if you want to remove an article from website contact us from top.

    cuáles son las consecuencias comunes del sobrepeso y la obesidad

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga cuáles son las consecuencias comunes del sobrepeso y la obesidad de este sitio.

    Efectos del Sobrepeso y la Obesidad en la Salud

    Las personas que tienen sobrepeso u obesidad, en comparación con las que tienen un peso saludable, corren un mayor riesgo de muchas enfermedades y problemas de salud graves.

    Efectos del Sobrepeso y la Obesidad en la Salud

    Efectos del Sobrepeso y la Obesidad en la Salud

    English (US)

    Las investigaciones han demostrado que a medida que aumenta el peso hasta alcanzar los niveles de sobrepeso y obesidad*, también aumentan los riesgos de las siguientes afecciones:1

    Todas las causas de muerte (mortalidad)

    Presión arterial alta (hipertensión)

    Colesterol LDL alto, colesterol HDL bajo o niveles altos de triglicéridos (dislipidemia)

    Diabetes tipo 2

    Enfermedad coronaria

    Ataque o derrame cerebral

    Enfermedad de la vesícula

    Osteoartritis (descomposición del cartílago y el hueso dentro de una articulación)

    Apnea del sueño y problemas respiratorios

    Varios tipos de cáncer

    Baja calidad de vida

    Enfermedad mental como depresión clínica, ansiedad y otros trastornos mentales4,5

    Dolor corporal y dificultad con el funcionamiento físico6

    *El sobrepeso se define como un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más y la obesidad como un IMC de 30 o más.

    ¿Quieres aprender más?

    Riesgos para la salud del sobrepeso y la obesidad

    Causas, factores de riesgo, detección, prevención y más.

    Sobrepeso y Obesidad (enlace solo en inglés)

    Datos, estrategias e iniciativas.

    Pérdida de peso para siempre(enlace solo en inglés)

    Tener sobrepeso aumenta los riesgos  para las personas con diabetes.

    Guía Clínica para la Identificación, Evaluación y Tratamiento del Sobrepeso y la Obesidad en Adultos

    [PDF-1.24MB]

    (enlace solo en inglés)

    Problemas de salud asociados con el sobrepeso y la obesidad.

    Referencias (enlaces solo en inglés)

    1NHLBI. 2013. Managing Overweight and Obesity in Adults: Systematic Evidence Review from the Obesity Expert Panel.

    [PDF-5.89MB]

    2Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults.

    [PDF-1.25MB]

    3Bhaskaran K, Douglas I, Forbes H, dos-Santos-Silva I, Leon DA, Smeeth L. Body-mass index and risk of 22 specific cancers: a population-based cohort study of 5•24 million UK adults. Lancet. 2014 Aug 30;384(9945):755-65.

    4Kasen, Stephanie, et al. “Obesity and psychopathology in women: a three decade prospective study.” International Journal of Obesity 32.3 (2008): 558-566.

    5Luppino, Floriana S., et al. “Overweight, obesity, and depression: a systematic review and meta-analysis of longitudinal studies. “Archives of General Psychiatry 67.3 (2010): 220-229.

    6Roberts, Robert E., et al. “Prospective association between obesity and depression: evidence from the Alameda County Study.” International Journal of Obesity 27.4 (2003): 514-521.

    Ir Arriba

    fuente : www.cdc.gov

    Consecuencias de la obesidad

    La obesidad predispone a los que padecen Diabetes de tipo 2 a sufrir riesgos cardiovasculares como por ejemplo hipertensión

    Consecuencias de la obesidad

    Los principales problemas de salud asociados a la obesidad y el exceso de peso son:

    Diabetes de tipo 2.

    Enfermedades cardiovasculares e hipertensión.

    Enfermedades respiratorias (síndrome de apnea del sueño).

    Algunos tipos de cáncer.

    Osteoartritis (lesiones degenerativas e inflamatorias articulares).

    Problemas psicológicos.

    Baja calidad de vida "La obesidad predispone a quien la padece, a varios factores de riesgo cardiovascular, entre ellos la hipertensión, elevados niveles de colesterol en sangre y triglicéridos".

    El grado de riesgo depende entre otras cosas de la cantidad relativa de exceso de peso, la localización de la grasa corporal, cuánto se ha subido de peso durante la edad adulta y la cantidad de actividad física. La mayoría de estos problemas pueden mejorarse adelgazando un poco (entre 10 y 15%), especialmente si también se aumenta la actividad física.

    Vamos a centrarnos en dos principales problemas:

    Diabetes de tipo 2

    De todas estas graves enfermedades es la diabetes de tipo 2 (que normalmente se desarrolla en la edad adulta y está asociada al sobrepeso) o diabetes mellitus no insulinodependiente, más ligada a la obesidad y el exceso de peso.

    De hecho el riesgo de desarrollar una diabetes de tipo 2 aumenta con un IMC que esté bastante por debajo del límite de la obesidad (IMC de 30), dentro de un simple sobrepeso. La probabilidad de que las mujeres obesas desarrollen una diabetes de tipo 2 es 12 veces mayor que en mujeres con un peso saludable.

    El riesgo de padecer este tipo de diabetes aumenta conforme el IMC sea más alto, especialmente en las personas con antecedentes familiares de diabetes, y disminuye si se pierde peso.

    Enfermedades cardiovasculares e hipertensión

    Las enfermedades cardiovasculares incluyen las enfermedades coronarias, los accidentes cerebrovasculares y la enfermedad vascular periférica, en piernas fundamentalmente.

    Estas enfermedades son las responsables de una gran incidencia de muertes (una de cada tres) en los hombres y mujeres, en países industrializados y su incidencia está viéndose incrementada también en los países en vías de desarrollo.

    La obesidad predispone a quien la padece, a varios factores de riesgo cardiovascular, entre ellos la hipertensión, elevados niveles de colesterol en sangre y triglicéridos. En las mujeres, la obesidad es el incidente más importante dentro de las enfermedades cardiovasculares, después de la edad y la presión sanguínea.

    El riesgo de sufrir un infarto es unas tres veces mayor en una mujer obesa que en una mujer delgada de la misma edad.

    Las personas obesas son más propensas a tener altos niveles de triglicéridos en sangre (grasa sanguínea), y colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad o "colesterol malo") y bajos niveles de colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad o "colesterol bueno ".

    Es típico en personas obesas con acumulación de grasa intra-abdominal ("manzanas"), asociada a un mayor riesgo de padecer enfermedades coronarias. Si se pierde peso, los niveles de grasa en sangre mejora. Si se pierden 10 kg, se puede producir un descenso del 15% en los niveles de colesterol LDL y un aumento de un 8% en los de colesterol HDL.

    La relación entre la hipertensión (tensión arterial alta) y la obesidad está bien documentada, y se calcula que la proporción de hipertensión atribuible a la obesidad es del 30-65% en las poblaciones de Occidente.

    De hecho, la presión arterial aumenta si se incrementa el IMC; Por cada 10 kg de aumento de peso, la presión arterial sube 2 –3 puntos (2-3mm Hg). Por el contrario, bajar de peso, disminuye la tensión arterial, y normalmente, por cada 1% de reducción de peso, la presión arterial disminuye 1-2 puntos (1-2mm Hg).

    La incidencia de la hipertensión en adultos con sobrepeso es tres veces mayor que en adultos sin sobrepeso, y el riesgo de hipertensión en personas con exceso de peso entre 20-44 años es casi 6 veces mayor que en los adultos con peso normal.

    Un descenso del 10% del peso inicial libera el esfuerzo cardíaco en un 30% y la sobrecarga articular y de columna en un 40%.

    fuente : www.sanitas.es

    Consecuencias de la obesidad y el sobrepeso

    El Observatorio de Nutrición y Estudio del Sobrepeso y Obesidad - observateperu es una herramienta de monitoreo y permite el análisis periódico de la situación nutricional de los niños, niñas y adolescentes, cumpliendo de esta manera con lo establecido en la Ley 30021.

    Consecuencias de la obesidad y el sobrepeso

    Enfermedad cardiovascular

    Los pacientes con obesidad, es decir, con un IMC de 30 o mas, tienen un riesgo aumentado de morir en comparación con sujetos cuyo índice de masa corporal (en adelante, IMC) está comprendido entre 20 y 25. Se calcula que un obeso no fumador vivirá, por término medio, 5.8 menos que un sujeto con peso normal, siendo esta misma cifra en la mujer de 7.1 años menos que aquellas de peso normal.

    Aunque la mortalidad por diferentes motivos es mayor en las personas obesas, la causa principal del fallecimiento es la enfermedad cardiovascular, cuyo riesgo triplica en estos pacientes el de la población de peso normal.

    La enfermedad cardiaca sucede en un primer momento a consecuencia de la formación de la llamada placa de ateroma, una acumulación de materia grasa adherida sobre la cara interna de las arterias coronarias, que son las que llevan el oxígeno y los nutrientes al corazón.

    El abultamiento que forman las placas de ateroma en el interior de las arterias coronarias hace que su diametro interior se estreche, por lo que se reduce la llegada de oxígeno y nutrientes a las células del corazón. En estas condiciones aumenta la posibilidad de sufrir una falta crónica de oxígeno en este órgano vital, que se pone de manifiesto cuando las circunstancias exigen un mayor aporte de oxígeno. Así, en situaciones de esfuerzo surge el angor o angina de esfuerzo, que pone en evidencia la dificultad de proporcionar oxígeno a un corazón obligado a trabajar mas y –por lo tanto- a consumir una mayor cantidad de oxígeno. La enfermedad se manifiesta por el típico dolor anginoso opresivo o en garra en la zona del tórax que corresponde a la localización del corazón.

    Un grado mayor de dificultad para el suministro de oxígeno se pone de manifiesto a través de la angina o angor de pequeños esfuerzos y, en último extremo, incluso sin esfuerzo alguno, cuando el estrechamiento de las arterias coronarias ha alcanzado un punto crítico.

    Sin embargo, la obstrucción de las arterias coronarias puede presentarse de forma brusca, a causa de la oclusión completa de una rama arterial del sistema coronario, bien por desprendimiento de la placa de ateroma que se desplaza hasta enclavarse en una arteria de menor tamaño o por el crecimiento de la propia placa de ateroma, que obstaculiza totalmente el paso de sangre a través de la arteria coronaria, dando lugar a una lesión permanente del corazón, lo que pone en serio peligro la vida del paciente. Es el infarto de miocardio. El paciente tiene una mayor probabilidad de sufrir estos tipos de trastornos conforme aumenta su índice de masa corporal, decir, su grado de sobrepeso u obesidad.

    La obesidad puede desencadenar o empeorar la insuficiencia cardiaca congestiva. Esta es una enfermedad en la que el corazón fracasa globalmente en llevar a todo el organismo el oxígeno y los nutrientes necesarios para su funcionamiento normal. Por así decirlo, su músculo se ve incapaz de hacer circular la sangre en el volumen adecuado y a la velocidad adecuada. Cuando la masa corporal aumenta, aumenta también el esfuerzo cardiaco necesario para atender las necesidades del organismo, lo que empeora considerablemente la insuficiencia cardiaca.

    Hipertensión arterialEl paciente obeso o con sobrepeso tiene mayor probabilidad de sufrir hipertensión arterial o de sufrirla en mayor grado que aquellas personas que tienen peso normal. Aunque no está del todo esclarecida la relación entre obesidad e hipertensión arterial, la evidencia científica mostrada por varios estudios clínicos ha establecido que incluso una disminución de peso moderada es muy beneficiosa para la reducción de la hipertensión arterial y del riesgo cardiovascular.Accidente cerebrovascularPor las mismas razones que el paciente con exceso de peso tiene una mayor probabilidad de sufrir la formación de ateromas en las arterias coronarias, también puede desarrollar estas lesiones en las arterias cerebrales o próximas al cerebro, que pueden desprenderse total o parcialmente y obstruir alguna arteria cerebral, lo que puede dar lugar a lesiones cerebrales por falta de riego. Conforme el exceso de peso aumenta, lo hace también la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular o ictus.Diabetes Mellitus tipo 2La diabetes tipo 2, también llamada diabetes del adulto o no insulindependiente, es una enfermedad caracterizada por un aumento de la concentración de glucosa en la sangre. Una de las razones de que se produzca este aumento de la glucosa en la sangre es la falta de respuesta de las células del organismo a la insulina, lo que se denomina resistencia a la insulina.

    La insulina hace que la glucosa penetre en las células y pueda ser aprovechada convenientemente, bajando de paso la concentración de glucosa en la sangre. Al aumentar la resistencia a la insulina, la glucosa permanece en mayor concentración en la sangre, por lo que puede aparecer la enfermedad.

    Existe una estrecha relación entre diabetes tipo 2 y obesidad. De hecho, mas del 80 % de los diabéticos de esta clase tienen exceso de peso. Diversos estudios clínicos han puesto de manifiesto que aquellas personas con un IMC de 32 o superior tienen un riesgo triple de sufrir diabetes mellitus tipo 2 que las personas con un IMC de 19 a 22.

    fuente : observateperu.ins.gob.pe

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 18 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder