if you want to remove an article from website contact us from top.

    es el título del pasaje con el que inicia el evangelio de mateo

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga es el título del pasaje con el que inicia el evangelio de mateo de este sitio.

    Evangelio de Mateo

    Evangelio de Mateo

    Ir a la navegación Ir a la búsqueda Evangelio de Mateo de San Mateo

    Género Evangelio Nuevo Testamento

    Evangelio de Mateo Evangelio de Marcos

    [editar datos en Wikidata]

    Comienzo del en el

    El Evangelio de Mateo es el primer libro del Nuevo Testamento y uno de los tres evangelios sinópticos. Mateo relata que Jesús, como el Mesías de Israel, es rechazado y ejecutado, pronuncia juicio sobre Israel y sus líderes y se convierte en la salvación de los gentiles. El evangelio refleja las luchas y conflictos entre la comunidad del evangelista y los otros judíos, particularmente con su aguda crítica a los escribas y fariseos: antes de la crucifixión se les conoce como israelitas, el título honorífico del pueblo elegido de Dios; después de eso, se llaman simplemente (judíos), una señal de que a través de su rechazo de Cristo, el «Reino de los Cielos» les ha sido quitado y entregado a la Iglesia. El objetivo de Mateo es demostrarles a los judíos que Jesús era efectivamente el Mesías que tanto habían esperado.1​

    La naturaleza divina de Jesús fue un tema importante para la comunidad mateana, el elemento crucial que separaba a los primeros cristianos de sus compañeros judíos; mientras que Marcos comienza con el bautismo y las tentaciones de Jesús, Mateo se remonta a los orígenes de Jesús, mostrándolo como el Hijo de Dios desde su nacimiento, el cumplimiento de las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento. El título «Hijo de David» identifica a Jesús como el Mesías sanador y obrador de milagros de Israel (se usa exclusivamente en relación con los milagros), enviado solo a Israel. Como «Hijo del Hombre» volverá a juzgar al mundo, expectativa que sus discípulos reconocen pero que sus enemigos ignoran. Como «Hijo de Dios», Dios se revela a sí mismo a través de su Hijo, y Jesús demuestra su filiación a través de su obediencia y ejemplo.

    La mayoría de los eruditos creen que el Evangelio se compuso entre los años 80 y 90 d. C., con un rango de posibilidades entre los años 70 y 110 d. C.; una fecha anterior a 70 d. C. sigue siendo una opinión minoritaria. La obra no identifica a su autor, y los eruditos modernos rechazan la tradición primitiva que la atribuye al apóstol Mateo. Probablemente era un judío, que se encontraba al margen entre los valores judíos tradicionales y no tradicionales, y estaba familiarizado con los aspectos legales técnicos de las Escrituras que se debatían en su época. Escribiendo en un pulido «griego de sinagoga» semítico, se basó en el Evangelio de Marcos como fuente, además de la colección hipotética de dichos conocida como «fuente Q» (material compartido con Lucas pero no con Marcos) y material exclusivo de su propia comunidad, llamado fuente M o «Mateo especial».

    Índice

    1 Composición y marco

    1.1 Composición 1.2 Marco 2 Datación

    3 Estructura y contenido

    3.1 Prólogo: genealogía, Natividad e infancia (Mateo 1-2)

    3.2 Primera narrativa y discurso (Mateo 3:1-8:1)

    3.3 Segunda narrativa y discurso (Mateo 8:2-11:1)

    3.4 Tercera narrativa y discurso (Mateo 11:2-13:53)

    3.5 Cuarta narrativa y discurso (Mateo 13:54-19:1)

    3.6 Quinta narrativa y discurso (Mateo 19:2-26:1)

    3.7 Conclusión: Pasión, Resurrección y Gran Comisión (Mateo 26:2-28:20)

    4 Teología 4.1 Cristología

    4.2 Relación con los judíos

    5 Comparación con otros escritos

    5.1 Desarrollo cristológico

    5.2 Cronología 6 Véase también 7 Referencias 8 Bibliografía 9 Enlaces externos

    Composición y marco[editar]

    Composición[editar]

    Las fuentes de Mateo incluyen el Evangelio de Marcos, la «tradición compartida» llamada Q y el material exclusivo de Mateo, llamado M. El Evangelio en sí no especifica un autor, pero probablemente era un hombre judío, al margen entre los valores judíos tradicionales y no tradicionales, y familiarizado con los aspectos técnicos legales de las Escrituras que se debatían en su tiempo.

    La tradición cristiana, que se remonta a Ireneo de Lyon, atribuye su autoría a Mateo, un recaudador de impuestos a quien Jesús llamó para que le siguiera como uno de sus apóstoles (Mateo 9:9-13). Anteriormente, Papías escribió que «Mateo recogió los dichos en la lengua de los hebreos, traduciéndolos cada uno como podía».2​ Orígenes de Alejandría identifica a este Mateo con el publicano del que el mismo Mateo habla en Mateo 9:9. Sin embargo, esto es rechazado por los estudiosos modernos.3​

    La opinión mayoritaria entre los eruditos es que Mateo fue un producto del último cuarto del siglo i. La mayoría4​ también cree que Marcos fue el primer evangelio que se compuso y que tanto Mateo (que incluye unos 600 de los 661 versículos de Marcos) y Lucas se basaron en él como una fuente importante para sus obras. Sin embargo, el autor de Mateo no simplemente copió a Marcos, sino que lo usó como base, enfatizando el lugar de Jesús en la tradición judía e incluyendo otros detalles no cubiertos en Marcos

    Marco[editar]

    fuente : es.wikipedia.org

    Evangelio según san Mateo

    El Libro del Pueblo de Dios

    Tamaño de letra: Aumentar - Reducir - Original

    Evangelio según san Mateo

    Introducción

    El Evangelio que lleva el nombre de MATEO –un recaudador de impuestos que abandonó su trabajo para seguir a Jesús (9. 9)– fue escrito hacia el 80 d. C. y está dirigido principalmente a los cristianos de origen judío.

    Dado el carácter de los destinatarios, Mateo cita con frecuencia textos del Antiguo Testamento y se apoya en ellos para mostrar que el designio de Dios anunciado por los Profetas alcanza su pleno cumplimiento en la persona y la obra de Jesús. Él es el «Hijo de David», el «Enviado» para salvar a su Pueblo, el «Hijo del hombre» que habrá de manifestarse como Juez universal, el «Rey de Israel» y el «Hijo de Dios» por excelencia. Mateo también aplica a Jesús en forma explícita los oráculos de Isaías sobre el «Servidor sufriente», que carga sobre sí nuestras debilidades y dolencias. Y al darle el título de «Señor», reservado sólo a Dios en el Antiguo Testamento, afirma implícitamente su condición divina.

    Este evangelista atribuye una especial importancia a las enseñanzas de Jesús y las agrupa en cinco discursos, que forman como la trama de su Evangelio y están encuadrados por otras tantas secciones narrativas. El tema central de estos discursos es el Reino de Dios. En ellos, Cristo aparece como «el nuevo Moisés», que lleva a su plenitud la Ley de la Antigua Alianza. También es el «Maestro», que enseña «como quien tiene autoridad» (7. 29) la «justicia» de ese Reino inaugurado y proclamado por él.

    El Evangelio de Mateo ha sido llamado con razón «el Evangelio de la Iglesia», por el papel preponderante que ocupa en él la vida y la organización de la comunidad congregada en nombre de Jesús. Esta comunidad es el nuevo Pueblo de Dios, el lugar donde el Señor resucitado manifiesta su presencia y la irradia a todos los hombres. Por eso ella está llamada a vivir en el amor fraterno y el servicio mutuo, como condiciones indispensables para hacer visible el verdadero rostro de Jesucristo.

    VOLVER 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28

    fuente : www.sanpablo.es

    Introducción a Mateo

    Introducción a Mateo

    Introducción a Mateo

    Introducción a Mateo ¿Por qué debemos estudiar este libro?

    Algunos de los pasajes más selectos de la Biblia se encuentran en el libro de Mateo, incluso el Sermón del Monte y muchas de las parábolas, las enseñanzas y los milagros de Jesucristo. Estudiar este libro te ayudará a familiarizarte con el ministerio y las palabras de Jesucristo, y fortalecerá tu testimonio de Jesucristo como el Salvador del mundo y el Mesías prometido, que habían mencionado todos los santos profetas.

    ¿Quién escribió este libro?

    Mateo, a quien también se conocía como Leví, hijo de Alfeo, es el autor del libro. Era un publicano, o recaudador de impuestos, antes que su vida cambiara para siempre al responder a la invitación de Jesucristo de que lo siguiese (véanse Mateo 9:9; Marcos 2:14; Lucas 5:27–28; Guía para el estudio de las Escrituras, “Mateo”). Después de su conversión, Mateo llegó a ser uno de los doce apóstoles del Salvador (véase Mateo 10:2–4). Al ser apóstol, Mateo presenció muchos de los acontecimientos que describe, tal como lo indica el título que se da a su evangelio en la Traducción de José Smith: “El Testimonio de San Mateo”.

    ¿Cuándo y dónde se escribió?

    No sabemos exactamente cuándo se escribió el libro de Mateo, pero es probable que se haya escrito durante la segunda mitad del primer siglo a. C.. Tampoco sabemos dónde lo escribió.

    ¿Para quién se escribió este libro y por qué?

    Mateo parece haberse dirigido al lector judío a fin de demostrar que Jesucristo cumplió las profecías del Antiguo Testamento concernientes al Mesías (véase la Guía para el estudio de las Escrituras, “Mateo”). Al narrar la vida, las palabras y los actos de Jesucristo, Mateo con frecuencia hacía referencia a las profecías del Antiguo Testamento y utilizaba la frase “para que se cumpliese lo que fue dicho” (por ejemplo, véanse Mateo 4:14; 8:17; 13:35; 21:4).

    En su evangelio, Mateo empleó el título “Hijo de David” doce veces como testimonio de que Jesucristo era el legítimo heredero al trono del rey David y del cumplimiento de las profecías mesiánicas. La genealogía que Mateo dio de Jesucristo pasa por David, Judá y Abraham (véase Mateo 1:1–3) y demuestra que Jesús tenía derecho al gobierno, y demuestra Su función en el cumplimiento de las promesas que Dios extendió a Israel.

    ¿Cuáles son algunas de las características distintivas del libro?

    Aunque una gran parte del material de Mateo se halla también en Marcos y Lucas, alrededor del 42 por ciento del Evangelio de Mateo es exclusivo de ese libro. Uno de los temas principales de Mateo es que Jesucristo vino para establecer Su reino en la tierra. Mateo mencionó “el reino de los cielos” en numerosas ocasiones, y es el único escritor de los evangelios que incluyó enseñanzas de Jesús que mencionaban la “iglesia” (véanse Mateo 16:18; 18:17).

    Además, el Evangelio de Mateo nos ayuda a ver las similitudes entre los ministerios de Moisés y de Jesucristo. Por ejemplo, cuando eran pequeñitos, ambos fueron salvados de los intentos de un rey para matarlos (véanse Éxodo 2:1–10; Mateo 2:13–18), ambos salieron de Egipto, ambos dieron la ley de Dios en un monte (véanse Éxodo 19–20; Mateo 5–7) y ambos vinieron para liberar a su pueblo.

    Bosquejo

    Mateo 1–4. Mateo presenta la genealogía y el nacimiento de Jesucristo. Los Magos buscan al Rey de los Judíos. Advertido en sueños, José lleva a María y al niño Jesús a Egipto, y más adelante a Nazaret. Juan el Bautista predica el Evangelio de arrepentimiento y bautiza a Jesucristo. Se tienta al Salvador en el desierto. Comienza Su ministerio terrenal al enseñar y sanar.Mateo 5-7. Jesús predica el Sermón del Monte.Mateo 8-12. Jesús sana a un leproso, calma la tempestad, echa fuera demonios, restaura la vida a la hija de Jairo y da vista a los ciegos. Da autoridad a los Doce Apóstoles para hacer lo que Él ha hecho y los envía a predicar el Evangelio. Jesús proclama que Juan el Bautista es más que profeta. El Salvador sana en el día de reposo.Mateo 13-15. Jesús enseña por medio de parábolas. Se ejecuta a Juan el Bautista. Jesús alimenta a más de cinco mil personas. Anda sobre el mar de Galilea y Pedro camina hacia Él sobre las aguas. Los escribas y fariseos cuestionan a Jesús.Mateo 16-18. Después que Pedro testifica que Jesús es el Mesías, el Salvador indica que le dará las llaves del reino de Dios a Pedro y a los demás apóstoles. Jesucristo se transfigura en un monte, donde Pedro, Santiago [Jacobo] y Juan reciben llaves del sacerdocio. Jesús imparte instrucciones a Sus discípulos sobre cómo dirigir la Iglesia y enseña que Dios no nos perdonará si no perdonamos a los demás.Mateo 19-23. Jesús enseña sobre la naturaleza eterna del matrimonio. Entra en Jerusalén y purifica el templo. Por medio de parábolas, Jesús expone las malas intenciones de los líderes judíos que se le oponen. Se lamenta por la destrucción inminente de Jerusalén.Mateo 24–25; José Smith—Mateo. Jesús profetiza la destrucción de Jerusalén. También enseña el modo en que Sus discípulos pueden prepararse para Su regreso.Mateo 26-27. Jesús celebra la cena de la Pascua con Sus discípulos e instituye la Santa Cena. Padece en el Jardín de Getsemaní y es entregado, arrestado y juzgado ante las autoridades judías y romanas. Es crucificado. Muere y se le sepulta.Mateo 28. El Salvador resucitado se aparece a Sus discípulos. Encarga a los apóstoles llevar Su Evangelio a todas las naciones.

    fuente : www.churchofjesuschrist.org

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 12 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder