células a dividirse una y otra vez. Otros funcionan como un freno defectuoso en un auto estacionado en una colina, haciendo también que la célula se divida sin control.

    Narración

    00:00 00:46

    Dentro de cada célula de nuestro cuerpo hay una clase de genes conocidos como proto-oncogenes. Los Proto-oncogenes desempeñan un papel importante en el control de la división celular y la muerte celular durante nuestro crecimiento y desarrollo. Sin embargo, si un proto-oncogén se muta, o la célula hace copias adicionales de ese proto-oncogén, puede super-activarse y producir una división celular descontrolada. De esta manera un proto-oncogén contribuye al desarrollo de una célula de cáncer partiendo de una célula normal. Una vez que un proto-oncogén es activado por una mutación, se le demonima oncogén. Por ello la activación de oncogenes, que es un tipo de lesión genética, contribuye al desarrollo de un tumor.

    Search

    Volver al Glosario

    Related

    Carcinógeno

    Mutágeno

    Cáncer

    Gen supresor de tumores

    fuente : www.genome.gov

    Genes, protooncogenes y oncogenes. ¿Qué son?

    Los protooncogenes ayudan a la célula a crecer y dividirse. Cuando el protooncogén está mutado y produce cáncer es cuando se le llama oncogén

    Genes, protooncogenes y oncogenes. ¿Qué son?

    Genes, protooncogenes y oncogenes. ¿Qué son? Genes, protooncogenes y oncogenes. ¿Qué son?

    Cáncer, Noticias Montse Pauta 16/05/2022 0 Comentarios

    Durante los últimos años, y con el crecimiento exponencial del desarrollo tecnológico, se ha podido descodificar todo el material genético de nuestro organismo. En 1983 se puso a punto una técnica que revoluciono la tecnología molecular y esto permitió empezar con el Proyecto del Genoma Humano. No fue hasta 2003 que se descifró el genoma humano, donde se recogieron millones de datos sobre la secuencia del ADN. Esto permitió iniciar nuevos estudios, entre ellos, proyectos enfocados al cáncer como el Proyecto atlas del Genoma del cáncer.

    Todos estos conocimientos fueron creciendo de forma exponencial y en paralelo con las mejoras de las técnicas de laboratorio que permiten conocer más sobre la secuencia del ADN.

    El ADN se agrupa en cromosomas y cada uno de ellos guarda las secuencias que configuran los genes. Cada cromosoma, de los 23 pares que tenemos, tiene unos cientos de miles de genes. Algunos de ellos actúan como instrucciones para producir moléculas llamadas proteínas. El Proyecto del Genoma Humano estimó que los humanos tenemos entre 20.000 y 25.000 genes. Actualmente se conoce que 16.000 genes pueden estar relacionados con diferentes enfermedades o síndromes.

    Protocogenes y oncogenes

    Los genes tienen diferentes funciones: codificar proteínas necesarias para el correcto funcionamiento de la célula, regular la expresión de otro gen, o incluso inhibir la expresión de otros genes.

    Los protooncogenes ayudan a la célula a crecer y dividirse, es decir, regulan la proliferación y/o crecimiento celular.

    Cuando en la secuencia del ADN del gen ocurre un cambio en el código genético (ya sea en una letra o en más de una) y esto no permite que el gen sea leído de forma correcta, lo llamamos variante genética patogénica o más comúnmente, se conoce como mutación. Si en una célula, un protooncogén sufre una mutación y se convierte en un gen permanentemente activo y que provoca un crecimiento descontrolado y exponencial de la célula, desemboca en un tumor.

    Cuando el protooncogén está mutado y produce cáncer es cuando se le llama oncogén. El oncogén hace que la célula se divida sin control.

    La mayoría de las mutaciones que causan cáncer que involucran oncogenes son adquiridas, no heredadas.

    Supresores de tumores

    Así como hay genes que promueven la división y crecimiento celular, existen genes que los regulan y que en condiciones normales ralentizan la división celular y la regulan. Estos genes son los llamados supresores de tumores.  Además, estos genes tienen una función muy importante y es el control de las mutaciones del ADN. Cuando detectan una mutación en la célula puede que:

    Activen sistemas de reparación.

    Activan sistemas para que la célula inicie su muerte y no prolifere mas.

    De la misma manera que sucede con los oncogenes, si los genes supresores de tumores no funcionan correctamente, las células pueden crecer sin control, lo que puede provocar cáncer.

    Un gen supresor de tumores cuando detecta un fallo, como una mutación, evita que la célula se divida demasiado rápido.

    Una diferencia importante entre los oncogenes y los genes supresores de tumores es que los oncogenes resultan de la activación de protooncogenes, pero los genes supresores de tumores causan cáncer cuando están inactivos.

    Aunque la mayoría de mutaciones son adquiridas, se han descrito mutaciones en los genes supresores de tumor hereditarias provocando que exista un riesgo elevado a sufrir cáncer en los miembros de la familia que lo han heredado.

    Terapia génica

    La terapia génica podría considerarse, en sentido amplio, como un conjunto de estrategias terapéuticas que intenta corregir un trastorno genético. La terapia génica se basa en la observación y descubrimiento del gen mutado para poder ser “reparado” y restablecer este equilibrio en el crecimiento y división celular.  La inmunoterapia es una técnica de terapia génica que ha permitido la creación de anticuerpos dirigidos a determinadas proteínas que están induciendo al tumor. Presentan la ventaja de que son muy selectivas para “capturar” a la proteína dañina y por lo tanto son menos tóxicas.

    Otras técnicas que están en marcha son la supresión de los oncogenes, mediante la administración de una secuencia complementaria de material genético que bloquea la lectura del oncogén y, por lo tanto, evita la producción de demasiado proteína.

    Con el uso de virus inactivos se ha diseñado técnicas génicas para administrar material genético de genes supresores de tumores que activen las vías de regulación del crecimiento celular.

    La investigación sigue avanzando y está claro que el conocimiento de la investigación básica y de la genética molecular es clave para el diseño de nuevos tratamientos eficaces y seguros.

    Puedes ampliar información acudiendo a un asesor genético.

    Montse Pauta

    Asesora genética. Doctora en Biomedicina, coordinadora de estudios científicos en medicina Materno-Fetal en el departamento de diagnóstico prenatal en el Hospital Clínic de Barcelona.

    Deja una respuesta

    fuente : matchtrial.health

    El cáncer y el ciclo celular (artículo)

    Aprende gratuitamente sobre matemáticas, arte, programación, economía, física, química, biología, medicina, finanzas, historia y más. Khan Academy es una organización sin fines de lucro, con la misión de proveer una educación gratuita de clase mundial, para cualquier persona en cualquier lugar.

    Introducción

    ¿Es importante el control del ciclo celular? Si le preguntas a un oncólogo, un médico que trata a los pacientes con cáncer, muy probablemente te responderá con un rotundo sí.

    El cáncer es esencialmente una enfermedad de división celular incontrolada. Su desarrollo y progresión suelen estar vinculados a una serie de cambios en la actividad de los reguladores del ciclo celular. Por ejemplo, los inhibidores del ciclo celular evitan que las células se dividan cuando las condiciones no son las adecuadas, por lo que la reducción de la actividad de estos inhibidores puede promover el cáncer. Del mismo modo, los reguladores positivos de la división celular, pueden conducir al cáncer si son demasiado activos. En la mayoría de los casos, estos cambios en la actividad se deben a mutaciones en los genes que codifican proteínas reguladoras del ciclo celular.

    Aquí vamos a ver con más detalle qué pasa con las células cancerosas. También veremos cómo las formas anormales de los reguladores del ciclo celular pueden contribuir al cáncer.

    ¿Qué hay de malo con las células cancerosas?

    Las células cancerosas se comportan de manera diferente a las células normales del cuerpo. Muchas de esas diferencias están relacionadas con el comportamiento de la división celular.

    Por ejemplo, las células cancerosas pueden multiplicarse en un cultivo (fuera del cuerpo en una placa) sin que se adicionen factores de crecimiento, o señales proteicas que estimulan el crecimiento. Esto contrasta con células normales, las cuales necesitan factores de crecimiento para crecer en el cultivo.

    Las células cancerosas pueden crear su propio factor de crecimiento, tener vías de factor de crecimiento que estén atascadas en posición de "encendido" o, en el contexto del cuerpo, incluso engañar a células vecinas para que produzcan factores de crecimiento que las mantengan

    ^1 1

    start superscript, 1, end superscript

    .

    Diagrama que muestra diferentes respuestas de células normales y cancerosas a la presencia o ausencia del factor de crecimiento.

    Las células normales en una placa de cultivo no se dividirán sin la adición de factores de crecimiento.

    Las células cancerosas en una placa de cultivo se dividirán dispongan o no de factores de crecimiento.

    Las células de cáncer también ignoran las señales que deberían detener su división. Por ejemplo, cuando las células normales cultivadas en una placa están apretadas por vecinos en todos lados, ya no se dividirán más. Las células de cáncer, en cambio, continúan dividiéndose y se enciman unas sobre otras en capas abultadas.

    El ambiente en una placa es diferente del ambiente en el cuerpo humano, pero los científicos piensan que la pérdida de inhibición de contacto en las células de cáncer cultivadas en una placa refleja la pérdida de un mecanismo que normalmente mantiene el balance del tejido en el cuerpo

    ^2 2 squared .

    Otra característica distintiva de las células cancerosas es su "inmortalidad replicativa", un término elegante para el hecho de que pueden dividirse muchas más veces que una célula somática normal. En general, las células humanas pueden experimentar de 40 a 60 rondas de división antes de perder la capacidad de dividirse, "envejecer" y finalmente morir

    ^3 3 cubed .

    Las células de cáncer pueden dividirse muchas más veces, en gran parte porque expresan una enzima llamada telomerasa, que invierte el desgaste de los extremos del cromosoma que sucede normalmente durante cada división celular

    ^4 4

    start superscript, 4, end superscript

    .

    Las células cancerosas también son diferentes de las células normales en otras maneras que no están directamente relacionadas con el ciclo celular. Estas diferencias les ayudan a crecer, dividirse y formar tumores. Por ejemplo, las células cancerosas adquieren la capacidad de migrar a otras partes del cuerpo, un proceso llamado metástasis, y de promover el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, un proceso llamado angiogénesis (que da a las células tumorales una fuente de oxígeno y nutrientes). Las células cancerosas tampoco experimentan muerte celular programada, o apoptosis, en las condiciones en que las células normales si lo harían (por ejemplo, debido al daño del ADN). Además, investigación emergente demuestra que las células cancerosas pueden experimentar cambios metabólicos que contribuyen a un mayor crecimiento y división celular

    ^5 5

    start superscript, 5, end superscript

    .

    Diagrama que muestra diferentes respuestas de células normales y cancerosas en condiciones que normalmente generarían apoptosis.

    Una célula normal con daño irreparable de ADN sufrirá apoptosis.

    Una célula cancerosa con daño irreparable en el ADN no sufrirá apoptosis y en su lugar continuará dividiéndose.

    ¿Cómo se desarrolla el cáncer?

    Las células tienen muchos mecanismos diferentes para restringir la división celular, reparar los daños en el ADN y evitar el desarrollo de cáncer. Debido a esto, se piensa que el cáncer se desarrolla en un proceso de varias etapas, en el que múltiples mecanismos deben fallar antes de que se alcance una masa crítica y las células se vuelvan cancerosas. Específicamente, la mayoría de los cánceres emergen cuando las células adquieren una serie de mutaciones (cambios en el ADN) que hacen que se dividan más rápidamente, evadan controles de división internos y externos, y eviten la muerte celular programada

    fuente : es.khanacademy.org

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 20 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder