if you want to remove an article from website contact us from top.

    cada cuánto ocurren los incendios superficiales en los ecosistemas dependientes del fuego

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga cada cuánto ocurren los incendios superficiales en los ecosistemas dependientes del fuego de este sitio.

    Incendios forestales ¿Necesarios para el ecosistema cuando se dan de forma natural?

    De acuerdo con la Conafor, sólo el 1% de todos los registrados tienen un origen natural (erupciones volcánicas, descargas eléctricas) lo cual es preocupante para el medio ambiente

    CIENCIA

    / SÁBADO 15 DE MAYO DE 2021

    Incendios forestales ¿Necesarios para el ecosistema cuando se dan de forma natural?

    De acuerdo con la Conafor, sólo el 1% de todos los registrados tienen un origen natural (erupciones volcánicas, descargas eléctricas) lo cual es preocupante para el medio ambiente

    FOTO: ARCHIVO | EL SOL DE TOLUCA

    Arturo Aguilar | El Sol de Toluca

    Los incendios forestales que suceden de manera natural tienen una función específica: regenerar el ecosistema de los bosques.

    De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) el 99% de los incendios forestales en México son provocados por un error humano mientras que el 1% restante se da de manera natural, a causa de fenómenos naturales como descargas eléctricas y la erupción de volcanes los cuales benefician la regeneración de suelos en los bosques.

    En entrevista con El Sol de Toluca, la ingeniera forestal Alejandra Rodríguez Gómez platicó acerca de los beneficios que tienen los incendios en las zonas boscosas, pues dijo que estos ayudan a regenerar los ecosistemas.

    , puntualizó. LOCAL

    Liquidan incendio forestal en parque estatal Sierra de Guadalupe

    De acuerdo con investigaciones que han realizado desde su área profesional, los incendios forestales naturales están controlados por el clima, como las tormentas que hacen que caigan rayos, la forma geográfica del terreno y las condiciones de la vegetación; dándose principalmente en la región norte del país, donde abundan los bosques de pino.

    , explicó la ingeniera Rodríguez Gómez.

    Estos incendios ayudan a la disminución de la cantidad de biomasa y a la mineralización de los suelos, presentando efectos positivos a la regeneración natural del ecosistema incendiado.

    aseguró la entrevistada.

    Ante esto se debería desmitificar el gran daño que ocasiona el fuego a los bosques, pues normalmente se está acostumbrados a decir: , sin conocer estos beneficios.

    El negar el incendio natural ocasiona un problema al ecosistema, por ello hablar de incendios forestales es hablar de “supresión” por abonar a la acumulación de material combustible.

    ¿Todos los bosques necesitan de fuego?

    De acuerdo con la Guía para Comunicadores de Incendios Forestales, publicada en el 2010 por la CONAFOR, la importancia del fuego en los ecosistemas es un asunto complejo, ya que como sociedad pro ambiental, los incendios forestales están asociados a la destrucción y el daño.

    Sin embargo, el fuego y los ecosistemas han establecido relaciones, donde incluso algunos ecosistemas han desarrollado adaptaciones para depender de sus efectos, traduciéndose en beneficios.

    Estos beneficios se traducen en la reducción de competencia por malezas, el saneamiento y/o control de enfermedades entre las plantas, la liberación e incorporación de nutrientes y, en algunos casos, la germinación de algunas semillas. En México, los ecosistemas dependientes del fuego se encuentran en varias regiones, como la central.

    Por si no lo viste | Arden bosques mexiquenses en 2021

    Incluso, hay estudios que demuestran que en el noroeste hay matorrales mantenidos por incendios relativamente poco frecuentes, con períodos de incendios entre 30 y 100 años.

    Siguiendo con el mismo documento consultado, estos ecosistemas incluyen géneros vegetativos como Arctostaphylos, Ceanothus, Pinus, Quercus y Garrya, entre muchos otros como encinos arbustivos en México central o: Q. frutex, Q. microphylla, y Q. repanda.

    , dice la CONAFOR acerca de la importancia del fuego natural en los bosques.

    Regeneran los ecosistemas

    El uso de las quemas prescritas que maneja CONAFOR o de la Protectora de Bosques del Estado de México (Probosque) es una herramienta silvícola para inducir condiciones deseadas de estructura, composición y regeneración del bosque.

    refirió la especialista en temas ambientales.

    En los bosques de pino es donde hay especies que requieren la presencia de fuego para abrir sus conos, por lo que es necesario el fuego natural aquí.

    Originado por la presencia de rayos para que se produzcan los incendios forestales naturales, o por erupciones volcánicas. Aunque no es un tema explosivo de este tipo de vegetación.

    En México, los incendios naturales en regiones forestales no son frecuentes ni porcentualmente significativos.

    LOCAL

    Necesario reforestar para contrarrestar efectos por la sequía

    La presión del humano que está ejerciendo con la naturaleza ha hecho que el mismo hombre sea el que provoque los incendios con diferentes objetivos, el más común: cambio de tipo de uso de suelo.

    El cambio climático sigue siendo uno de los principales factores para que en el país se tengan cantidad de incendios cada temporada de estiaje. Ya que las temporadas de secas son más prolongadas, retrasando las lluvias.

    fuente : www.elsoldetoluca.com.mx

    Incendios

    El fuego es uno de los factores de perturbación ecológica y de transformación del paisaje más ampliamente extendidos en los ecosistemas terrestres. Los incendios forman parte de la dinámica de los ecosistemas, pueden ser una herramienta de manejo, y también un factor de deterioro ambiental, según las condiciones en las que se presente.

    Manejo del Fuego Manejo del Fuego Manejo del Fuego Previous Next

    "El fuego es uno de los factores de perturbación ecológica y de transformación del paisaje más ampliamente extendidos en los ecosistemas terrestres. Los incendios forman parte de la dinámica de los ecosistemas, pueden ser una herramienta de manejo, y también un factor de deterioro ambiental, según las condiciones en las que se presente."

    Manejo del Fuego

    La CONAFOR a través de la Gerencia de Manejo del Fuego, se encarga de impulsar las acciones de capacitación, prevención, combate, investigación y monitoreo de los incendios forestales en coordinación con las entidades federativas, municipios, demarcaciones territoriales de la Ciudad de México y el Sistema Nacional de Protección Civil; buscando salvaguardar la vida de las personas y proteger los ecosistemas forestales, sin olvidar la función ecológica del fuego en los mismos.

    El manejo del fuego es un proceso que implica el entendimiento del fuego desde un punto de vista ecológico, cultural y técnico

    La CONAFOR coordina la elaboración y ejecución del Programa de Manejo del Fuego, con la participación de las Dependencias Federales, los Gobiernos de los Estados, la Ciudad de México y los municipios, así como el sector privado, el sector social y la comunidad científica.

    Descarga el Programa de Manejo del Fuego 2020 - 2024

    Ver documento

    Ecología y Cultura del Fuego

    El fuego y los ecosistemas han establecido relaciones, donde incluso, algunos ecosistemas han desarrollado adaptaciones para depender de sus efectos, como la reducción de competencia por malezas, el saneamiento y/o control de enfermedades entre las plantas, la liberación e incorporación de nutrientes y en algunos casos, la germinación de algunas semillas.

    ¿Qué es un incendio forestal?

    Un Incendio forestal ocurre cuando el fuego se extiende de manera descontrolada y afecta los bosques, las selvas o la vegetación de zonas áridas y semiáridas.

    ¿Por qué ocurren los incendios forestales?

    De acuerdo con el promedio de los últimos años, casi la mitad de estos incendios se produce por actividades agrícolas junto con las acciones intencionadas y los descuidos de personas que no apagan bien sus cigarros o fogatas. También algunas prácticas de los cazadores furtivos y de quienes llevan a cabo cultivos ilícitos pueden causar un siniestro.

    ¿Qué se necesita para que se origine un incendio forestal?

    Para que se origine un incendio forestal se necesitan tres elementos: calor + oxígeno + combustibles, el llamado triángulo del fuego.

    Tipos de incendios forestales

    Los incendios pueden ser superficiales, subterráneos, de copa o aéreos y mixtos (superficiales y de copa o subterráneos y superficiales).

    ¿Cuáles son los efectos de primer y segundo orden en los incendios forestales?

    Los efectos de primer orden se refieren al impacto inmediato sobre los componentes del ecosistema. Los efectos de segundo orden están relacionados con la respuesta post-incendio del ecosistema, asociado a los procesos de sucesión ecológica.

    Tipos de Incendios Forestales

    Guía Practica Para Comunicadores

    Ver documento

    Clasificación de los ecosistemas según su relación con el fuego

    Según su evolución en presencia del fuego, los ecosistemas se clasifican en 4 categorías: Ecosistemas sensibles, adaptados, independientes del fuego e influidos por el fuego.

    Adaptados al fuego​

    Necesitan de este factor ecológico para poder persistir en el paisaje.

    Incendios superficiales, ocurren cada dos a diez años. Se regeneran bien sobre sitos quemados, donde el fuego ha removido la barrera de zacate y materia orgánica acumulada para que la semilla pueda hacer contacto con el suelo mineral.

    Cuentan con corteza gruesa, aislante, que protege al bosque de las temperaturas letales del fuego. Muchas especies recuperan follaje cuando parte de su copa ha sido afectada por el incendio.

    Independientes del fuego

    El fuego tiene un papel muy pequeño o nulo, ya que son demasiado fríos, húmedos o secos para quemarse.

    En este grupo quedan incluidos los ecosistemas de desiertos y la tundra, áreas muy secas, sin continuidad suficiente entre los combustibles forestales como para transmitir el fuego, o bien áreas muy frías y constantemente húmedas.

    Influidos por el fuego

    Son zonas de transición entre los ecosistemas dependientes, sensibles o independientes del fuego. Estos pueden ser ecosistemas donde cohabitan especies adaptadas al fuego con otras que son sensibles.

    Sensibles al fuego

    Caracterizados por no haberse desarrollado con el fuego como un proceso recurrente e importante y, por ende, las especies que los constituyen no presentan adaptaciones a este factor. El fuego no es requerido para mantener el tipo de vegetación. Incendios eventuales que se presentan cada varios siglos cuando hay sequía extrema, pero resultan ser catastróficos. Para la recuperación de la vegetación original, ha de transcurrir la sucesión ecológica durante siglos.

    fuente : snif.cnf.gob.mx

    El fuego en la naturaleza

    Obtenga información acerca de los diversos ecosistemas de los Estados Unidos y cómo reaccionan a los incendios en áreas naturales.

    Smokey Bear logo

    Skip to Main Content

    English

    Inicio Acerca de los incendios en áreas naturales Legado del fuego

    El fuego en la naturaleza

    Algunos ecosistemas dependen de incendios frecuentes. Estas se conocen como áreas adaptadas al fuego. En estas, los incendios promueven la diversidad de plantas y vida silvestre, y queman la acumulación de material vegetal vivo y muerto (hojas, ramas y árboles).

    Ecosistema del pino Ponderosa (Pinus ponderosa) del noroeste y de la región montañosa central del oeste

    Común en las montañas del sudoeste, se extiende hacia el norte hasta Washington y Oregón, y hacia el este hasta las Dakotas.

    Los incendios naturales en este ecosistema ocurren en intervalos de cinco a 25 años.

    Estos incendios suelen ocurrir al nivel del suelo y son de baja intensidad. Como resultado se remueven arbustos leñosos y se favorecen los pastos, esto fomenta agregaciones a la hebra del pino Ponderosa.

    La historia nos demuestra que el pino Ponderosa (Pinus ponderosa) se adapta bien a los incendios de alta frecuencia y baja intensidad. Estos fuegos queman la hojarasca y demás vegetación sobre el suelo, liberan los nutrientes que hay en el mismo y proporcionan un buen sustrato para las semillas del pino Ponderosa (Pinus ponderosa).

    Las agujas del pino Ponderosa sobre el suelo facilitan la expansión de los incendios de baja intensidad y minimizan los incendios de copa (incendios que se extienden entre las copas de los árboles), que pueden destruir al ecosistema del pino Ponderosa.

    En el ecosistema del pino Ponderosa, se recomienda la quema controlada en intervalos de cinco a 10 años para disminuir la acumulación de material combustible. Cuando los intervalos de quema son menores, la hojarasca acumulada en el suelo no es suficiente para actuar de combustible para el fuego, y si los períodos son más largos, se corre el riesgo de producir fuegos de copa que destruyen a los árboles. Los fuegos controlados, por lo general, dan como resultado la conservación de la salud del bosque.

    Ecosistema de Chaparral

    Común en el Sur de California, Arizona, Nuevo México y en sectores de las Montañas Rocosas.

    Los incendios naturales en este ecosistema ocurren en intervalos de cinco a 25 años.

    La variación de especies en estas zonas se atribuye, en parte, a la frecuencia de los incendios forestales.

    Entre las adaptaciones al fuego, se incluyen brotes de tocones vigorosos luego de un incendio que ha quemado muchos arbustos. Entre estos, están los siguientes: las manzanitas, los “ceanothus” y los robles. El chamizo produce semillas inactivas que necesitan del fuego para su germinación. Las mismas crean un vasto banco de semillas durante los años en los que no ocurren incendios.

    Muchos de los arbustos, sobre todo el chamizo, promueven los incendios por medio de la producción de ramas secas altamente inflamables después de aproximadamente 20 años.

    Luego de pasado un año del incendio, la comunidad vegetal es dominada por los pastizales que crecen anualmente. Cinco años después de un incendio, los arbustos del chaparral vuelven a dominar el ecosistema.

    El ecosistema de comunidades de pino contorta (Pinus Contorta) de las Montañas Rocosas

    Comunes en todo el territorio de las Montañas Rocosas del oeste de Estados Unidos (Idaho, Montana, Wyoming), las poblaciones puras se encuentran, por lo general, en altas elevaciones.

    Los incendios naturales en este ecosistema ocurren generalmente a intervalos de entre 80 y 300 años.

    En cada etapa subsiguiente a un incendio, la comunidad de pino contorta (Pinus Contorta) muestra reacciones distintas frente al fuego. El pino Contorta necesita incendios naturales para regenerarse y mantener sus poblaciones saludables.

    Los Pinus Contorta suelen producir conos cubiertos por resina, los cuales necesitan un desencadenante natural (en este caso, el fuego) para abrirse y liberar las semillas.

    Suprimir los incendios en este ecosistema puede crear una acumulación de material combustible difícil de manejar que podría generar fuegos más intensos en el futuro.

    Ecosistema del bosque boreal y la tundra de Alaska

    El bosque boreal es común en el sur de Alaska y se extiende hacia el norte hasta Fairbanks. La tundra se encuentra en las áreas más elevadas de esta zona y se extiende hacia el norte desde la Cordillera de Brooks hasta el Océano Ártico.

    La frecuencia de fuego de origen natural en Alaska es variada, diversa, y depende de la región, las características del lugar y la vegetación. Los bosques boreales de Alaska se incendian naturalmente a intervalos de entre 24 y 300 años, mientras que la frecuencia de fuego de origen natural de la tundra es mucho menor y varía entre 175 y 1023 años. Debido a las bajas temperaturas de Alaska durante todo el año, la vegetación se descompone muy lentamente y libera nutrientes de forma lenta. Una gran cantidad de nutrientes es liberada después de un incendio en el bosque boreal o la tundra.

    Los incendios en el bosque boreal y la tundra ocurren comúnmente en parches, lo que deja un mosaico en el paisaje.

    Luego de un incendio, aparece la sucesión de plantas. Esto significa que las plantas más pequeñas, como los pastos, comienzan a crecer primero antes de dejar el paso a los arbustos y, finalmente, a los árboles. Para mantener la diversidad ecológica, las comunidades de plantas y animales de Alaska dependen en gran medida de los regímenes de incendios.

    fuente : smokeybear.com

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 17 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder