if you want to remove an article from website contact us from top.

    ¿en qué siglo la salud era vista como el resultado de procesos naturales difíciles de controlar o, en todo caso, directamente dependientes de la voluntad divina?

    Santiago

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    obtenga ¿en qué siglo la salud era vista como el resultado de procesos naturales difíciles de controlar o, en todo caso, directamente dependientes de la voluntad divina? de este sitio.

    SciELO

    Abrir menú

    Brasil

    PORTUGUÊS ENGLISH

    História, Ciências, Saúde-Manguinhos

    Tabla de contenido

    • Hist. cienc. saude-Manguinhos 5 (2) • Oct 1998 •

    https://doi.org/10.1590/S0104-59701998000200002

    COPIAR

    Historia de la salud publica en México: siglos XIX y XX

    Historia de la salud publica en México: siglos XIX y XX History of public health in Mexico: 19th and 20th centuries

    Ana Cecilia Rodríguez de Romo

    Martha Eugenia Rodríguez Pérez

    ACERCA DE LOS AUTORES

    Resúmenes

    During the nineteenth and twentieth centuries, its growth accompanied the country’s political and social changes. In the early half of the nineteenth century, care for the sick depended in part on religious charity. So-called public beneficial care was later introduced and consolidated under president Benito Juárez (1856) and then continued under Porfirio Díaz (1880-1910). The Mexican Revolution (1910-1917) brought the notion that public-health assistance is the State’s social responsibility. Health care and social security are now both part of so-called "institutional medicine," which also encompasses research and teaching on public health. This analysis of public-health care in Mexico examines the question of diseases and their control, the emergence of institutions, and the development of the concept of public health.

    public health; Mexico; history; public assistance; social security

    A evolução da saúde pública mexicana foi gradual. Nos séculos XIX e XX desenvolveu-se paralelamente às mudanças políticas e sociais do país. Na primeira metade do século XIX o cuidado com os doentes dependia parcialmente da caridade religiosa. Depois, instituiu-se a beneficiência pública, consolidada pelo presidente Benito Juárez (1856), forma de atendimento continuada por Porfirio Díaz (1880-1910). A partir da Revolução (1910-1917) surgiu o princípio de assistência pública como obrigação do Estado para com a sociedade. Atualmente, a assistência à saúde, e a seguridade social conjugam-se em um conceito de medicina institucional que compreende a investigação, o ensino e os serviços prestados à sociedade. Este trabalho é uma análise do desenvolvimento da saúde pública mexicana nos dois últimos séculos. Faz referência às doenças e seu controle, ao aparecimento das instituições e à evolução do conceito de saúde pública na história mexicana.

    saúde pública; México; história; assistência; previdência social

    public health; Mexico; history; public assistance; social security

    saúde pública; México; história; assistência; previdência social

    Historia de la salud publica en México: siglos XIX y XX

    Ana Cecilia Rodríguez de Romo

    Martha Eugenia Rodríguez Pérez

    Profesoras investigadoras en Departamento

    de Historia y Filosofía de la Medicina

    Facultad de Medicina

    Universidad Nacional Autónoma de México

    Brasil 33 México 1, D. F.

    C.P. 06020 Fax: 525-526-3853

    RODRÍGUES de ROMO A. C. e PÉREZ, M. E. R.: ‘Historia de la salud publica en México: siglos XIX y XX’. ,

    V(2): 293-310, jul.-out. 1998.

    A evolução da saúde pública mexicana foi gradual. Nos séculos XIX e XX desenvolveu-se paralelamente às mudanças políticas e sociais do país. Na primeira metade do século XIX o cuidado com os doentes dependia parcialmente da caridade religiosa. Depois, instituiu-se a beneficiência pública, consolidada pelo presidente Benito Juárez (1856), forma de atendimento continuada por Porfirio Díaz (1880-1910). A partir da Revolução (1910-1917) surgiu o princípio de assistência pública como obrigação do Estado para com a sociedade. Atualmente, a assistência à saúde, e a seguridade social conjugam-se em um conceito de medicina institucional que compreende a investigação, o ensino e os serviços prestados à sociedade. Este trabalho é uma análise do desenvolvimento da saúde pública mexicana nos dois últimos séculos. Faz referência às doenças e seu controle, ao aparecimento das instituições e à evolução do conceito de saúde pública na história mexicana.

    PALAVRAS-CHAVE: saúde pública, México, história, assistência, previdência social.

    RODRÍGUES de ROMO. A. C. Rodríguez. de PÉREZ, M. E. R.: History of public health in Mexico: 19th and 20th centuries

    História, Ciências, Saúde — Manguinhos,

    V(2): 293-310, Jul.-Oct. 1998.

    Introducción El término ‘salud pública' es reciente. En los primeros años del siglo XX se usaban todavía en México las palabras ‘salubridad’ y ‘beneficencia’. La primera más bien despierta la idea de lo que es bueno para la salud. La segunda se refiere a los servicios de salud que presta el gobierno. El concepto actual de salud pública se usa en todo el mundo y es más complejo. La mayoría de los países coinciden en que la salud pública depende de elementos económicos, políticos, sociales, culturales y ecológicos. En México, al finalizar el siglo XX, la salud pública tiene una posición integral que comprende la relación mutua entre el gobierno y la sociedad en cuestiones de salud ambiental y colectiva, servicios de salud, programas de medicina preventiva y programas contra enfermedades que, por su alta frecuencia o peligrosidad, se convierten en problemas de salud pública (Frenk 1993).Epidemias, leyes sanitarias y nueva regulación de la medicina

    La interfase entre el siglo XVIII y el siglo XIX fue difícil en todo el mundo. En la Nueva España el régimen borbónico introdujo cambios cuyo objetivo era mantener el poder que poco a poco iban ganando los criollos. Entre 1810 y 1821 se realizó la Guerra de Independencia de España y entonces se inició la formación de un nuevo estado mexicano que trató de satisfacer necesidades económicas, políticas, sociales y científicas. En materia de salud, la efervescencia política y social acentuó las condiciones insalubres y no hubo cambios radicales. La influencia española no desapareció de un día para el otro y en materia de higiene pública continuó la tradición de las Ordenanzas o Bandos de Policía y Buen Gobierno, códigos que regulaban las condiciones de vida de los ciudadanos. Quizás por la influencia borbónica modernizadora, el Bando de Policía y Buen Gobierno del 7 de febrero de 1825 se distinguió por su sentido humanitario, sus conceptos de bienestar público y el valor que otorgó a las leyes y a la educación higiénica.

    fuente : www.scielo.br

    SciELO

    Abrir menu

    Saúde Pública

    ESPAÑOL ENGLISH

    Salud Pública de México

    Sumário PDF Atual

    ACTUALIZACIONESiDesarrollo histórico de la epidemiología: su formación como disciplina científica

    Sergio López-Moreno, M.C.,(1) Francisco Garrido-Latorre, M. en C.,(1) Mauricio Hernández-Avila, Ph. D.(2)

    La epidemiología es la rama de la salud pública que tiene como propósito describir y explicar la dinámica de la salud poblacional, identificar los elementos que la componen y comprender las fuerzas que la gobiernan, a fin de intervenir en el curso de su desarrollo natural. Actualmente, se acepta que para cumplir con su cometido la epidemiología investiga la distribución, frecuencia y determinantes de las condiciones de salud en las poblaciones humanas así como las modalidades y el impacto de las respuestas sociales instauradas para atenderlas.

    Para la epidemiología, el término condiciones de salud no se limita a la ocurrencia de enfermedades y, por esta razón, su estudio incluye todos aquellos eventos relacionados directa o indirectamente con la salud, comprendiendo este concepto en forma amplia. En consecuencia, la epidemiología investiga, bajo una perspectiva poblacional: a) la distribución, frecuencia y determinantes de la enfermedad y sus consecuencias biológicas, psicológicas y sociales; b) la distribución y frecuencia de los marcadores de enfermedad; c) la distribución, frecuencia y determinantes de los riesgos para la salud; d) las formas de control de las enfermedades, de sus consecuencias y de sus riesgos, y e) las modalidades e impacto de las respuestas adoptadas para atender todos estos eventos. Para su operación, la epidemiología combina principios y conocimientos generados por las ciencias biológicas y sociales y aplica metodologías de naturaleza cuantitativa y cualitativa.

    La transformación de la epidemiología en una ciencia ha tomado varios siglos, y puede decirse que es una ciencia joven. Todavía en 1928, el epidemiólogo inglés Clifford Allchin Gill1 señalaba que la disciplina, a pesar de su antiguo linaje, se encontraba en la infancia. Como muestra, afirmaba que los escasos logros obtenidos por la disciplina en los últimos 50 años no le permitían reclamar un lugar entre las ciencias exactas; que apenas si tenía alguna literatura especializada, y que en vano podían buscarse sus libros de texto; dudaba incluso que los problemas abordados por ella estuviesen claramente comprendidos por los propios epidemiólogos. Siete décadas después, el panorama descrito por Gill parece diferente, y actualmente ningún avance médico sería completo sin la participación de la epidemiología.

    1. Plagas, pestes, contagios y epidemias

    El estudio de las enfermedades como fenómenos poblacionales es casi tan antiguo como la escritura, y las primeras descripciones de padecimientos que afectan a poblaciones enteras se refieren a enfermedades de naturaleza infecciosa. El papiro de Ebers, que menciona unas fiebres pestilentes ¾probablemente malaria¾ que asolaron a la población de las márgenes del Nilo alrededor del año 2000 a.C., es probablemente el texto en el que se hace la más antigua referencia a un padecimiento colectivo.2 La aparición periódica de plagas y pestilencias en la prehistoria es indiscutible. En Egipto, hace 3 000 años, se veneraba a una diosa de la peste llamada , y existen momias de entre dos mil y tres mil años de antigüedad que muestran afecciones dérmicas sugerentes de viruela y lepra.3,4,5 Dado que la momificación estaba reservada a los personajes más importantes del antiguo Egipto ¾quienes se mantenían relativamente apartados del pueblo¾, no sería extraño que este tipo de afecciones fuera mucho más frecuente entre la población general.

    La aparición de plagas a lo largo de la historia también fue registrada en la mayor parte de los libros sagrados, en especial en la Biblia, el Talmud y el Corán, que adicionalmente contienen las primeras normas para prevenir las enfermedades contagiosas. De estas descripciones, destaca la de la plaga que obligó a Mineptah, el faraón egipcio que sucedió a Ramsés II, a permitir la salida de los judíos de Egipto, alrededor del año 1224 a.C.6

    Muchos escritores griegos y latinos se refirieron a menudo al surgimiento de lo que denominaron pestilencias. La más famosa de estas descripciones es quizás la de la plaga de Atenas, que asoló esta ciudad durante la Guerra del Peloponeso en el año 430 a.C. y que Tucídides relata vivamente. Antes y después de este historiador, otros escritores occidentales como Homero, Herodoto, Lucrecio, Ovidio y Virgilio7,8,9 se refieren al desarrollo de procesos morbosos colectivos que sin duda pueden considerarse fenómenos epidémicos. Una de las características más notables de estas descripciones es que dejan muy claro que la mayoría de la población creía firmemente que muchos padecimientos eran contagiosos, a diferencia de los médicos de la época quienes pusieron escasa atención en el concepto de . Las acciones preventivas y de control de las afecciones contagiosas también son referidas en muchos textos antiguos. Como ya hemos dicho, la Biblia, el Corán, el Talmud y diversos libros chinos e hindúes recomiendan numerosas prácticas sanitarias preventivas, como el lavado de manos y alimentos, la circuncisión, el aislamiento de enfermos y la inhumación o cremación de los cadáveres. Por los Evangelios sabemos que algunos enfermos ¾como los leprosos¾ eran invariablemente aislados y tenían prohibido establecer comunicación con la población sana.

    fuente : www.scielosp.org

    fuente : scielo.isciii.es

    ¿Quieres ver la respuesta o más?
    Santiago 11 day ago
    4

    Chicos, ¿alguien sabe la respuesta?

    haga clic para responder