if you want to remove an article from website contact us from top.

    es representada por un cuadro de doble entrada donde se distribuyen las actividades, su autor fue steve covey.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga es representada por un cuadro de doble entrada donde se distribuyen las actividades, su autor fue steve covey. de este sitio.

    La matriz de Steven Covey y su aplicación a la productividad – Integra++

    La matriz de Steven Covey y su aplicación a la productividad

    |Empresas

    (IMPORTANTE:. Si lo preferís podés ver nuestro video sobre productividad donde también presentamos la matriz de Stephen Covey. Y además te recomendamos a continuacíón nuestros video cursos gratuitos: Inyección de Coraje y 15 Pilares de la Autoconfianza.)

    Quizás hayas escuchado hablar alguna vez de la matriz de Stephen Covey. Dicho autor se especializa en efectividad, y en su libro Los siete hábitos de las personas altamente efectivas, Covey nos presenta esta matriz.

    La misma contiene dos dimensiones: importante-no importante (va o no va con mi propósito) y urgente-no urgente (requiere o no atención inmediata).  Combinando estas dimensiones obtenemos cuatro cuadrantes como se muestra a continuación:

    Veamos uno a uno los cuadrantes:

    El cuadrante 1 contiene las tareas que son importantes y urgentes. Aquí se incluyen las tareas que van con tu propósito laboral y que requieren atención inmediata. Un ejemplo de esto puede ser un reclamo urgente de un cliente importante debido a un problema crítico que podría implicar perder al cliente. Es importante y es urgente.

    El cuadrante 2 incluye las tareas que son importantes pero no urgentes. Son tareas que van con tu propósito pero no requieren atención inmediata. Un ejemplo de esto podría ser el mantenerse capacitado y actualizado, o planificar la estrategia de un equipo. No es una tarea urgente pero es importante que se haga.

    El cuadrante 3 se refiere a aquellas tareas que si bien no son importantes son urgentes. En realidad son tareas urgentes para otras personas, pero no van con tu propósito. Muchas de estas tareas aparentan que están en el cuadrante 1 pero por el hecho de no ser importantes no lo están. Ejemplos son llamadas, pedidos, que pueden delegarse o eliminarse

    Finalmente en el cuadrante 4 se encuentran aquellas tareas que no son importantes ni urgentes pero que seguimos realizando por costumbre. Estas tareas implican un desperdicio del tiempo. Un ejemplo es cuando nos distraemos haciendo algo que no nos aporta nada ni a nosotros ni a los demás y por lo tanto resulta en una pérdida de tiempo

    Ahora quiero proponerte es un ejercicio. Me gustaría pedirte que durante una semana de tu trabajo prestes atención al tipo de tareas que realices y que midas qué porcentaje de tu tiempo dedicás a cada cuadrante. ¿A qué cuadrante dedicás la mayoría de tu tiempo?

    Si es al cuadrante 1 probablemente te encuentres apagando incendios permanentemente. El problema de esto es que lleva al estrés y al desgaste. Difícilmente tengas tiempo para planificar y anticipar problemas, identificar oportunidades y ver a futuro. Esta falta de planificación y anticipación va a hacer que surjan aún más problemas lo cual va a aumentar la cantidad de tareas en el cuadrante 1. Esto genera un círculo vicioso que desencadena más crisis y estrés.

    Para romper con este círculo vicioso es necesario dedicar más tiempo al cuadrante 2: aquello que es importante pero no es urgente. Esto hará que las tareas del cuadrante 1 disminuyan.

    ¿Cómo podemos obtener más tiempo para dedicar al cuadrante 2? Para eso debemos quitarle tiempo a los cuadrantes 3 y 4.

    El cuadrante 4 es totalmente inútil. No hay nada importante en el cuadrante 4 porque sino, por definición, estaría en el cuadrante 2. Las tareas en este cuadrante deben eliminarse.

    El cuadrante 3 tampoco tiene mucho valor, excepto para otras personas. Para eso debemos aprender a decir no, o a delegar tareas. Al decir no a los cuadrantes 3 y 4 estamos diciendo sí al cuadrante 2. Y cuando esto ocurre el cuadrante 1 se hace cada vez menor.

    Me gustaría que lo pongas en práctica, junto con las sugerencias para ser más productivo, y luego de 30 días vuelvas a evaluar el resultado.

    Saludos Martín WhatsApp Email Facebook Twitter LinkedIn Copy Link Compartir

    Etiquetado productividad.Enlace para bookmark : Enlace permanente.

    fuente : www.integramasmas.com

    Matriz de Administración del tiempo: Los 4 cuadrantes de Stephen Covey – BeLiveLean

    https://videopress.com/v/8YyDpUm1?preloadContent=metadata ¿Te la pasás "APAGANDO INCENDIOS? Gestionar bien el tiempo no significa hacer una lista de actividades y luego ir tachándolas a medida que se completan. Implica saber planificar, priorizar, aprovechar y por supuesto, también descartar. Para ello existe un método que facilita esta clasificación: Los 4 cuadrantes de Stephen Covey. Covey asegura -y aquí…

    Saltar al contenido

    27/05/2020 POR BELIVELEAN

    Matriz de Administración del tiempo: Los 4 cuadrantes de Stephen Covey

    ¿Te la pasás «APAGANDO INCENDIOS?

    Gestionar bien el tiempo no significa hacer una lista de actividades y luego ir tachándolas a medida que se completan. Implica saber planificar, priorizar, aprovechar y por supuesto, también descartar.

    Para ello existe un método que facilita esta clasificación: Los 4 cuadrantes de Stephen Covey.

    Covey asegura -y aquí es desde en Belivelean nos alineamos a su reflexión la cual inspira y confirma nuestra propia esencia- que la “gestión del tiempo” es una verdadera filosofía de vida. Stephen dice:

    “(…)…nuestro bienestar también depende de cómo manejamos el tiempo.”

    ¿En qué consiste la Matriz de Covey o de Administración del tiempo?

    La matriz de Covey establece que todas las actividades se definen según dos focos: lo IMPORTANTE y lo URGENTE

    Importante es aquello que resulta imprescindible para el cumplimiento de los objetivos y metas del equipo, proyecto, organización, otro.Urgente es aquello que se debe resolver a la brevedad para evitar complicaciones mayores.

    La definición de la importancia o urgencia de una actividad va a depender del rol que se tenga dentro del equipo, proyecto, organización u otro donde se desee aplicar la Matriz de Covey.

    Al trazar los focos en los cuales se definen las actividades, en dos dimensiones (ejes), da por resultado una sencilla matriz compuesta por cuatro secciones. Cada una de ellas representa una determinada categoría de prioridad para las tareas. Al mismo tiempo, cada cuadrante incluye un conjunto de actividades que deben gestionarse de manera diferente.

    Poniendo en práctica (¡manos a la obra!)

    Para completar la matriz y poder priorizar y organizar las actividades, se sugiere hacer lo siguiente:

    Completar una tabla con actividades a realizar en un tiempo definido, ej.: “Tareas de la semana

    2. Considerar los emergentes que suelen ó podrían aparecer (dependerá también del equipo, proyecto, organización, rubro y lapso a tener en cuenta), de manera que sea posible administrar el tiempo apegándose lo más posible al escenario real.

    3.

    Dirigirse a la matriz de Covey y categorizar las actividades dentro de los cuadrantes correspondientes.

    I. Cuadrante “A”: Lo Importante y Lo Urgente

    En este espacio se ubican todas aquellas tareas que no pueden, ni deben, ser pospuestas, bajo ninguna circunstancia. Es lo realmente prioritario, aquello que tiene mayor relevancia que lo demás. Exige que sea atendido ahora mismo y que se deje de lado cualquier otra actividad, hasta que esto no se resuelva

    Ejemplos: Crisis / Problemas acuciantes / Cortes de energía / Accidente / Proyectos con fechas vencimiento

    Nota: También caben aquí situaciones como una enfermedad, un accidente doméstico, etc.II. Cuadrante – “B”: Lo Importante y NO Urgente1

    Corresponde a aquellas actividades que no deben ser atendidas inmediatamente, pero sí tienen gran importancia. Se trata de tareas que no son decisivas a corto plazo, y sí a mediano y largo plazo. No son de vida o muerte, y sí resultan determinantes para la calidad de vida o el bienestar

    Ejemplos: Preparación / Prevención / Clarificación de valores / Planificación / Reuniones y preparaciones / Creación de relaciones / Verdadera recreación / Catalizar el poder interior

    Nota: También caben aquí tareas como la preparación de un examen, de una presentación, se incluyen aspectos como la  capacitación  y  actualización  de  conocimientos  hasta  el  mantener  en  buen  nivel  la relación de pareja.III. Cuadrante “C”: Lo Urgente pero NO Importante

    Este constituye uno de los cuadrantes más engañosos. A veces no es fácil determinar cuáles son las actividades y/o tareas que lo componen. Esto se debe a que el carácter de urgencia captura la atención.

    En este cuadrante se podrían ubicar todas aquellas actividades superfluas que se llevan a cabo por hábito o azar.

    Ejemplos: Encontrarse con alguien y parlotear un rato, sin saber exactamente por/para qué / Trenzarse en una discusión por redes sociales sobre algún aspecto sin importancia / Mantener una conversación por whatsApp, teléfono / Atender y responder a interrupciones, correspondencia / Realizar informes sin dead line establecido

    fuente : belivelean.com

    Los 4 cuadrantes de Stephen Covey para gestionar el tiempo

    Los cuadrantes de Stephen Covey son un modelo de gestión del tiempo que se enfoca en priorizar las actividades de un manera razonable.

    Los 4 cuadrantes de Stephen Covey para gestionar el tiempo

    5 minutos

    ¿Te pasa a menudo que no tienes tiempo para hacer lo que quieres? ¿Tienes la sensación de que las horas pasan y te has dejado tareas sin hacer? En este artículo te ayudamos a gestionar el tiempo de forma eficaz

    Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

    Escrito por Edith Sánchez

    Última actualización: 13 enero, 2022

    Gestionar bien el tiempo no es hacer una lista de actividades y luego ir tachándolas a medida que se completan. Es saber planificar, priorizar, aprovechar y por supuesto, también descartar. Existe un método que ayuda a que el tiempo verdaderamente alcance para todo y que, además, enseña a identificar a qué debemos dedicarle tiempo y a qué no: los 4 cuadrantes de Stephen Covey para gestionar el tiempo.

    El propio Covey señala que la gestión del tiempo no se limita simplemente a organizar tareas. Asegura que es una verdadera filosofía de vida. Y lo es porque nuestro bienestar también depende de cómo manejamos el tiempo. 

    “Nunca hay suficiente tiempo para hacerlo todo, pero siempre hay suficiente tiempo para hacer lo más importante”.

    -Brian Tracy-

    Los 4 cuadrantes de Stephen Covey

    Los cuadrantes de Stephen Covey sencillamente son una matriz, un modelo compuesto por cuatro secciones. Cada una de ellas representa una determinada categoría de prioridad en las tareas. Al mismo tiempo, cada cuadrante incluye un conjunto de actividades que deben gestionarse de manera diferente. Veamos esto con mayor detalle.

    El primero de los cuadrantes de Stephen Covey

    Imaginemos una cruz. Al dibujarla aparecen cuatro espacios vacíos. Cada uno de ellos es un cuadrante de Stephen Covey. Arriba, a la izquierda se ubica el primero y corresponde a todo aquello que cumple con dos características: urgente e importante.

    En este espacio se ubican todas aquellas tareas que no pueden, ni deben, ser pospuestas, bajo ninguna circunstancia. Es lo realmente prioritario, aquello que tiene mayor relevancia que lo demás. Exige que sea atendido ahora mismo y que se deje de lado cualquier otra actividad, hasta que esto no se resuelva.

    En este cuadrante se ubican situaciones como, por ejemplo, un fallo en la electricidad de la casa. De esto dependen muchas cosas, así que no se puede posponer. También caben allí situaciones como una enfermedad, un accidente doméstico, etc.

    El segundo cuadrante: lo que no es urgente, pero sí importante

    El segundo de los cuadrantes de Stephen Covey corresponde a aquello que no debe ser atendido inmediatamente, pero sí tiene gran importancia. En otras palabras, lo importante no urgente. Se trata de actividades que no son decisivas a corto plazo, pero sí a mediano y largo plazo.

    En este cuadrante están todas aquellas tareas que no son de vida o muerte, pero sí resultan determinantes para la calidad de vida o el bienestar. La primera de ellas es la salud. De la salud depende todo y es importante cuidarla. Los efectos de no hacerlo solo se ven a largo plazo y pueden ser devastadores.En este espacio también están tareas como la preparación de los exámenes finales de una clase, o mantener en buen nivel la relación de pareja. Se incluyen aspectos como la capacitación o actualización de conocimientos, etc.

    El tercer cuadrante de Stephen Covey: lo urgente no importante

    Este es uno de los cuadrantes de Stephen Covey más engañosos. A veces no es fácil determinar cuáles son las actividades y/o tareas que lo componen. Esto se debe a que el carácter de urgencia captura la atención. Sin embargo, aunque lo haga, no es algo relevante en el fondo.En este cuadrante se podrían ubicar todas aquellas actividades superfluas que se llevan a cabo por hábito o azar. Por ejemplo, encontrarse con alguien y parlotear un rato, sin saber exactamente por qué. O trenzarse en una discusión por redes sociales sobre algún aspecto sin importancia. Otro caso sería una conversación por WhatsApp.

    En cualquier caso, el mayor riesgo está en centrarse en actividades urgentes que no son importantes, dejando de lado actividades importantes que no parecen urgentes. Esta es una de las principales causas de pérdida de tiempo actualmente.

    El cuarto cuadrante: lo que no es urgente, ni importante

    El cuarto de los cuadrantes de Stephen Covey es aquel para ubicar todo lo inútil. Ni reviste carácter de urgencia, ni tampoco tiene mayor relevancia. Aún así, se trata de actividades que absorben parte de nuestro tiempo.En este cuadrante se ubican acciones completamente irrelevantes como mirar el correo electrónico cada cinco minutos. O seguir una conversación por redes sociales en la que ni siquiera hay nada interesante que decir. También ver televisión, conversar y cosas por el estilo.

    fuente : lamenteesmaravillosa.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 2 month ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder