if you want to remove an article from website contact us from top.

    diclofenaco tiamina, piridoxina cianocobalamina para covid

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga diclofenaco tiamina, piridoxina cianocobalamina para covid de este sitio.

    Papel de las vitaminas B, tiamina, piridoxina y cianocobalamina en el dolor de espalda y otras condiciones musculoesqueléticas: revisión narrativa

    El dolor lumbar, así como otras alteraciones musculoesqueléticas (cervicalgia,

    TEXTO COMPLETO Introducción

    Las patologías musculoesqueléticas representan uno de los problemas de salud pública de mayor impacto en los países occidentales; constituyen una de las causas más frecuentes de consulta médica y son la fuente principal de dolor crónico en todo el mundo1–4. Además, se afirma que la carga global de estas enfermedades en los individuos y la sociedad aumentarán drásticamente en los años venideros debido al envejecimiento de la población5. Así, la prevalencia de la lumbalgia, la artritis reumatoide y la artrosis ha aumentado en un 17,3, 23,8 y 32,9%, respectivamente, desde 2005 a 2015 en la población mundial6. En España, por ejemplo, la prevalencia de la cervicalgia, lumbalgia y la combinación de ambas también experimentó un aumento entre 2009 y 20127.

    Dentro de estas patologías, el dolor de espalda, y más específicamente el dolor lumbar, es uno de los más prevalentes y representa el segundo lugar de morbilidad dentro de las enfermedades musculoesqueléticas, sólo antecedido por la artrosis8. El dolor lumbar se define como un síndrome musculoesquelético cuyo principal síntoma es la presencia de dolor localizado en el segmento final de la columna vertebral (zona lumbar), en el área comprendida entre la reja costal inferior y la región sacra, y que en ocasiones puede comprometer la región glútea, provocando disminución funcional8.

    La lumbalgia es bien conocida como una de las principales causas de discapacidad global asociándose a un alto impacto económico, lo cual supone un gran reto para los sistemas sanitarios de todo el mundo9. En atención primaria, es la segunda causa más frecuente de visita al médico de familia10 y su prevalencia se estima en más del 70% a lo largo de toda la vida11,12. En España, se calcula que en aproximadamente el 80-85% de los pacientes con lumbalgia, esta es de tipo inespecífico, sin poderse identificar su causa13,14. Dos de cada 3 pacientes que experimentan episodios agudos de dolor lumbar finalmente evolucionan a dolor lumbar crónico15. Otros estudios muestran que la tasa de recurrencia del dolor lumbar puede oscilar entre el 24 y el 80% de los casos16. En España, la lumbalgia crónica afecta al 14,3% de los hombres y al 22,8% de las mujeres, y la cervicalgia al 9,6% de la población masculina y al 21,9% de la femenina17. Además, el dolor lumbar crónico se asocia con frecuencia a comorbilidades, como depresión, trastornos de pánico, ansiedad y trastornos del sueño, entre muchas otras18. Al mismo tiempo, es la causa más frecuente de incapacidad y absentismo laboral en pacientes menores de 45 años, y una de las 5 razones más frecuentes de consulta a nivel de atención primaria17.

    El dolor lumbar se puede categorizar según su etiología como patología espinal (p. ej., secundaria a fractura vertebral, espondiloartrosis, etc.), síndrome radicular (p. ej., secundario a compresión de la raíz dorsal por discopatía), y el más frecuente, dolor lumbar inespecífico, en el cual no es posible identificar la causa del dolor19. En la mayoría de los casos, el dolor lumbar puede tener componentes tanto neuropáticos como nociceptivos, por lo que se ha catalogado como un dolor de tipo mixto9,20. Basado en esto, el enfoque terapéutico analgésico actual intenta incorporar los diferentes mecanismos de acción que subyacen al dolor; por ello, tiene sentido combinar analgésicos con diferentes mecanismos de acción para lograr un resultado adecuado. Las guías NICE consideran el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) a las dosis más bajas y durante el menor tiempo posible dado el perfil de tolerabilidad/seguridad, pero no contemplan el uso de opioides débiles en los casos agudos (a menos que el AINE esté contraindicado, no se tolere o sea ineficaz) y tampoco recomiendan únicamente paracetamol para el manejo de la lumbalgia. Tampoco se recomienda el uso rutinario de opioides clásicos dada la relación de costo/beneficio, en donde los posibles riesgos de sobredosis y posible adicción sobrepasan los beneficios11,21.

    Se han publicado diversas guías prácticas para el tratamiento de la lumbalgia crónica21–25. La mayoría de dichas guías recomienda un enfoque multimodal para el manejo de la lumbalgia crónica, combinando terapias farmacológicas con enfoques no farmacológicos. Sin embargo, estas pautas generalmente no incluyen recomendaciones específicas para el tratamiento de los componentes neuropáticos de este tipo de dolor, ya que hasta hace poco era poco conocido su papel en la fisiopatología del dolor lumbar26 Además, las pautas disponibles para el tratamiento del dolor neuropático generalmente se centran en enfermedades distintas de la lumbalgia, como la neuralgia posherpética, la neuropatía diabética dolorosa27–30 y la ciática o dolor radicular31.

    Durante los últimos 30 años, se han estudiado los efectos analgésicos de las vitaminas del complejo B en pacientes con dolor lumbar y en diferentes alteraciones osteomusculares, inflamatorias y de origen neuronal (p. ej., neuropatía periférica). Particularmente, la tiamina (vitamina B1), piridoxina (vitamina B6) y cianocobalamina (vitamina B12) (en conjunto TPC) han sido evaluadas en el tratamiento del dolor causado por polineuropatías, enfermedades reumáticas, lumbalgia, tonsilectomías y enfermedades degenerativas de la columna vertebral32–42. Estos estudios se han enfocado en analizar sus efectos a dosis terapéuticas en combinación con AINE43–45. Diversas publicaciones indican que la suplementación específica con la combinación de vitaminas B1, B6 y B12 a dosis elevadas interactúa sinérgicamente para mejorar la neuropatía, el control motor, el dolor nociceptivo y el dolor neuropático46–49.

    fuente : www.elsevier.es

    Farmaconutrición de la vitamina B12 para COVID

    Revista de Nutrición Clínica y Metabolismo

    Farmaconutrición de la vitamina B12 para COVID-19

    Farmaconutrición de la vitamina B12 para COVID-19 Autores/as

    William Manzanares Facultad de Medicina, Universidad de la República http://orcid.org/0000-0002-6060-0329

    Gil Hardy

    DOI:

    https://doi.org/10.35454/rncm.v4n1.187

    Palabras clave:

    COVID-19, Vitamina B12, SDRA, Cuidado Crítico, Farmaconutrición

    Resumen

    La mortalidad por la enfermedad de COVID-19 es mayor en los ancianos, muchos de los cuales sucumben al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) desencadenado por la infección viral. La vitamina B12 parenteral en dosis altas ofrece una nueva terapia prometedora para los pacientes con COVID-19 con SDRA por sepsis/choque séptico. Las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la vitamina B12 y las transcobalaminas pueden modular la inflamación sistémica, que contribuye a la cascada de citocinas que conduce al SDRA. Se requieren estudios clínicos para establecer un régimen apropiado para administrar vitamina B12 como farmaconutriente, para pacientes críticamente enfermos con COVID-19.

    Descargas

    Biografía del autor/a

    Gil Hardy

    Auckland, Nueva Zelanda

    Citas

    World Health Organization. https://www.who.int/emergencies/diseases/novelcoronavirus-2019. [Accessed 28 June 2020]

    Krautler B. Vitamin B12: chemistry and biochemistry. Biochem Soc Trans. 2005; 33(Pt 4): 806-10. doi: https://doi.org/10.1042/BST0330806.

    Birch CS, Brasch NE, McCaddon A, Williams JHH. A novel role for vitamin B(12): Cobalamins are intracellular antioxidants in vitro. Free Radic Biol Med. 2009; 47(2): 184–8. doi: https://doi.org/10.1016/j.freeradbiomed.2009.04.023.

    Manzanares W, Hardy G. Vitamin B12: The Forgotten Micronutrient for Critical Care. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2010;13(6):662-8. doi: https://doi.org/10.1097/MCO.0b013e32833dfaec.

    Romain M, Sviri S, Linton DM, Stav I, van Heerden PV. The role of vitamin B12 in the critically ill—a review. Anaesth Intensive Care. 2016:44(4); 447-52. doi: https://doi.org/10.1177/0310057X1604400410.

    Corcoran TB, O’Neill MA, Webb SAR, Ho KM. Prevalence of vitamin deficiencies on admission: relationship to hospital mortality in critically ill patients. Anaesth Intensive Care. 2009; 37(2):254-60. doi: https://doi.org/10.1177/0310057X0903700215.

    Corcoran TB, O’Neill MP, Webb SAR, Ho KM. Inflammation, vitamin deficiencies and organ failure in critically ill patients. Anaesth Intensive Care. 2009; 37(5): 740-7. doi: https://doi.org/10.1177/0310057X0903700510.

    Racca V, Castiglioni P, Ripamonti V, Bertoli S, Calvo MG, Ferratini M. Nutrition markers in patients after heart surgery. JPEN J Parenter Enteral Nutr. 2010; 34(2): 143-50. doi: https://doi.org/10.1177/0148607109357627.

    Abilés J, Pérez AR, Moratalla G, Castaño J, Rodríguez EM, Pérez de la CA et al. High prevalence of hyperhomocysteinemia in critically ill patients: Vascular damage and adequate vitamin intake. e-SPEN. 2008; 3: e240-e245. doi: https://doi.org/10.1016/j.eclnm.2008.06.011.

    Ploder M, Kurz K, Spittler A, Neurauter G, Roth E, Fuchs D. Early increase of plasma homocysteine in sepsis patients with poor outcome. Mol Med. 2010: 16(11-12): 498-504. doi: https://doi.org/10.2119/molmed.2010.00008.

    Wheatley C. A scarlet pimpernel for the resolution of inflammation? The role of supra-therapeutic doses of cobalamin, in the treatment of systemic inflammatory response syndrome (SIRS), sepsis, severe sepsis, and septic or traumatic shock. Med Hypotheses. 2006; 67:124–42. doi: https://doi.org/10.1016/j.mehy.2006.01.036.

    Wheatley C. The return of the Scarlet Pimpernel: cobalamin in inflammation II—cobalamins can both selectively promote all three nitric oxide synthases (NOS), particularly iNOS and eNOS, and, as needed, selectively inhibit iNOS and nNOS. J Nutr Environ Med. 2007; 16(3-4):181–211. doi: https://doi.org/10.1080/10520290701791839.

    Weinberg JB, Chen Y, Jiang N, Beasley BE, Salerno JC, Ghosh DK. Inhibition of nitric oxide synthase by cobalamins and cobinamides. Free Radic Biol Med. 2009; 46(12): 1626-32. doi: https://doi.org/10.1016/j.freeradbiomed.2009.03.017.

    Manzanares W, Biestro A, Galusso F, Torre MH, Mañáy N, Facchin G, et al. High dose selenium for critically ill patients with systemic inflammation. Pharmacokinetics and pharmacodynamics of selenious acid: A pilot study. Nutrition. 2010; 26(6): 634-40. doi: https://doi.org/10.1016/j.nut.2009.06.022.

    Vanek VW, Borum P, Buchman A, Fessler TA, Howard L, Jeejeebhoy K et al. ASPEN position paper: recommendations for changes in commercially available parenteral multivitamin and multi-trace element products. Nutr Clin Pract 2012; 27:440-491.

    Joint Formulary Committee. British National Formulary (Ed.57) London: BMJ Group and Pharmaceutical Press 2009. http://www.medicinescomplete.com. [Accessed on 20.7.20].

    Hoey L, Strain JJ, McNul H. Studies of biomarker responses to intervention with vitamin B-12: a systematic review of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr. 2009; 89(6):1981S–96S. doi: https://doi.org/10.3945/ajcn.2009.27230C.

    Descargas

    PDF PDF (ENGLISH) HTML HTML (ENGLISH)

    Publicado

    2020-09-29

    Cómo citar

    Manzanares, W., & Hardy, G. (2020). Farmaconutrición de la vitamina B12 para COVID-19. , (1). https://doi.org/10.35454/rncm.v4n1.187

    ACM ACS APA ABNT Chicago

    fuente : revistanutricionclinicametabolismo.org

    Diclofenaco y vitaminas del complejo B para el dolor lumbar

    Revisión sistemática con metanálisis que evalúa el diclofenaco con tiamina, piridoxina y cianocobalamina para tratar el dolor lumbar

    home

    Artículos científicos

    Metanálisis: diclofenaco y vitamina B para tratar el dolor lumbar

    DOLOR DE ESPALDA, MUSCULAR Y ARTICULAR

    ARTÍCULOS CIENTÍFICOS

    Metanálisis: diclofenaco y vitamina B para tratar el dolor lumbar

    Calderón Ospina CA, Nava-Mesa MO, Arbeláez Ariza CE

    AÑO DE PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO ORIGINAL: 2020

    PUNTOS CLAVE

    La combinación de vitaminas B1 (tiamina), B6 (piridoxina) y B12 (cianocobalamina) con diclofenaco reduce la duración del tratamiento del dolor lumbar agudo en aproximadamente un 50 %, acortando la exposición del paciente al diclofenaco.

    El tratamiento combinado es más eficaz que el diclofenaco en la reducción de la intensidad del dolor, evaluada mediante escala visual analógica.

    El 66 % de los pacientes con dolor lumbar crónico que recibieron el tratamiento combinado tuvo mejoría del dolor neuropático.

    Añadir el complejo B al diclofenaco no aumentó la incidencia de reacciones adversas gastrointestinales esperadas por el uso del antiinflamatorio no esteroideo (AINE).

    Efecto de la combinación de diclofenaco y vitaminas del complejo B (tiamina, piridoxina y cianocobalamina) para el tratamiento del dolor lumbar: revisión sistemática y metanálisisRESUMEN

    El objetivo de esta revisión sistemática con metanálisis fue evaluar la eficacia y la seguridad de la combinación de diclofenaco con tiamina, piridoxina y cianocobalamina en el tratamiento del dolor lumbar agudo y crónico.

    COMENTARIO

    El dolor lumbar es un problema de salud pública. Su prevalencia en adultos a lo largo de la vida es de aproximadamente el 40 %, con tendencia a aumentar conforme avanzan el envejecimiento de la población y el sedentarismo. Es una de las principales causas de incapacidad laboral a nivel mundial.

    El abordaje terapéutico del dolor lumbar incluye tratamiento farmacológico y no farmacológico. Los medicamentos de primera línea son los antinflamatorios no esteroideos (AINE), aunque su uso está limitado por sus efectos adversos gastrointestinales, renales, hepáticos y cardiovasculares.

    Los analgésicos adyuvantes, como las benzodiacepinas y algunos relajantes musculares, son medicamentos con propiedades analgésicas en algunos cuadros dolorosos, aunque el dolor no sea su indicación principal. Estos fármacos pueden ejercer un efecto sinérgico cuando se combinan con los analgésicos clásicos, pero pueden causar sedación y mareos, entre otros efectos adversos.

    Los efectos de la tiamina, la piridoxina y la cianocobalamina (TPC) como coadyuvantes del diclofenaco en pacientes con dolor lumbar son el objeto de evaluación de esta revisión.

    Metodología

    Para la revisión sistemática se seleccionaron cinco ensayos clínicos aleatorizados que incluían pacientes adultos con dolor lumbar agudo o crónico; primario o secundario; de intensidad leve, moderada o grave; y de naturaleza nociceptiva, neuropática o nociplástica. En todos ellos se comparó la combinación de diclofenaco con TPC por cualquier vía de administración (grupo de intervención) frente a la monoterapia con diclofenaco (grupo de control).

    Para el metanálisis se escogieron los cuatro estudios con la suficiente homogeneidad clínica en términos de población, intervención y resultados. Todos se habían hecho con doble enmascaramiento, en pacientes con dolor lumbar agudo o con reagudizaciones de dolor lumbar crónico. En el estudio excluido del metanálisis, los pacientes tenían dolor lumbar crónico y no hubo enmascaramiento.

    Para medir los resultados, el criterio principal de valoración fue la proporción de pacientes que interrumpió el tratamiento por haber alcanzado el alivio completo del dolor (EVA <20 mm) antes de finalizar el estudio. Los criterios de valoración secundarios fueron la disminución de la intensidad del dolor, la incidencia de reacciones adversas gastrointestinales y la satisfacción del paciente.

    Resultados

    Variable principal de valoración

    Proporción de pacientes que interrumpieron el tratamiento debido al alivio completo del dolor (EVA <20 mm). Los cuatro estudios mostraron una reducción de aproximadamente el 50 % en la duración del tratamiento analgésico (de 14 a 7 días o de 7 a 3 días). La proporción de pacientes que alcanzó este resultado fue mayor en el grupo con tratamiento combinado que en el grupo con monoterapia. Los resultados a favor del grupo de intervención aportados por el metanálisis fueron los siguientes: odds ratio (OR): 1,87 [IC 95 % = 1,28-2,72; p = 0,001]; riesgo relativo (RR): 1,52 [IC 95 % = 1,19-1,93; p = 0,0007]; número necesario a tratar para obtener el beneficio (NNTB): 9 [IC 95 % = 6-16]; y diferencia de riesgos (RD): 12 % [IC 95 % = 4‑20; p = 0,003].

    Criterios de valoración secundarios

    Reducción de la intensidad del dolor documentada por escala visual analógica (EVA). Los cinco estudios incluidos en la revisión informaron una mayor reducción del dolor evaluada mediante EVA en el grupo con tratamiento combinado, en diferentes cortes temporales.Incidencia de reacciones adversas gastrointestinales. No se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos de tratamiento. El añadir el tratamiento adyuvante no se relaciona con un aumento de las reacciones adversas esperadas por el uso del AINE solo.Satisfacción del paciente. En los pacientes con dolor lumbar agudo no se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos de tratamiento.

    fuente : atencionprimaria.almirallmed.es

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 9 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder