if you want to remove an article from website contact us from top.

    existen tres niveles de contacto en los controles preventivos provisionales, ¿cuál es el tercer nivel?

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga existen tres niveles de contacto en los controles preventivos provisionales, ¿cuál es el tercer nivel? de este sitio.

    Niveles de Contacto SCJN

    ERIK RAUDA

    Doctor en Derecho Penal

    NIVELES DE CONTACTO RESOLUCIONES Y TESIS.pdf

    A.I. 10/2014 INSPECCIÓN DE PERSONAS Y VEHICULOS

    fuente : www.erikrauda.com

    2008638 — Catálogo de Derechos Humanos

    Época: Décima Época Registro: 2008638 Instancia: Primera Sala Tipo de Tesis: Aislada Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación Libro 16, Marzo de 2015, Tomo II Materia(s): Constitucional, Penal Tesis: 1a. XCIII/2015 (10a.) Página: 1096 DERECHO HUMANO A LA LIBERTAD PERSONAL. CARACTERÍSTICAS DE LOS NIVELES DE CONTACTO ENTRE UNA AUTORIDAD QUE EJERCE FACULTADES DE […]

    2008638

    PENAL, PJF Época: Décima Época Registro: 2008638

    Instancia: Primera Sala

    Tipo de Tesis: Aislada

    Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación

    Libro 16, Marzo de 2015, Tomo II

    Materia(s): Constitucional, Penal

    Tesis: 1a. XCIII/2015 (10a.)

    Página: 1096

    DERECHO HUMANO A LA LIBERTAD PERSONAL. CARACTERÍSTICAS DE LOS NIVELES DE CONTACTO ENTRE UNA AUTORIDAD QUE EJERCE FACULTADES DE SEGURIDAD PÚBLICA Y UNA TERCERA PERSONA.

    De conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y con los tratados internacionales, si bien todas las personas gozan de los derechos a la libertad personal, a la intimidad, a no ser molestadas en sus posesiones o propiedades y a la libre circulación, como cualquier otro derecho humano, al no ser absolutos, su ejercicio puede ser restringido o limitado con base en criterios de proporcionalidad. En ese sentido, el artículo 16 de la Constitución prevé que para que una persona pueda ser privada de su libertad debe existir una orden de aprehensión o la concurrencia de flagrancia o caso urgente en la comisión de una conducta delictiva; accionar al que el texto constitucional le denomina “detención”. Sin embargo, no todo contacto entre una autoridad de seguridad pública y una persona puede catalogarse de esa forma, pues las competencias propias de los agentes de seguridad pública implican también actos de investigación o prevención del delito. En ese tenor, se pueden distinguir tres niveles de contacto entre una autoridad que ejerce facultades de seguridad pública y una tercera persona: a) simple inmediación entre el agente de seguridad y el individuo, para efectos de investigación, identificación o prevención; b) restricción temporal del ejercicio de un derecho, como pueden ser la libertad personal, propiedad, libre circulación o intimidad, y c) detención en sentido estricto. El primer nivel de contacto no requiere justificación, ya que es una simple aproximación de la autoridad con la persona que no incide en su esfera jurídica, el cual se actualiza, por ejemplo, cuando un agente de policía se acerca a una persona en la vía pública y le hace cierto tipo de preguntas sin ejercer ningún medio coactivo y bajo el supuesto de que dicha persona puede retirarse en cualquier momento. En cambio, la restricción temporal del ejercicio de la libertad surge cuando una persona se siente razonablemente obligada por la autoridad a obedecer sus órdenes expresas o implícitas, mismas que pueden derivar en una ausencia de movimiento físico. Esta restricción debe ser excepcional y admitirse únicamente en casos en los que no es posible, por cuestión temporal, conseguir un mandamiento escrito u orden judicial para ejercer actos de molestia a una persona o a sus posesiones. Para ello, la autoridad deberá acreditar la concurrencia de una suposición razonable de que se está cometiendo una conducta delictiva, la cual variará en cada caso concreto y debe ser acreditable empíricamente. Así, a saber, la autoridad deberá señalar detenidamente cuál era la información (hechos y circunstancias) con la que contaba en ese momento para suponer razonablemente que la persona en cuestión estaba cometiendo una conducta ilícita o, por el contrario, si el registro o revisión fue autorizado libremente por el posible afectado, entendiéndose que existe consentimiento cuando fue prestado consciente y libremente; es decir, ausente de error, coacción o de un acto de violencia o intimidación por parte de los agentes de policía.

    Amparo directo en revisión 1596/2014. 3 de septiembre de 2014. Mayoría de tres votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidentes: José Ramón Cossío Díaz, quien formuló voto particular, y Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente: Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Secretario: Miguel Antonio Núñez Valadez.

    Esta tesis se publicó el viernes 13 de marzo de 2015 a las 09:00 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

    fuente : www.catalogoderechoshumanos.com

    Control provisional preventivo

    Es una restricción momentánea del tránsito de personas y vehículos que tiene como propósito que el oficial que lo esta realizando obtenga información o  busque algún objeto o conozca algún dato circunstancia para corroborar lo que previamente exista en una denuncia  que motive alguna investigación,  es entonces el primer nivel de contacto que puede realizarse […]

    julio 27, 2020

    Control provisional preventivo

    Porfirio Luna Leyva

    Es una restricción momentánea del tránsito de personas y vehículos que tiene como propósito que el oficial que lo esta realizando obtenga información o  busque algún objeto o conozca algún dato circunstancia para corroborar lo que previamente exista en una denuncia  que motive alguna investigación,  es entonces el primer nivel de contacto que puede realizarse entre la autoridad investigadora de los delitos  y del ciudadano y que implica una restricción temporal y momentánea al ejercicio de un derecho como es el de tránsito o  el de posesión de bienes.

    Al igual en el grado menor (debe efectuarse una revisión ocular superficial exterior de la persona o del interior de algún vehículo) en el cual, los agentes de la policía pueden limitar provisionalmente el tránsito de personas y/o vehículos con la finalidad de solicitar información a la persona controlada, por ejemplo, su identidad, ruta, motivos de su presencia, etcétera.

    Y en el grado superior el agente ya realiza sobre la persona o vehículo un registro mas profundo y ya la finalidad no es obtener información sino  prevenir la comisión de delitos o salvaguardar la vida o integridad de los oficiales,  y en este grado ya se permite el registro de ropa, personas, pertenencias, vehículos etc.

    En la existencia de actitudes  o de actos que objetivamente lleven al policía a tener una sospecha razonada de que el sujeto por el cual se esta realizando el control esta por cometer un delito o esta cometiendo un delito, o bien, se esta evadiendo de alguna manera ante la presencia de los oficiales,  pero esta sospecha razonada según la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene que ser objetiva, fundamentarse en elementos que pudieran lleva a cualquier persona a las mismas conclusiones y no nada mas al criterio subjetivo del elemento policíaco porque entonces podría justificarse cualquier acto de molestia que se realizara de  cualquier manera.

    El oficial esta obligado a explicar detalladamente cada caso de  cuales fueron las circunstancias del lugar, modo, tiempo y ocasión que razonablemente lo llevaron a estimar que la persona  estaba actuando sospechosamente o bien estaba cometiendo un ilícito o  estaba por cometerlo o intento darse a la fuga y que por lo tanto fue necesaria la práctica del control provisional preventivo a partir de la cual se descubrió un diverso delito en flagrancia  o ese mismo delito motivo de la investigación previamente denunciada.

    En caso de que tal explicación no exista o no convenza argumentativa  al juez de control desde el punto de vista de los demás extremos jurisprudenciales, es decir que la sospecha razonable se fundamente en datos objetivos y que se deben de cumplir todos los requisitos establecidos conforme a derecho, en primer lugar la detención será declarada ilegal y por lo tanto se ordenara la libertad del detenido, y en segundo lugar todas pruebas obtenidas a partir de esta ilegal práctica del control provisional perderá su valor probatorio es decir no tendrán ningún valor como datos ni  como  medios de prueba en  ninguna etapa del procedimiento,  y la consecuencia de practicar una detención en flagrancia  aparentemente  en un control provisional preventivo mal hecho será  la nulidad de la actuación de la autoridad  con todo de lo que ello implique.

    Indudablemente se debe de acreditar la sospecha razonable y de ningún modo habilita al oficial para practicar todo tipo de revisiones o registros sin previa orden judicial expedida por el juez de control, sino el parámetro de regularidad constitucional que se propone pretende alcanzar un equilibrio, por un lado, el respeto y protección de las personas, y por otro, una eficaz labor de las autoridades en la investigación  y persecución de los delitos.

    De conformidad con el numeral 268 del Código Nacional de Procedimientos Penales en el cual se menciona la inspección de personas y no comparece con la doctrina que a realizado la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en relación con controles previos y detenciones en flagrancia, ya que son dos supuesto distintos, la detención en flagrancia se da cuando se está cometiendo un delito o es detenido inmediatamente después de cometerlo una persona y en ese momento se justifica una inspección posterior  para asegurar objetos, instrumentos o productos del delito o resguardar la propia seguridad del agente que realiza la detención o de terceros, sin embargo esto no se debe de confundir con el control preventivo previo que puede justificar la realización de un registro a una persona o a sus pertenecías conduciendo un vehículo cuando se actualiza una sospecha razonable de que se esta cometiendo un delito.

    Esta revisión y  esa inspección eventualmente puede llevar a una detención en flagrancia, de tal manera que en este caso la inspección es anterior a la detención, y es en la  inspección en la que se acredita que efectivamente hay una flagrancia,  entonces ese nuevo supuesto de control previo que se establece no se compadece con la constitución y se puede prestar a múltiples inconvenientes prácticas como es que el oficial con el pretexto de que esta investigando un delito pueda llevar a cabo revisiones e inspecciones en una persona sin que se pueda o haya una sospecha razonable de  que esta cometiendo un ilícito, simplemente porque tiene una sospecha razonable de que esa persona lleva adherido que  o porque,  entonces esto puede derivar a incurrir al oficial a grandes abusos y podría malinterpretar de que se esta inspeccionando porque resulta que ese objeto, teléfono celular, cartera, chamarra que porta al parecer esta involucrada con un delito que ya se denuncio, entonces en esa etapa de un proceso de investigación  no se puede llevar a cabo las detenciones de esa manera si hay sospecha razonable de que esa persona esta cometiendo un ilícito y se hace la inspección y resulta que efectivamente al tener en su posesión un  objeto que no es de su propiedad pudiera eventualmente generarse una flagrancia .

    fuente : forojuridico.mx

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 9 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder