if you want to remove an article from website contact us from top.

    instrumento establecido en la constitución con el propósito de salvaguardar cierto derecho humano.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga instrumento establecido en la constitución con el propósito de salvaguardar cierto derecho humano. de este sitio.

    ACNUDH

    Los principales Instrumentos Internacionales de derechos humanos y sus órganos de control

    Comparte

    Hay diez principales tratados internacionales sobre derechos humanos. Cada uno de estos tratados han establecido un comité de expertos encargados de supervisar la aplicación del tratado por los Estados Parte. Algunos de los tratados se complementan con protocolos facultativos que abordan cuestiones específicas, mientras que el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura establece un comité de expertos.

    Fecha

    Órgano de supervisión

    ICERD Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial

    21 Dic 1965 CERD

    ICCPR Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

    16 Dic 1966 CCPR

    ICESCR Comité de Derechos Humanos

    16 Dic 1966 CESCR

    CEDAW Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer

    18 Dic 1979 CEDAW

    CAT Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes

    10 Dic 1984 CAT

    CRC Convención sobre los Derechos del Niño

    20 Nov 1989 CRC

    ICMW Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares

    18 Dic 1990 CMW

    PCED Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas

    20 Dic 2006 CED

    CRPD Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad

    13 Dic 2006 CRPD

    ICESCR - OP Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales

    10 Dic 2008 CESCR

    ICCPR-OP1 Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

    16 Dic 1966 CCPR

    ICCPR-OP2 Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, destinado a abolir la pena de muerte

    15 Dic 1989 CCPR

    OP-CEDAW Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer

    10 Dic 1999 CEDAW

    OP-CRC-AC Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados

    25 mayo 2000 CRC

    OP-CRC-SC Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía

    25 mayo 2000 CRC

    OP-CRC-IC Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a un procedimiento de comunicación

    19 Dic 2011 CRC

    OP-CAT Protocolo facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes

    18 Dic 2002 SPT

    OP-CRPD Protocolo facultativo de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad

    12 Dic 2006 CRPD VER ESTA PÁGINA EN: English

    fuente : www.ohchr.org

    Protección legal de los derechos humanos

    Protección legal de los derechos humanos

    Ya sabemos que los derechos humanos son derechos inalienables de todo ser humano, pero, ¿cómo podemos acceder a ellos? ¿Dónde podemos encontrar evidencia de que han sido reconocidos oficialmente por los estados? Y, ¿cómo se aplican?

    Derechos Humanos Nacionales

    La protección de los derechos humanos, en última instancia, depende en mayor medida de los mecanismos a nivel nacional

    Ni que decir tiene que la protección de los derechos humanos y de los acuerdos alcanzados en última instancia depende de la evolución de la situación y mecanismos a nivel nacional. Las leyes, las políticas, los procedimientos y mecanismos en el plano nacional son fundamentales para el disfrute de los mismos en cada país. Por lo tanto, es esencial que los derechos humanos sean parte de los sistemas constitucionales y legales nacionales, que los profesionales de la justicia estén capacitados acerca de cómo aplicar sus normas y que las violaciones que se hagan sobre ellos sean condenadas y sancionadas. Las normas nacionales tienen un impacto más directo y los procedimientos nacionales son más accesibles que los que se encuentran en los niveles regional e internacional. Eleanor Roosevelt observó:

    ¿Después de todo, dónde empiezan los derechos humanos universales? En lugares pequeños, cerca de casa, tan cerca y tan pequeños que no se pueden ver en ningún mapa del mundo. Sin embargo, son el mundo de la persona individual: el barrio donde vive; la escuela o facultad a la que asiste; la fábrica, la granja o la oficina donde trabaja. Estos son los lugares donde cada hombre, mujer y niño busca la igualdad ante la justicia, la igualdad de oportunidades, la igualdad de dignidad y sin discriminación. A menos que esos derechos tengan sentido allí, tienen poco sentido en cualquier otra parte.2

    El deber del Estado de respetar, promover, proteger y garantizar los derechos primarios es primordial y por tanto los tribunales filiales regionales o internacionales entran en juego cuando el estado viola continuadamente o deliberadamente esos derechos. Todos conocemos ejemplos de cómo recurrir a los mecanismos regionales e internacionales se ha convertido en necesario para el reconocimiento de las violaciones que se producen a nivel nacional. La preocupación regional e internacional o la asistencia puede ser el desencadenante para garantizar los derechos a nivel nacional, pero sólo se lleva a cabo cuando las vías internas se han utilizado y agotado. Por esta razón queremos dedicar el resto de esta sección exactamente a este escenario. ¿Qué recurso hay a la hora de asegurar una adecuada protección para el disfrute de los derechos humanos cuando los sistemas nacionales han fracasado?

    Pregunta: ¿Por qué crees que incluso los estados con un historial de derechos humanos muy pobre están dispuestos a firmar los tratados internacionales?

    Los derechos humanos están reconocidos por los acuerdos

    Cada alma es un rehén de sus propias acciones.

    El Corán

    En el plano internacional, los estados se han reunido para elaborar determinados acuerdos sobre el tema de los derechos humanos. Estos establecen normas objetivas de conducta para los estados, imponiéndoles ciertos deberes para con las personas. Pueden ser de dos tipos: jurídicamente vinculantes o no vinculantes.

    Un documento vinculante, a menudo llamado tratado, convención o pacto, representa el compromiso voluntario de los estados a aplicar los derechos humanos a nivel nacional. Los Estados se comprometen a cumplir estas normas a través de la ratificación o la adhesión (simplemente firman el documento no vinculante, a pesar de que representa la disposición de facilitar su cumplimiento). Pueden formular reservas o declaraciones de conformidad con la Convención de Viena de 1979 sobre el Derecho de los Tratados, lo que les exime de ciertas disposiciones en el documento, con la idea de conseguir que el mayor número posible de ellos firme. Después de todo es mejor tener un estado prometiendo cumplir con algunas disposiciones relativas a los derechos humanos que con ninguna. De este mecanismo, sin embargo, a veces se puede abusar y utilizarse como un pretexto para negar derechos humanos básicos, que permiten a un estado “escapar” en determinadas áreas del escrutinio internacional.

    Los derechos humanos, sin embargo, han impregnado la legislación vinculante a nivel nacional. Las normas internacionales han inspirado a los estados a consagrarlas en las constituciones nacionales y en otras leyes. Estos también pueden proporcionar vías de reparación a las violaciones que sufren los derechos humanos a nivel nacional.

    Por el contrario, un instrumento no vinculante es básicamente una declaración o un acuerdo político por parte de los estados en el sentido de que todos van a tratar de cumplir con una serie de derechos, pero sin ninguna obligación legal de hacerlo, lo cual quiere decir, en la práctica, que no hay ningún mecanismo oficial (o legal) de aplicación aunque puede haber fuertes compromisos políticos para que los haya.

    Pregunta: ¿Cuál es el valor de una mera “promesa” de cumplir las normas en materia de derechos humanos, cuando esta no está respaldada por mecanismos legales? ¿Es mejor que nada?

    La ley no cambia el corazón, pero restringe a los desalmados.

    Martin Luther King

    Las reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas o las conferencias de las Naciones Unidas celebradas sobre cuestiones concretas a menudo dan como resultado una declaración de las Naciones Unidas o un documento no vinculante también conocido como “ley blanda”. Se considera que todos los estados simplemente por ser miembros de la Organización de las Naciones Unidas o por tomar parte en la conferencia, están de acuerdo con la declaración emitida. El reconocimiento de los derechos humanos debería también, a nivel nacional, resultar de un acuerdo entre el estado y sus ciudadanos, ya que cuando estos son reconocidos a nivel nacional, un estado principalmente se compromete con su pueblo.

    fuente : www.coe.int

    CIDH: Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad

    English Español Português

    OEA » CIDH » Sobre la CIDH » Documentos Básicos » Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad

    Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad en las Américas

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a instancia de su Relatoría sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad,

    CONSIDERANDO el valor de la dignidad humana y de los derechos y libertades fundamentales, reconocidos por el sistema interamericano y por los demás sistemas de protección internacional de los derechos humanos;

    RECONOCIENDO el derecho fundamental que tienen todas las personas privadas de libertad a ser tratadas humanamente, y a que se respete y garantice su dignidad, su vida y su integridad física, psicológica y moral;

    DESTACANDO la importancia que tiene el debido proceso legal y sus principios y garantías fundamentales en la efectiva protección de los derechos de las personas privadas de libertad, dada su particular situación de vulnerabilidad;

    TENIENDO PRESENTE que las penas privativas de libertad tendrán como finalidad esencial la reforma, la readaptación social y la rehabilitación personal de los condenados; la resocialización y reintegración familiar; así como la protección de las víctimas y de la sociedad;

    RECORDANDO que los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos se han comprometido a respetar y garantizar los derechos de todas las personas privadas de libertad sometidas a su jurisdicción;

    TENIENDO DEBIDAMENTE EN CUENTA los principios y las disposiciones contenidos en los siguientes instrumentos internacionales: Convención Americana sobre Derechos Humanos; Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura; Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas; Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer; Convención Interamericana para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad; Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, y su Protocolo Opcional; Convención sobre los Derechos del Niño; Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer; Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas; Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares; Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial; Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; Convención sobre el Estatuto de los Refugiados; Convenio Número 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes; Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949, y sus Protocolos Adicionales de 1977; Declaración Universal de Derechos Humanos; Declaración sobre los Principios Fundamentales de Justicia para las Víctimas de Delitos y del Abuso de Poder; Principios Básicos para el Tratamiento de los Reclusos; Conjunto de Principios para la Protección de todas las Personas sometidas a cualquier forma de Detención o Prisión; Principios para la Protección de los Enfermos Mentales y el mejoramiento de la atención de la Salud Mental; Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos; Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para la Administración de la Justicia de Menores (Reglas de Beijing); Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de los Menores Privados de Libertad; Reglas Mínimas de las Naciones Unidas sobre las Medidas no Privativas de Libertad (Reglas de Tokio); y en otros instrumentos internacionales sobre derechos humanos aplicables en las Américas;

    REAFIRMANDO las decisiones y jurisprudencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos;

    OBSERVANDO CON PREOCUPACIÓN la crítica situación de violencia, hacinamiento y la falta de condiciones dignas de vida en distintos lugares de privación de libertad en las Américas; así como la particular situación de vulnerabilidad de las personas con discapacidad mental privadas de libertad en hospitales psiquiátricos y en instituciones penitenciarias; y la situación 0de grave riesgo en que se encuentran los niños y niñas, las mujeres, y los adultos mayores recluidas en otras instituciones públicas y privadas, los migrantes, solicitantes de asilo o de refugio, apátridas y personas indocumentadas, y las personas privadas de libertad en el marco de los conflictos armados;

    CON EL OBJETIVO de aportar al proceso de preparación de una Declaración Interamericana sobre los derechos, deberes y la atención de las personas sometidas a cualquier forma de detención y reclusión por el Consejo Permanente, en seguimiento a la Resolución AG/RES 2283 (XXXVII-0/07);

    ADOPTA los siguientes PRINCIPIOS Y BUENAS PRÁCTICAS SOBRE LA PROTECCIÓN DE LAS PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD EN LAS AMÉRICAS (OEA/Ser/L/V/II.131 doc. 26)

    PRINCIPIOS Y BUENAS PRÁCTICAS SOBRE LA PROTECCIÓN DE LAS PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD EN LAS AMÉRICAS

    Disposición general

    A los efectos del presente documento, se entiende por “privación de libertad”:

    fuente : www.oas.org

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 10 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder