if you want to remove an article from website contact us from top.

    es cuando un átomo tiene la misma cantidad de electrones y protones se dice que es eléctricamente

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga es cuando un átomo tiene la misma cantidad de electrones y protones se dice que es eléctricamente de este sitio.

    Átomo

    Átomo

    Ir a la navegación Ir a la búsqueda

    Para el personaje de cómics, véase Átomo (cómic).

    Representación de un átomo del elemento helio en la tierra.

    El átomo es la parte más pequeña de la materia que tiene propiedades de un elemento químico.1​ Cada sólido, líquido, gas y plasma se compone de átomos neutros o ionizados. Los átomos son microscópicos; los tamaños típicos son alrededor de 100 pm (diez mil millonésima parte de un metro).2​ No obstante, los átomos no tienen límites bien definidos y hay diferentes formas de definir su tamaño que dan valores diferentes pero cercanos. Los átomos son lo suficientemente pequeños para que la física clásica dé resultados notablemente incorrectos. A través del desarrollo de la física, los modelos atómicos han incorporado principios cuánticos para explicar y predecir mejor su comportamiento. El término proviene del latín , calco del griego ἄτομον () ἄτομος, unión de α (, que significa «sin»), y τόμος (, «sección»), que literalmente es «que no se puede cortar, indivisible»,3​ y fue el nombre que se dice les dio Demócrito de Abdera, discípulo de Leucipo de Mileto, a las partículas que él concebía como las de menor tamaño posible.4​

    Cada átomo se compone de un núcleo y uno o más electrones unidos al núcleo. El núcleo está compuesto de uno o más protones y típicamente un número similar de neutrones.5​ Los protones y los neutrones son llamados nucleones. Más del 99,94 % de la masa del átomo está en el núcleo. Los protones tienen una carga eléctrica positiva, los electrones tienen una carga eléctrica negativa y los neutrones no tienen carga eléctrica. Si el número de protones y electrones son iguales, ese átomo es eléctricamente neutro. Si un átomo tiene más o menos electrones que protones, entonces tiene una carga global negativa o positiva, respectivamente, y se denomina ion (anión si es negativa y catión si es positiva).

    Los electrones de un átomo son atraídos por los protones en un núcleo atómico por la fuerza electromagnética. Los protones y los neutrones en el núcleo son atraídos el uno al otro por una fuerza diferente, la fuerza nuclear, que es generalmente más fuerte que la fuerza electromagnética que repele los protones cargados positivamente entre sí. Bajo ciertas circunstancias, más acentuado cuanto mayor número de protones tenga el átomo, la fuerza electromagnética repelente se vuelve más fuerte que la fuerza nuclear y los nucleones pueden ser expulsados o desechados del núcleo, dejando tras de sí un elemento diferente: desintegración nuclear que resulta en transmutación nuclear.

    El número de protones en el núcleo define a qué elemento químico pertenece el átomo:6​ por ejemplo, todos los átomos de cobre contienen 29 protones. El número de neutrones define el isótopo del elemento.7​ El número de electrones influye en las propiedades magnéticas de un átomo. Los átomos pueden unirse a otro u otros átomos por enlaces químicos (en los cuales intervienen los electrones de dichos átomos) para formar compuestos químicos tales como moléculas y redes cristalinas. La capacidad de los átomos de asociarse y disociarse es responsable de la mayor parte de los cambios físicos observados en la naturaleza y es el tema de la disciplina de la química.

    Existe la antimateria, la cual está compuesta también por átomos pero con las cargas invertidas;8​ los protones tienen carga negativa y se denominan antiprotones, y los electrones tienen una carga positiva y se denominan positrones. Es muchísimo menos frecuente en la naturaleza. Al entrar en contacto con la respectiva partícula (como los protones con los antiprotones y los electrones con los positrones) ambas se aniquilan generando un estallido de energía de rayos gamma y otras partículas.

    No toda la materia del universo está compuesta de átomos; de hecho, solo el 5% o menos del universo está compuesto por estos. La materia oscura, que constituye según algunas estimaciones más del 20% del universo, no se compone de átomos, sino de partículas de un tipo actualmente desconocido. También cabe destacar la energía oscura, la cual es un componente que está distribuido por todo el universo, ocupando aproximadamente más del 70% de este.

    Índice

    1 Introducción

    2 Estructura atómica

    2.1 Partículas subatómicas

    2.2 El núcleo atómico

    2.3 Nube de electrones

    3 Propiedades del átomo

    3.1 Masa 3.2 Tamaño

    3.3 Niveles de energía

    3.4 Interacciones eléctricas entre protones y electrones

    4 Historia de la teoría atómica

    5 Evolución del modelo atómico

    5.1 Modelo de Dalton

    5.2 Modelo de Thomson

    5.3 Modelo de Nagaoka

    5.4 Modelo de Rutherford

    5.5 Modelo de Bohr

    5.6 Modelo de Sommerfeld

    5.7 Modelo de Schrödinger

    5.8 Modelo de Dirac

    5.9 Modelos posteriores

    6 Véase también

    7 Notas y referencias

    7.1 Notas 7.2 Referencias 8 Bibliografía 9 Enlaces externos

    Introducción[editar]

    Demócrito, máximo exponente de la escuela atomista griega (s. V a. C.). Retrato por Johannes Moreelse en la actitud jocosa con la que se identificó al filósofo.

    El concepto de átomo como bloque básico e indivisible que compone la materia del universo fue postulado por la en la Antigua Grecia, en el siglo v a. C., siendo Demócrito (Abdera, Tracia, . 460 a. C.-. 370 a. C.) uno de sus exponentes.

    fuente : es.wikipedia.org

    Materia y carga eléctrica: ¿De dónde viene la electricidad? fundacionendesa.org

    La naturaleza de la materia y la carga eléctrica. Descubre de dónde viene la electricidad, la corriente eléctrica o los materiales conductores

    Materia y carga eléctrica

    Link copiado al portapapeles

    La materia, entendida como todo aquello que tiene masa y que, por tanto, ocupa un volumen, ha sido uno de los grandes misterios de la humanidad. Una de las grandes preocupaciones de los científicos a lo largo de la historia ha sido conocer su constitución para poder llegar a predecir su comportamiento.

    Gracias a los avances experimentales y teóricos del siglo XX, hoy conocemos mejor la estructura interna de la materia. Ahora sabemos que toda materia está formada por un conjunto de átomos que, a su vez, están constituidos por las llamadas partículas subatómicas: los electrones, los protones y los neutrones (principalmente).

    En los átomos que forman la materia se pueden distinguir dos partes fundamentales:

    El núcleo. Es la parte central del átomo y que ocupa una parte muy pequeña. En su interior se encuentran los protones y los neutrones, entre otras partículas subatómicas.

    La corteza. Es la parte exterior del átomo y ocupa la mayor parte de su volumen. Esta parte está formada por un único tipo de partículas subatómicas, los electrones, que se mueven a una gran velocidad alrededor del núcleo, describiendo unas trayectorias elípticas llamadas órbitas.

    La carga eléctrica de la materia

    Entonces, ¿de dónde viene la electricidad? Los protones (dentro del núcleo del átomo) y los electrones (que forman la corteza) cuentan con una carga eléctrica. En ambos casos es la misma, con la diferencia de que la carga de protones es positiva y la de los electrones negativa.

    Esto produce una fuerza de atracción y de repulsión entre las partículas subatómicas siguiendo una ley de relación muy sencilla: las cargas de diferente símbolo se atraen y las del mismo signo se repelen. Esto ocurre en el campo eléctrico, el espacio alrededor de la carga eléctrica de la materia.

    En cambio, los neutrones no tienen carga eléctrica, ni positiva ni negativa. Por lo tanto, los neutrones no son atraídos ni repelidos por los protones ni los electrones.

    La carga eléctrica es una propiedad general de la materia y se mide en una unidad llamada Coulomb (C).

    La masa y la carga eléctrica de las principales partículas subatómicas son:

    Masa (Kg) Carga (C)

    Protón (p) 1,6725 · 10-27 1,6 · 10 -19

    Neutrón (n) 1,6748 · 10-27 -

    Electrón (e) 9,1095 · 10-31 1,6 · 10 -19

    Pérdida o ganancia de electrones

    La carga eléctrica de un átomo se considera nula debido a que tiene el mismo número de protones que de electrones, lo que se traduce en la misma cantidad de cargas positivas que negativas.

    Sin embargo, existen algunas excepciones a tener en cuenta:

    En algunas situaciones los átomos pueden perder o ganar electrones y quedar cargados eléctricamente. Estos átomos se llaman iones.

    Cuando un átomo pierde uno o diversos electrones queda cargado positivamente y recibe el nombre de catión.

    Si un átomo gana uno o varios electrones queda cargado negativamente, recibiendo el nombre de anión.

    El origen de la electricidad

    La energía eléctrica o electricidad es un fenómeno físico que se produce a raíz de las cargas eléctricas y de la interacción entre ellas. De esta forma, son los electrones y los protones las principales partículas subatómicas responsables de su aparición.

    La electricidad se puede originar o transmitir provocando el movimiento de cargas eléctricas de un punto a otro. Se trata de una situación muy común dentro de la propia naturaleza, donde la energía eléctrica se manifiesta de diversas formas, transformándose en otros tipos de energía. Ejemplos de este fenómeno son las tormentas eléctricas o el sistema nervioso de los seres vivos.

    La rama que estudia la interacción de las cargas eléctricas cuando estas están en reposo se denomina electrostática.

    Materiales conductores y materiales aislantes

    Las cargas eléctricas se pueden mover a través de los materiales, pero no lo hacen de la misma manera en todos ellos. A la propiedad que indica la facilidad con que las cargas se mueven a través de un material específico se la denomina conductividad.

    Según su conductividad, podemos dividir todos los materiales en dos grandes grupos:

    Materiales conductores. Son los que tienen una estructura atómica que favorece que las cargas eléctricas se puedan mover con facilidad por su interior. En general, todos los metales son buenos conductores.Materiales aislantes. Son los que tienen los electrones muy ligados al átomo al que pertenecen, de manera que no se pueden mover con facilidad. Algunos ejemplos aislantes son la madera, la resina o el cristal.

    La corriente eléctrica y sus tipos

    Cuando los electrones se mueven a través de un material conductor se origina lo que se denomina corriente eléctrica. Se trata de un movimiento de cargas eléctricas que se puede comparar, por ejemplo, con el que hace el agua de un río: de la misma manera que ponemos medir el caudal de un río en un punto concreto, podemos medir la intensidad de la corriente eléctrica.

    fuente : www.fundacionendesa.org

    Átomo

    Átomo

    EnglishFrançais

    Fig. 1. Una imagen de un microscopio de túnel de barrido[1] de una superficie de silicio especialmente preparada. Cada círculo naranja es un átomo individual.[2]

    Un átomo es la unidad más básica de un elemento. Todos los elementos tienen propiedades distintas debido a la estructura de sus átomos. Por ejemplo, un átomo en la superficie de un cristal de silicio (véase Fig. 1) es diferente de los de la superficie de un cristal de uranio. La palabra "átomo" proviene de las raíces griegas 'a' (sin) y 'tom' (cortar).[3] Hasta el siglo XX, se creía que los átomos eran la partícula más pequeña posible.

    Composición

    Fig. 2. Un dibujo que representa el aspecto de un átomo. Fíjese en la mayor superficie que ocupa la nube de electrones en comparación con el núcleo (aunque no está exactamente a escala, es parecido).[4]

    El núcleo es el componente central y muy denso de un átomo (véase Fig. 2). Está compuesto por protones y neutrones (denominados colectivamente nucleones) y es responsable de la gran mayoría de la masa atómica. Los protones y neutrones se mantienen unidos en el núcleo mediante lo que se llama la fuerza nuclear fuerte (que es la fuerza más fuerte conocida en el universo). Rodeando el núcleo hay una nube de electrones, que son mucho más pequeños y ligeros que los nucleones, y son atraídos al núcleo por la fuerza electromagnética al interactuar con los protones. Diferentes cantidades de protones, neutrones y electrones hacen que el átomo tenga diferentes propiedades químicas, lo que determina qué elemento es ese átomo.

    Los átomos son inimaginablemente pequeños, y sus núcleos son 1000 veces más pequeños. De hecho, un centímetro cúbico del silicio que se ve en la Fig. 1 contiene aproximadamente 5 x 1022 átomos (¡eso es 5 con 22 ceros después!). Consulte la escala del universo para ver una representación visual de lo pequeños son los átomos.

    Identificando el átomo

    Protones

    Fig. 3. Un vistazo a lo que compone un átomo (no a escala). Este es un átomo de helio - observe que tiene dos protones.[5]

    Un elemento es identificable por el número de protones que se encuentran dentro del núcleo de uno de sus átomos (véase Fig. 3). Además, el número de protones en el átomo también determina la ubicación del elemento en la tabla periódica de elemetos. Por ejemplo, un átomo de carbono tiene exactamente 6 protones en su núcleo y, por lo tanto, es el elemento número 6 en la tabla periódica. El torio tiene exactamente 90 protones y, por lo tanto, es el número 90 en la tabla periódica de elementos.

    Electrones

    Los átomos tienen el mismo número de protones y electrones. Sin embargo, un átomo puede perder o ganar uno o más electrones, volviéndose "desequilibrado". Un átomo desequilibrado se llama ion. Si un electrón (teniendo así más electrones que protones) se convierte en un ion con carga negativa o . Si ocurre lo contrario y el átomo pierde un electrón, se convierte en un ion con carga positiva o . Los iones pueden unirse fácilmente a otros iones, creando una gran variedad de compuestos diferentes.

    Una forma en que los átomos ganan o pierden electrones es con la radiación de alta energía. Esta radiación hace que se formen iones y, como resultado, se denomina radiación ionizante.

    Neutrones

    Los neutrones tienen la misma masa que los protones, por lo que es muy fácil determinar cuántos hay dentro del núcleo de un átomo. Basta con restar el número de protones a la masa atómica del átomo para obtener el número de neutrones. Por ejemplo, el cesio es el número 55 en la tabla periódica de elementos y por lo tanto tiene 55 protones. Además, se sabe que su masa atómica (que también se encuentra en la tabla periódica) es de 133 u (unidades de masa atómica). Si se resta 55 de 133, se obtiene 78, que es el número de neutrones del átomo. El mismo tipo de átomo (determinado por el número de protones) puede tener diferentes números de neutrones.

    Los átomos del mismo elemento con diferente número de neutrones se denominan diferentes "isótopos" del átomo. Por ejemplo, el carbono-12 (12C) es un isótopo del carbono, con 6 neutrones y el carbono-14 (14C) es otro isótopo del carbono, con 8 neutrones. Esto se discute más en la página sobre el núcleo.

    Conociendo Nuclear

    Cómo traducir los subtítutlos de YouTube.[6]

    El equipo de Energy Education ha creado un video en la sección de Knowing Nuclear, inglés para Conociendo Nuclear, sobre esto.

    PhET: Construye un Átomo

    A continuación se muestra una simulación PhET interactiva de la Universidad de Colorado. Esta simulación crea un átomo a partir de protones, neutrones y electrones y prueba sus habilidades con la tabla periódica.

    Para obtener más información sobre los átomos, consulte la wiki de química de UC Davis.

    Ver lecturas adicionales

    fuente : energyeducation.ca

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 20 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder