if you want to remove an article from website contact us from top.

    estrategia de precio que le permite a las empresas impulsar las ventas, conseguir una participación en el mercado al ingresar a él y obtener lucros de una forma rápida, desvía la atención de otras compañías y ayuda a aumentar la visibilidad de la marca y la fidelidad de los clientes.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga estrategia de precio que le permite a las empresas impulsar las ventas, conseguir una participación en el mercado al ingresar a él y obtener lucros de una forma rápida, desvía la atención de otras compañías y ayuda a aumentar la visibilidad de la marca y la fidelidad de los clientes. de este sitio.

    ▷ Qué Es una Estrategia de Precios y Cómo Elegir la Mejor 🥇

    ¡Conocé qué es una estrategia de precios y cómo elegir la mejor opción para tu negocio ✅ leyendo este artículo de nuestro blog!

    Estrategia de Precios: Qué Es y Cómo Elegir la Mejor Para tu Negocio

    Última actualización Ago 11, 2022

    4.7 (20)

    Una estrategia de precios es, por definición, una cuestión de la que nadie que comercialice productos o servicios puede evitar ocuparse. Además, dado que contribuye a formar un posicionamiento de marca en la mente del cliente, es algo que es fundamental establecer desde el inicio de una empresa, sea cual sea el rubro en el cual se desempeñe.

    En este post, nos vamos a dedicar a explorar qué es una estrategia de fijación de precios. Es decir, aquello que constituye —o debería constituir— la “tapa del libro” de cualquier emprendimiento comercial que desee prosperar y transmitir una imagen acorde a sus objetivos desde el primer momento. Por eso, si querés saber más sobre este tema, aquí te presentamos lo más importante que debés conocer acerca de él.

    Contenido

    ¿Qué Es una Estrategia de Precios?

    La estrategia de precios o pricing es un concepto que agrupa todos aquellos procedimientos y métodos que una empresa utiliza para establecer el precio de los bienes que ofrece. Idealmente, esos precios deben ser fruto de un cuidadoso análisis de una serie de factores que, a continuación, vamos a recorrer. Conocer esos factores es crucial para todo negocio, porque es un error frecuente tomar en consideración solo algunos de ellos a la hora de fijar precios, y subestimar la importancia de ponderarlos en su totalidad.

    Por otra parte, una vez definido un nivel de precios, es muy difícil cambiarlo, dado que, como vimos al principio, el precio contribuirá a construir un posicionamiento en la percepción del consumidor. Y, una vez que esa posición haya sido creada, se requerirán muchos recursos —de tiempo, dinero y energía— para modificarla. En consecuencia, una decisión inteligente dentro de cualquier plan de marketing es tener muy clara la estrategia de precios antes de lanzar un producto o servicio al mercado.

    ¿Qué Debemos Considerar Para Determinar una Estrategia de Precios?

    Si bien existen varios factores a evaluar para arribar a una estrategia de precios certera, todos ellos pueden clasificarse en tres grandes grupos, que podríamos denominar “las tres C”. En primer lugar, los costos que el negocio debe afrontar para la producción de sus productos y/o servicios; en segundo lugar, el perfil de consumidores al que apunta; y —finalmente— las estrategias que lleva adelante su competencia.

    Costos

    Este ítem, como su nombre lo indica, incluye todos los costos —tanto fijos como variables— que son necesarios para poder ofrecer un producto o servicio. A veces, en especial en las etapas más tempranas de un emprendimiento, no se toman en cuenta ciertos costos; y eso puede conducir a fijar un precio que no otorgue un margen de ganancia suficiente para lograr que el negocio sea rentable. O, en el peor de los casos, que ni siquiera llegue a cubrir la suma total de los costos.

    Por consiguiente, es vital hacer un análisis exhaustivo de todos y cada uno de los costos involucrados en la producción de un bien. Esa lista depende del tipo de emprendimiento del que se trate, pero por regla general incluye como mínimo la adquisición y amortización de todos los elementos necesarios para el funcionamiento del negocio, el salario de todas las personas que trabajen en él y los impuestos que se deban pagar.

    Consumidor

    En esta ecuación, el rol del consumidor es fundamental. Es indispensable que hayas definido con la mayor exactitud posible cuál es el público objetivo al que apuntás. ¿Por qué? Porque, de esa manera, vas a poder elaborar una propuesta de valor que sea relevante para ese grupo de clientes potenciales. Esto es decisivo porque, cuanto mayor sea el valor percibido por el consumidor, más estará dispuesto a pagar por lo que le ofrecés.

    Por otra parte, es necesario que identifiques si tu buyer persona es sensible al precio del producto o servicio para tomar su decisión de compra, o si prioriza otros factores en su elección. Además, existen otros factores inherentes a la conducta del consumidor que también deberías considerar en tu estrategia de precios. Por ejemplo, un precio puede variar en función del número de compras que realice, o de si se trata de un cliente recurrente.

    Competencia

    En este grupo entran aquellos competidores que están dentro de tu rubro de actividad y tienen características similares a las de tu negocio en cuanto a aquello que comercializan y a su volumen de operación. Como ocurre con muchos otros temas que hemos tocado en este blog, el análisis de tu competencia ocupa un papel esencial dentro de la creación de una estrategia de precios. Es fundamental identificar en qué se diferencia su propuesta de la tuya, en qué aspectos la tuya es (o puede llegar a ser) superadora, y —en base a ello— qué estrategia de precios te puede ayudar a conquistar la preferencia de los clientes por los que compiten.

    Identificar tu propuesta de valor es VITAL a la hora de arrancar un negocio:

    fuente : conecta361.com

    ¿Cómo hacer una estrategia de precios en tu empresa?

    Una estrategia de precios definie las tarifas de productos o servicios, con base en el valor que aporta al cliente y la proyección de ganancias.

    Guía completa de cómo definir una estrategia de precios para tu empresa

    La estrategia de precios de la cartera de productos es uno de los principales secretos para el éxito de una empresa, pero hacerlo de manera incorrecta puede crear problemas financieros irresolubles. ¡Aprende en este artículo a implementar una estrategia de precios adecuada para, de esa forma, mejorar los ingresos de tu negocio!

    Vitor Peçanha

    Mar 4, 20 | 11 min read

    Si eres de los que se interesan por Marketing, con seguridad intuyes la importancia de saber calcular un precio.

    Una tarea que no es tan simple como etiquetar artículos en el estante o en el sitio web, pues implica una amplia comprensión sobre:

    consumidores; mercado; competidores; proveedores; impuestos;

    y la diversidad de ofertas de tu empresa.

    Por lo tanto, es necesario realizar un proceso de evaluación en profundidad para definir el mejor precio de un producto para, al mismo tiempo, maximizar las ganancias y garantizar la salud financiera de tu empresa.

    Además, ¡no existe una única forma de fijar los precios! Existen varias estrategias de precios, así que es muy importante comprender todos los aspectos involucrados en ese proceso.

    ¿Tienes dudas de cuánto vale tu servicio? ¿Te dejas llevar por el precio de la competencia y la presión del cliente? Para que eso no te ocurra más en este artículo te enseñaremos cómo calcular el precio correcto de los productos y servicios de una empresa.

    ¡Continúa leyendo!

    ¿Por qué es tan importante calcular los precios?

    En vista de estas conclusiones, está claro que la fijación de precios puede ser la clave del éxito o el fracaso.

    Para comprender mejor los diversos aspectos en los que una estrategia de precios impacta a tu empresa enumeramos, a continuación, las principales ventajas:

    aumenta las ventas;

    maximiza las ganancias;

    reduce los riesgos;

    se adapta al público objetivo;

    señala el valor del producto;

    satisface al consumidor;

    te ayuda a enfrentar la competencia;

    asegura la supervivencia.

    ¿Cómo implementar una estrategia de precios?

    Si bien la percepción de valor de tu cliente es sumamente importante para desarrollar una estrategia de precios, los emprendedores y comerciantes también deben tener en cuenta otros factores.

    Estos factores se pueden resumir en las 5 C (en inglés):

    company objectives (objetivos de la empresa);

    customers (clientes);

    costs (costos);

    competition (competencia);

    channel members (cadena de valor).

    ¿Te parece un poco complejo? ¡No te preocupes, a continuación te lo explicaremos a detalle!

    Objetivos de la empresa

    La estrategia de precios debe adecuarse al tipo de marketing establecido para el negocio y reflejar los objetivos comerciales para que puedan convertirse en una realidad.

    Una empresa con un objetivo exclusivo de crecimiento de ventas tendrá una estrategia orientada de manera diferente a una cuya estrategia es el Marketing de lujo, por ejemplo, con el objetivo de ser un líder en calidad.

    Para simplificar, te daremos cuatro ejemplos de objetivos diferentes con implicaciones directas en la fijación de precios:

    aumentar las ventas: reducir los precios;

    aumentar ganancias: incrementar el porcentaje del margen de ganancia de la unidad;

    aumentar el valor: subir el precio;

    bloquear la entrada de nuevos competidores: reducir precios.

    Los compradores

    Después de establecer los objetivos, es hora de pasar a la demanda. Esta variable no solo está relacionada con las características y deseos de tu Buyer persona, sino también con su disposición a pagar.

    Como sabemos (según la ley de oferta y demanda) la demanda de un producto mientras que, en competencia perfecta, el precio disminuye.

    Siguiendo esta ley, se espera que si el precio disminuye, las ventas aumenten. Sin embargo si el precio es demasiado bajo, el empresario puede perder dinero.

    Otro factor importante es que ciertos productos se compran no por su funcionalidad, sino como un símbolo de estatus y la reducción de precios podría tener el efecto contrario.

    Ciertos productos son más sensibles en términos de demanda a medida que cambian los precios.

    Por ejemplo, si el producto es un elemento básico como la sal, es poco probable que la demanda varíe con una reducción de precio, a diferencia de los productos de lujo como el salmón.

    Pasando a otro escenario, si tu producto es difícil de ser reemplazado por un producto similar, un aumento de precio tendrá poco efecto en el consumo, como es el caso con el aumento en los boletos de autobús.

    Sin embargo, a la larga, la tendencia es que las personas se vuelvan más sensibles al precio, creando nuevos hábitos (como las aplicaciones de transporte compartido).

    Además, es importante no limitarnos solo a la cantidad vendida. Para calcular las ganancias, también debemos considerar los costos.

    Costos

    En general, los precios no solo deben calcularse sobre los costos, ya que las personas también evalúan los beneficios percibidos.

    Aun así, es importante definir un punto de equilibrio para establecer estrategias de fijación de precios y comprender qué condiciones, con diferentes precios, vuelven rentable a un producto.

    fuente : rockcontent.com

    ¿Cómo crear una buena estrategia de precios?

    Crear una buena estrategia de precios puede significar el éxito para una empresa, pero hacerlo de manera incorrecta puede crear problemas financieros.

    Inbound Marketing

    ¿Cómo crear una buena estrategia de precios?

    Laura Casas

    5 de mayo de 2022 12:03:39 CEST

    Crear una buena estrategia de precios puede significar el éxito para una empresa, pero hacerlo de manera incorrecta puede crear problemas financieros irresolubles. Hoy te contamos cómo hacerlo correctamente.

    ¿Cómo implementar una buena estrategia de precios?

    Para implementar una estrategia de precios funcional debes tener en cuenta siempre las 5C: Company objectives (objetivos de la empresa); Customers (clientes); Costs (costos); Competition (competencia); y Channel members (cadena de valor). 

    Los objetivos de la empresa o company objectives. La estrategia de precios debe adecuarse al tipo de marketing establecido para el negocio y reflejar los objetivos comerciales para que puedan convertirse en una realidad.Los clientes o customers. Después de establecer los objetivos, es hora de pasar a la demanda. Esta variable no solo está relacionada con las características y deseos de tu buyer persona, sino también con su disposición a pagar.Costos o costs. En general, los precios no solo deben calcularse sobre los costos, ya que las personas también evalúan los beneficios percibidos. Aun así, es importante definir un punto de equilibrio para establecer estrategias de fijación de precios y comprender qué condiciones, con diferentes precios, vuelven rentable a un producto.Competencia o competition. El nivel de competencia en un mercado puede tener un profundo impacto en las estrategias de precios. En los monopolios, por ejemplo, la competencia por el precio es muy baja y es por ese motivo que, generalmente, el gobierno debe interferir en el control del precio, como es el caso de las empresas que suministran energía a nuestros hogares. A su vez, cuando el mercado está dominado por una serie de empresas fuertes, la competencia tiende a influenciar la forma en que las empresas y los consumidores reaccionan a los cambios de precios, pudiendo significar la pérdida o la ganancia de la participación en el mercado.Cadena de valor o channel members. Varias compañías pueden ser parte del canal de producción y distribución de un producto. Y diferentes compañías también significan diferentes objetivos comerciales. Administrar esta cadena de valor es un desafío que, si se hace bien, puede maximizar el potencial para generar ganancias.

    ¿Cuáles son las principales estrategias de precios que existen?

    Estrategia de precios dinámica. El precio dinámico, es el precio según la demanda. Un modelo de precios dinámico requiere que nos mantengamos al día con las demandas del momento y la popularidad de nuestro producto para, de esa forma, aumentar o reducir los precios. Esta tarea es más fácil usando softwares de análisis de datos, una táctica común en el Marketing Digital.Valor percibido. Las personas determinan el valor de un producto o servicio específico comparando los posibles beneficios con el esfuerzo para adquirirlo, pero, por supuesto, las percepciones son individuales. Como los valores percibidos suelen ser bastante diferentes, para fijar un precio usando este criterio debemos realizar una investigación de mercado para comprender qué factores son más importantes para tus clientes y en qué medida influyen en la compra.Precio de entrada al mercado. La estrategia de fijación de precios para penetrar en un mercado consiste en establecer un precio bajo para la introducción del nuevo producto, con el objetivo de impulsar las ventas, conseguir una mayor participación en el mercado y obtener grandes lucros de una forma más rápida. Esta gran estrategia desvía la atención de otras compañías y ayuda a aumentar la visibilidad de tu marca y la fidelidad de tus clientes.Estrategia de Skimming. En muchos segmentos, como pueden ser la tecnología y/o la innovación, los usuarios están dispuestos a invertir una cantidad mayor para obtener el producto o el servicio antes que otras personas. Más tarde, la compañía bajará los precios al paso que el mercado se satura y aparecen productos competidores. Uno de los beneficios del skimming es que permite a las empresas maximizar las ganancias de los primeros usuarios antes de reducir los precios para atraer a los consumidores más sensibles al precio. Además, el skimming no solo ayuda a una pequeña empresa a recuperar sus costos de desarrollo, sino que también crea una idea de calidad y de exclusividad cuando presenta su producto a todo el mercado.Descuentos por cantidad. Es posible que hayas notado que en los supermercados, cuanto mayor es el paquete del producto menor es el precio por gramo, litro o unidad. Esta situación describe el descuento por cantidad, una táctica para estimular a los clientes a comprar grandes cantidades. Como resultado, es menos probable que los consumidores cambien de marca y, según el tipo de producto, también pueden aumentar la frecuencia de consumo, lo que se convierte en un hábito difícil de abandonar.

    fuente : www.occamagenciadigital.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 11 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder