if you want to remove an article from website contact us from top.

    conjunto de actividades que se relacionan con la promoción del producto en el punto de venta, el cual incluye disposición de estantería, diseño y el material publicitario.

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga conjunto de actividades que se relacionan con la promoción del producto en el punto de venta, el cual incluye disposición de estantería, diseño y el material publicitario. de este sitio.

    16. Merchandising y publicidad en el lugar de venta

    En todo proceso de compra, existen dos elementos clave para facilitar la salida del producto: El envase. El merchandising. Aunque no es este el apartado idóneo para hablar del envase, sí me gustaría comentar que es un elemento fundamental para estimular al cliente hacia la adquisición de nuestro producto. Y al hablar del envase, me refiero igualmente al packaging, que no es ni

    Usted está aquí

    Usted está aquí 16. Merchandising y publicidad en el lugar de venta

    En todo proceso de compra, existen dos elementos clave para facilitar la salida del producto:

    El envase. El merchandising.

    Aunque no es este el apartado idóneo para hablar del envase, sí me gustaría comentar que es un elemento fundamental para estimular al cliente hacia la adquisición de nuestro producto. Y al hablar del envase, me refiero igualmente al packaging, que no es ni más ni menos que el diseño del envase (color, tipografía, ilustraciones, fotografías, etc.). Por tanto, el fabricante, que será el encargado de dotar al pro- ducto de aquellos elementos que resulten más válidos para su fácil comercialización, tendrá que poner especial énfasis en este aspecto.

    Pero igualmente tendrá que prestar especial atención al merchandising, aunque en este caso contará con la colaboración del distribuidor.

    Podemos definir el merchandising como el conjunto de técnicas que se aplican en el punto de venta para motivar el acto de compra de la manera más rentable, tanto para el fabricante como para el distribuidor, satisfaciendo al mismo tiempo las necesidades del consumidor. Está totalmente comprobada la influencia que tiene en la venta que el producto esté colocado en uno u otro espacio. Si el producto no está colocado en el lugar correcto decrece notablemente su ratio de ventas. Este hecho ha obligado a potenciar la figura del trade marketing, figura que tiene un gran protagonismo dentro de la distribución.

    El merchandising busca la optimización del manejo de productos escogiendo las ubicaciones adecuadas en función de variables como: lugar, cantidad, tiempo, forma, por un lado, y escaparates, mostradores y lineales, y la arquitectura interior, por otro; y la agrupación de productos «imán», productos «complementarios», de compra premeditada y por impulso. Se puede diferenciar entre dos tipos de merchandising: el permanente y el temporal.

    Pero si importante es la colocación del producto, no menos importantes son los medios para dar a conocer su emplazamiento, o lo que llamaríamos PLV (publicidad en el lugar de venta). La PLV es la que nos va a permitir diferenciarnos de los competidores y la que nos va a facilitar seducir al consumidor hacia nuestro producto en el momento que realiza su elección de compra. Pero la PLV no se limita solo a expositores, stands o pantallas digitales, sino que la gestión en el punto de venta del propio pro- ducto puede funcionar también como un eficaz instrumento de comunicación publicitaria y, por qué no decirlo, de sentir experiencias.

    Dada su importancia, la publicidad en el punto de venta merecería por sí sola un capítulo aparte, pero al menos comentar que el fabricante tiene que tener muy en cuenta la ubicación geográfica del centro a la hora de colocar dicha publicidad. La razón es sencilla, la manera de pensar de los consumidores es diferente, por lo que su percepción del mensaje también será diferente dependiendo del lugar y, de la misma forma, también será diferente su manera de actuar. Es decir, la manera de atraer a los clientes hacia nuestro producto será diferente en cada sitio. Eso sí, lo que nunca podemos olvidar son aquellos elementos que diferencian a nuestra marca de la competencia.

    Lo mismo ocurre con el merchandising. Lo cierto es que este no tiene razón para ser uniforme a lo largo del tiempo, ni tampoco en todas las zonas geográficas, ya que existen momentos y lugares en los que esta acción puede proporcionar mejores resultados.

    16.1.  El merchandising como técnica de marketing

    Son muchos los beneficios que el merchandising nos ofrece desde el punto de vista estratégico. Entre ellos destacan los siguientes:

    Cambio del concepto de «despachar» productos por «vender».

    Reducción del tiempo de compra.

    Conversión de zonas frías en lugares con vida.

    Potenciación de la rotación de productos.

    Sustitución de la presencia «pasiva» por una presencia «activa».

    Aprovechamiento al máximo del punto de venta, debido a los siguientes aspectos: el pro- ducto sale al encuentro del comprador, el comprador se encuentra a gusto en el punto de venta, el ambiente, la comodidad al coger los productos, la decoración del punto de venta, el «servicio» en general que recibe, los colores, la música, etc.

    Potencia los «productos imán» del punto de venta (aquellos que por sus características peculiares tienen difícil rotación, pero que nos interesa su venta).

    Creación y coordinación de una adecuada comunicación integral en el punto de venta.

    16.2.  Tipos de compras

    Los tipos de compras previstas los clasificamos teniendo en cuenta el comportamiento del consumidor.

    Compras racionales (o previstas) 42 %:

    Realizadas (20 %): son las efectuadas según la previsión inicial por producto y marca.

    Necesarias (17 %): son las realizadas por producto sin previsión de marca; se adaptan al perfil del consumidor que busca las ofertas.

    Modificadas (5 %): son las compradas por producto pero modificada la marca.

    Compras irracionales (o impulsivas) 58 %:

    Planificadas (12 %): el consumidor tiene la intención de compra, pero espera el momento adecuado para efectuarla (rebajas, promociones, etc.).

    Recordadas (9 %): el cliente no ha previsto su compra, pero, al ver el producto, recuerda que lo necesita.

    fuente : www.marketing-xxi.com

    Merchandising: ¿qué es y cómo funciona esta estrategia?

    Merchandising es una estrategia de marketing aplicada a cualquier tipo de negocio. Aprende lo que es y cómo ponerlo en práctica.

    Emprendimiento digital

    ¿Qué es el merchandising y cómo aplicarlo en tu negocio?

    Entérate qué es y cómo funciona el merchandising en una estrategia de marketing.

    11/01/2022 Por Hotmart 20 min

    El merchandising es una estrategia de marketing muy común aplicada a cualquier tipo de negocio, ya sea en línea o no.

    Sin embargo, se dio más a conocer después del aumento de personas que trabajan por Internet.

    La razón es muy sencilla: en el mercado digital es necesario utilizar todos los tipos de estrategias de marketing posible para llamar la atención de los potenciales clientes.

    Después de todo, a pesar de que la demanda de productos y servicios es muy grande, la oferta también es alta.

    Por eso, quédate con nosotros si has empezado a emprender en el mercado online ahora y quieres aprender más técnicas para promocionar tus productos o servicios.

    En este post trabajaremos el concepto de merchandising, además de mostrarte cuáles son los tipos de merchandising existentes y cómo aplicarlos en la práctica.

    Con esta guía comprenderás mejor esta estrategia y entenderás su importancia para el crecimiento de un negocio.

    ¿Qué es merchandising?

    El merchandising consiste en un conjunto de estrategias que apuntan a la promoción y venta de productos tanto dentro como fuera del punto de venta.

    Sus objetivos centrales son dos:

    Garantizar la venta de productos;

    Atraer a nuevos clientes a la marca.

    Se trata, en resumen, de un conjunto de técnicas para promocionar un producto o servicio para potenciales clientes de manera asertiva.

    El merchandising puede ocurrir de 3 maneras:

    1. Dentro del punto de venta

    Al hablar de la organización de los productos dentro del punto de venta nos estamos refiriendo a un espacio físico en el cual los clientes van a efectuar una compra.

    Los ítems para la venta deben estar dispuestos siguiendo un estándar lógico de atracción.

    Por ejemplo:

    Si estamos en un supermercado, los productos pequeños deben estar cerca del sector de cajas, ya que los dulces y golosinas, por lo general, se compran más por impulso que por necesidad.

    Por eso, si están cerca del lugar en que los clientes ya están a punto de finalizar la compra, es probable que este tipo de producto atraiga más la atención de las personas que si estuvieran en los estantes del interior del supermercado mezclados con otros artículos.

    Además de la buena disposición de los productos, la iluminación también debe ser la adecuada.

    Por otro lado, los carteles promocionales, con colores destacados, pueden y deben situarse en puntos estratégicos. Todo para que los clientes se sientan atraídos y sean inducidos a realizar una compra.

    2. Fuera del punto de venta

    Se equivoca quien piensa que el merchandising está limitado al punto de venta. En realidad, es en el ambiente exterior que ocurre con mayor intensidad.

    Ejemplo claro de esto es el merchandising en programas de televisión.

    Cuando los actores en una telenovela conversan sobre determinado producto y resaltan sus cualidades, los telespectadores son inducidos de forma automática e instantánea a pensar que ese producto es bueno, lo que puede llevar a la compra.

    La publicidad hoy en día es mucho más sutil que antes.

    3. En el ambiente virtual

    El merchandising está ganando su espacio en el ambiente virtual.

    Entre los ejemplos podemos enumerar la elaboración de una página de ventas atractiva o la utilización de posts patrocinados en sitios web diferentes de aquellos utilizados por el emprendedor digital.

    Este modelo de estrategia es muy interesante para el mercado digital porque potencia el número de ventas de productos, además de ayudar en la captación de nuevos clientes.

    Tipos de merchandising

    A continuación haremos referencia a cada uno de ellos y te mostraremos sus principales características.

    1. Visual merchandising

    Dentro del merchandising visual encontramos estrategias que tienen como finalidad destacar el producto dentro del lugar de ventas, sea en una tienda física o virtual.

    Son técnicas que resaltan lo visual y la estética a fin de llamar la atención de los potenciales clientes debido a la apariencia de un determinado producto.

    Los colores, formatos y tamaños influyen bastante en la experiencia de compra.

    Los colores cálidos, por ejemplo, estimulan el cerebro del consumidor, despertando el interés y la atención. Entonces, puede ser que incluso sin conocer todos los beneficios de un determinado producto, el consumidor concrete la compra por sentirse atraído por lo que ve.

    Una manera de utilizar el merchandising visual es a través del uso de banners y carteles promocionales muy llamativos, ubicados en puntos estratégicos de la tienda física o del sitio de la empresa.

    Cuanto más vibrante y destacado el material publicitario, mejores serán los resultados obtenidos.

    Y créelo: todos los aspectos visuales de la empresa influyen en el merchandising. Esto cabe para la fachada de la empresa, la logomarca, el diseño del sitio, el vestuario de los empleados (cuando es una tienda física), el menú y mucho más.

    fuente : hotmart.com

    La tercera “P”: La plaza o distribución

    La plaza o distribución es el instrumento del Marketing Mix que relaciona a los productores de un bien o servicio con los consumidores del mismo. Permite que los distintos productos estén al alcance de los consumidores en el momento, forma y lugar apropiados.

    Articulos

    La tercera “P”: La plaza o distribución

    La tercera “P”: La plaza o distribución La plaza o distribución es el instrumento del Marketing Mix que relaciona a los productores de un bien o servicio con los consumidores del mismo. Permite que los distintos productos estén al alcance de los consumidores en el momento, forma y lugar apropiados.

    13 de octubre de 2006 - 08:10

    Por ejemplo, una fábrica de dulce de guayaba aumentará su nivel de venta del producto no sólo en la medida en que el mismo sea bueno (producto), tenga un valor de compra adecuado (precio) y sea conocido por el consumidor (promoción). Si el dulce de guayaba reúne todas estas condiciones pero solamente está disponible para un número limitado de personas, su mercado de consumo también será limitado. Este hecho hace que el producto no tenga un éxito sostenible en el tiempo. Es necesario que el producto esté disponible para la mayor cantidad de personas posibles, a fin de asegurar un buen nivel de ventas.

    Las decisiones que se relacionan con la variable plaza son a largo plazo, es decir, no pueden ser cambiadas constantemente y hasta se podría decir que son irreversibles. Por ejemplo, si la fábrica de dulce de guayaba determina que su forma de distribución será a través de pequeñas sucursales en distintas localidades, requerirá de una inversión determinada en recursos, no sólo financieros sino también de tiempo y de personal que requerirá un tiempo en ser recuperada. Por otro lado, si la decisión de distribución de la empresa productora de dulce de guayaba se inclina hacia los distribuidores tercerizados, también se requerirá de tiempo, dinero y personal para crear las relaciones con distribuidores eficientes y, sobre todo, mantener estas relaciones de una manera rentable para ambos.

    Cuando nos referimos a la variable plaza o distribución debemos tener en cuenta aspectos relacionados a:

    * Canales de distribución: Es muy importante determinar el tipo de sistema a utilizar (sucursales, intermediarios, franquicias, entre otros), definir también las funciones y el alcance que va tener cada intermediario, así como analizar la cantidad de canales de distribución, sus características y, por último, seleccionar los canales de acuerdo a lo mencionado anteriormente.

    * Logística o distribución física: Se refiere a las actividades que serán desarrolladas dentro del sistema de distribución, y que tienen como punto central la manipulación y transporte del producto a ser distribuido. Incluye el almacenaje inicial, el embalaje, la realización de pedidos, el transporte entre productor e intermediarios, y entre intermediarios y punto de venta final, además del sistema de entrega y pago del producto en las distintas etapas.

    * Merchandising: Son el conjunto de actividades que se relacionan con la promoción del producto en el punto de venta, de forma a volverlo más atractivo para el consumidor. Incluye la forma en que está expuesto el producto, la disposición de las estanterías, y el diseño y contenido del material publicitario que va a estar disponible en el punto de venta.

    * Marketing directo: Está dado por la relación directa entre el productor y los consumidores finales en forma directa, sin pasar por los intermediarios. El Marketing directo está conformado por campañas publicitarias personalizadas, números de Servicio de Atención al Cliente (SAC), ventas por teléfono a una base de datos, venta por Internet, entre otras.

    fuente : www.abc.com.py

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 13 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder